Es

Nora Abete, directora de Kontsumobide: “Hemos detectado prácticas muy preocupantes en las ventas a domicilio”

29 de junio de 2018

Algunos comerciales ofrecen información falsa como que es “obligatorio” cambiar las bombillas por leds o se hacen pasar por personal sanitario en la venta de colchones

En Euskadi se han recibido más de 1.400 reclamaciones por ventas a domicilio en estos primeros 6 meses. El año pasado se cerró con casi 3.000.

La Directora del Instituto Vasco de Consumo, adscrito al Departamento de Turismo, Comercio y Consumo, ha presentado hoy una campaña informativa sobre las ventas fuera del establecimiento. En la presentación la ha acompañado Yolanda Díez, Concejala del Área de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Bilbao. El objetivo de la campaña es informar sobre los derechos de las personas consumidoras, además de prevenir ante las posibles prácticas poco claras de algunos comerciales que visitan los domicilios.

El año pasado se recibieron en Euskadi (contabilizando las de Kontsumobide, OMIC y Asociaciones de Consumidores) 2.934 reclamaciones por temas relacionados con ventas a domicilio. Supuso un incremento del 38% respecto al año anterior, lo que en palabras de Nora Abete “nos alarma este crecimiento. Hemos detectado prácticas muy preocupantes. Algunos comerciales dirigen sus ventas, de forma casi exclusiva, a las personas mayores que viven solas”.

Las reclamaciones en esta materia suponen un 12% del total. En los 6 primeros meses de 2018 se han recibido ya 1.465 reclamaciones, quejas y denuncias sobre esta temática.

Como ha explicado la directora el fin de Kontsumobide es defender los derechos de las personas consumidoras otorgándoles el protagonismo de su propia defensión. “Es fundamental formar e informar a la ciudadanía para que conozcan y ejerzan sus derechos, por ello esta campaña es especialmente importante porque, además, afecta a colectivos especialmente vulnerables”.

En este sentido, Nora Abete ha expuesto que la campaña, que comienza en julio, se basará en la edición de un folleto informativo y la emisión de cuñas de radio, así como microespaciones en televisión. Se presentará también en San Sebastián el 3 de julio y en Vitoria-Gasteiz el 11 de julio.

El folleto, que se repartirá en las oficinas de consumo, centros municipales y centros de salud, traslada a la ciudadanía cuatro situaciones que se pueden dar en las visitas a domicilio: la venta de productos relacionados con la salud; otros productos como enciclopedias, colecciones de libros, bombillas led, etc.; los suministros de electricidad y gas; y las falsas revisiones de gas.

Kontsumobide aconseja extremar la prudencia ante la conducta de comerciales que intentan vender o contratar puerta a puerta. Por ello, recomienda evitar la presión comercial: antes de comprar o firmar nada, se debe pensar si realmente se necesita y, en caso afirmativo, comparar con otras opciones del mercado.

En cualquier caso, se sugiere no firmar ni aceptar ningún contrato sin la debida reflexión y sin leerlo  con tranquilidad. También, se recuerda que no se deben facilitar datos personales ni bancarios.

Por otro lado, quienes compren o firman contratos fuera de establecimiento comercial tienen derecho a echarse atrás y romper el contrato. El plazo general para el desistimiento es de 14 días. Ante cualquier eventualidad o para recabar información, se aconseja recurrir a Kontsumobide, a una Oficina Municipal de Consumo o a las asociaciones. 

Por su parte, la concejala delegada del Área de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Bilbao, Yolanda Díez, ha aludido a la colaboración interinstitucional y ciudadana como clave, a la vez que ha insistido en el mensaje de cabecera “con el que trabajamos y que no es otro que el consumo responsable. Hay que escribirlo en mayúsculas porque debemos practicarlo en esta magnitud, las instituciones, las personas consumidoras y, por supuesto, también las vendedoras”.

La edil bilbaína ha puesto el acento en la necesidad de trabajar el consumo desde la “triple perspectiva de la responsabilidad, la sostenibilidad y la solidaridad para que todos y todas seamos compradores formados, especialmente cuando hablamos de colectivos más sensibles como pueden ser las personas mayores, por ejemplo”.

En este sentido, Yolanda Díez ha vuelto a poner a disposición de la ciudadanía la nueva Oficina de Atención Ciudadana al Consumo complementaria a la OMIC, la única de estas características pública que opera en Euskadi. Se encuentra ubicada en el número 22 de la calle Esperanza, en un local cedido por Viviendas Municipales de Bilbao en pleno corazón urbano.

 

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Cargos asistentes al acto