Es

Artolazabal: “Los retos que Euskadi tiene en materia social requieren que las políticas públicas incrementen valores y solidaridad, prevean y eviten situaciones de vulnerabilidad”

11 de junio de 2018
  • Conferencia del Consejo de Municipios y Regiones de Europa (CMRE) en Bilbao
  • 500 alcaldesas y alcaldes, líderes locales y regionales, instituciones europeas y organismos internacionales de 40 países de Europa,  América, África y Asia.
  • Las delegaciones más numerosas proceden de Alemania, Suecia, Bélgica, Francia y Finlandia, avanzados en políticas de igualdad y bienestar social.
  • La Consejera Artolazabal expone la ponencia ““El modelo vasco de gobierno multinivel”

 

Bilbao 11 06 18

La Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal,  ha comentado que “los tres retos que Euskadi tiene ante sí en materia social requieren que las políticas públicas, además de atender las necesidades de la ciudadanía, sirvan para incrementar valores y solidaridad; prevean actuaciones con pactos sociales sólidos para evitar y reducir el envejecimiento demográfico y eviten situaciones de vulnerabilidad adaptando las estructuras actuales a nuevas necesidades”.

Artolazabal ha participado en la Conferencia del Consejo de Municipios y Regiones de Europa (CMRE) celebrada en Bilbao junto al Lehendakari Urkullu y 500 alcaldes y alcaldesas, líderes locales y regionales, instituciones europeas y organismos internacionales de 40 países de Europa,  América, África y Asia. La Sailburu ha expuesto la ponencia titulada “El modelo vasco de gobierno multinivel”.

“Hay muchas otras dimensiones emergentes que precisan de reflexión y consenso. Euskadi será en el futuro lo que nuestra ciudadanía quiera, una vez de que decidamos sobre diagnósticos sólidos lo que deseemos ser colectivamente” ha indicado Beatriz Artolazabal acompañada por la viceconsejera de Políticas Sociales Lide Amilibia y el director Emilio Sola.

Según Artolazabal “no podemos permitir que la solidaridad y la empatía queden en peligro de extinción. En Euskadi, 3 de cada 4 euros se destinan a gasto social. La igualdad de oportunidades y la protección a la persona más débil subyace en las políticas que desarrollamos como País y para que estas políticas puedan perdurar en el tiempo, necesitamos personas solidarias que crean en los sistemas de protección de que nos hemos dotado”.

Solidaridad

“La retroalimentación en valores es indispensable. Es imposible articular la solidaridad sin personas solidarias, de la misma forma que es imposible la democracia sin demócratas” ha explicado la Consejera Artolazabal en el palacio Euskalduna. “   Nuestra sociedad es cada vez más envejecida; está más plagada de riesgos sociales. Hay que imaginarse desarrollos futuros de nuestra ciudadanía para detectar cuáles van a ser las necesidades futuras. Este tipo de previsiones y sus respectivas soluciones sólo se pueden hacer con pactos sociales sólidos”.

 Según ha explicado Artolazabal en su ponencia, “la crisis financiera y económica de 2008 ha generado una involución en el proceso de convergencia de los Estados miembros de Unión Europea y ha acentuado las desigualdades sociales, aunque los sistemas de bienestar han amortiguado parcialmente el impacto negativo. Es verdad que existen unas tendencias a largo plazo que amenazan con alterar de forma persistente los avances en materia de derechos sociales logrados en toda la Unión”.

En una intervención en la que la Sailburu ha aludido al Pilar Europeo de los Derechos Sociales, Artolazabal ha indicado que “nos encontramos en un escenario complejo y cambiante y nos enfrentamos a retos comunes para todos los Estados miembros y a las regiones y Países como el nuestro y es aquí, en los países y regiones, donde nos encontramos directamente ante la necesidad de diseñar sistemas de protección social universal, que protejan de la pobreza y de las privaciones, que ofrezcan oportunidades de proyectos de vida exitosos a todas las personas y que estos resulten eficaces y sostenibles”.

“Las últimas décadas que estamos viviendo están caracterizadas por la globalización y desde la responsabilidad que tenemos de la gestión de las políticas públicas, considero que en Euskadi tenemos que ser conscientes de las oportunidades que se nos abren ante este escenario globalizado. Así podemos adelantarnos y, al mismo tiempo, hacer frente a los aspectos negativos y los retos que se nos presentan” ha añadido Artolazabal.

Globalización

Según ha detallado la Consejera “el libre comercio, la industrialización, la globalización económica, tienen su lado bueno y también acarrean riesgos a los que no debemos perder la pista. Hay aspectos positivos que derivan de este contexto globalizado ya que nos encontramos con una mayor diversidad social y cultural; estamos asimilando principios y valores que traspasan las fronteras y superan los desencuentros entre culturas que se hayan podido producir en el pasado y la información global permite mantener relaciones a pesar de la distancia”.

Beatriz Artolazabal considera que “las regiones, países y gobiernos subestatales jugamos un papel directo y altamente eficaz en la tarea de la protección social ya que estamos muy cerca de cada persona. Por todo ello, tanto el Gobierno Vasco como el resto de las administraciones públicas de Euskadi, entendemos que por pragmatismo y por priorizar la búsqueda del bien superior de la ciudadanía es necesaria la colaboración activa y el impulso y promoción de espacios que favorezcan este compromiso.

“Para resolver eficientemente estos retos, es indispensable una colaboración multilateral activa, de lo contrario, la búsqueda de soluciones no prosperará. Esta opción -la colaborativa- no está exenta de dificultades y es la más pragmática. El hecho de participar de un clima de confluencia de voluntades, confianza mutua y cooperación es la mejor opción para las personas más vulnerables de la sociedad” ha recalcado.

En su llamada a la colaboración entre instituciones Artolazabal ha destacado que “la perspectiva de colaboración activa debe tener un carácter transversal sustentada en unos principios básicos basados en la dignidad de las personas; la Solidaridad para entender que la exclusión social no es un problema únicamente de la persona; la Ética y equidad; el Liderazgo y la responsabilidad pública; la Colaboración y la Eficacia y eficiencia, dotando a los derechos sociales de eficacia y eficiencia”.

“Afortunadamente, en Euskadi, contamos con una arquitectura normativa que reconoce las funciones de cada uno de los niveles administrativos, otorgándoles a cada uno de ellos competencias y obligaciones y contamos con una estructura normativa consolidada en la que se asientan las bases del Estado de Bienestar que promueven los Tratados fundacionales de la Unión Europea” ha señalado la Consejera.

Pilar Social

Entre otras, Artolazabal ha recordado las leyes de Servicios Sociales, de Garantía de Ingresos y para la Inclusión Social, del Tercer Sector Social, de Apoyo a las Familias, de atención y protección a la Infancia y la Adolescencia, de Ordenación Sanitaria, de la Escuela Pública Vasca, para la Igualdad de Mujeres y Hombres, y la de Vivienda, “que forman los pilares de la arquitectura de la que se ha dotado la Comunidad Autónoma de Euskadi y se alinean perfectamente con el Pilar Europeo de los Derechos Sociales”.

Artolazabal ha explicado a los delegados internacionales el Sistema de Servicios Sociales “en el que tienen competencias y obligaciones directas los tres niveles administrativos vascos y que reconoce el derecho subjetivo que tiene la ciudadanía vasca a los servicios y prestaciones como sistema universal, equitativo, de responsabilidad pública y gestión mixta que pone a disposición de la ciudadanía una red pública de atención dirigida a favorecer la integración social, la autonomía y el bienestar social de todas las personas, familias y grupos”.

Artolazabal ha considerado importante “el hecho de tener presente que en todos los países de Europa el riesgo de pobreza se está desplazando de forma creciente a las familias con hijos a cargo y a las personas jóvenes, combatir esa situación es el nuevo reto. Así,  el sistema vasco de Garantía de Ingresos y para la Inclusión Social se coordina y complementa con otros sistemas de protección con el objetivo de prestar una atención integral y centrada en la persona”.

Asimismo la Consejera ha explicado el Plan Vasco de Inclusión, uno de los temas principales de esta Conferencia y se ha referido a “la inmigración como una realidad presente y futura que ha llegado a Euskadi y a Europa y lo seguirá haciendo”. Artolazabal ha felicitado a Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz en 1992,  asistente al encuentro.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Cargos asistentes al acto