Es

Artolazabal: “La Estrategia de Promoción del Tercer Sector Social aumentará la capacidad vasca ante retos y necesidades de diversos colectivos en la construcción de una sociedad solidaria y cohesionada”

12 de junio de 2018
  • Presenta la Estrategia de Promoción del Tercer Sector Social de Euskadi en el Parlamento Vasco
  • “Descansa sobre un modelo de sociedad y desarrollo basados en la cooperación público-social, el diálogo civil y el modelo mixto de cooperación público-social”
  • El TSS de Euskadi está formado por 3.500 organizaciones -2.000 en Bizkaia, 1.000 en Gipuzkoa y 500 en Araba- en las que trabajan 36.000 personas remuneradas con contrato -el 4% de la población ocupada- y 125.000 personas voluntarias.
  • El volumen económico gestionado por las organizaciones en 2013 fue de 1.451 millones de euros, lo que representa un 2,2% del PIB vasco

VG 12 06 18

La Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, ha indicado esta mañana en el Parlamento Vasco que “es la primera vez que se pone en marcha en Euskadi una Estrategia de Promoción del Tercer Sector Social cumpliendo un mandato legal que desarrollamos en un proceso de gran participación y de calidad lo que implica aumentar la capacidad de la sociedad vasca para responder a algunos de los grandes retos y necesidades de diversos colectivos en la construcción de una sociedad solidaria y cohesionada”.

Beatriz Artolazabal ha detallado en la Cámara Vasca, junto a la viceconsejera Lide Amilibia y el director Emilio Sola, el contenido de la Estrategia de Promoción del Tercer Sector Social dirigida a “fortalecer al Tercer Sector Social de Euskadi y promover la cooperación público-social”.

Según la Sailburu Artolazabal “desarrollar el Tercer Sector Social de Euskadi es avanzar en la construcción de una sociedad más justa y solidaria, igualitaria y cohesionada, democrática y participativa, centrada en las personas, orientada al bien común, sostenible, innovadora y con capacidades instaladas para construir de manera proactiva su futuro desde la colaboración. El avance e integración del Tercer Sector Social de Euskadi responde a la construcción y desarrollo del Pilar Europeo de los Derechos Sociales”.

“La Estrategia del Tercer Sector Social de Euskadi descansa sobre un modelo de sociedad y desarrollo basada en la cooperación público-social, el diálogo civil y el modelo mixto de cooperación público-social para la provisión de servicios de responsabilidad pública en el ámbito de la intervención social” ha detallado.

“Todo ello desde nuestro reconocimiento al Tercer Sector Social Vasco, a su experiencia y el valor de su contribución, histórica y actual, para las personas destinatarias y para los propios sistemas de responsabilidad pública y su configuración y consolidación. Con estas acciones Euskadi se configura como una sociedad más cohesionada en la Europa del futuro” ha señalado la Sailburu.

Definición

La definición de “Tercer Sector Social” hace referencia al sector de la economía que no es el sector público de las administraciones que dan servicio a la ciudadanía (primer sector) ni tampoco el sector mercantil-lucrativo de las empresas (segundo sector). El Tercer Sector Social es el integrado por organizaciones de iniciativa ciudadana y sin ánimo de lucro, que impulsan el interés general y la defensa de los derechos de todas las personas, con especial atención a aquellas que están en situación de mayor vulnerabilidad.

La base social de las organizaciones del Tercer Sector Social de Euskadi está compuesta mayoritariamente por voluntariado, por personas y grupos afectados por distintas condiciones de exclusión, discapacidad, dependencia o desprotección, por personas asociadas y profesionales remuneradas. Estas entidades realizan actividades de interés general en el ámbito de la intervención social, es decir, de los servicios sociales, el acceso al empleo y cualquier otra actividad desarrollada para facilitar a todas las personas el ejercicio efectivo de los derechos civiles, económicos, sociales y culturales, en condiciones de igualdad y no discriminación.

“El Tercer Sector Social de Euskadi constituye un activo fundamental de la sociedad vasca y su contribución resulta imprescindible para construir una sociedad que sea justa, solidaria, igualitaria, cohesionada, democrática y participativa. Responde de manera adecuada, integral, cercana, personalizada y participativa a las necesidades sociales, desde la colaboración entre sectores y con la participación de las propias personas, familias, colectivos o comunidades destinatarias” ha explicado Beatriz Artolazabal.

Artolazabal ha explicado que la Estrategia “ha sido elaborada por el Gobierno Vasco, en colaboración con las organizaciones y redes del TSSE, a través de la Mesa de Diálogo Civil de Euskadi; se concibe, dada la ambición de sus objetivos y actuaciones, como una estrategia marco, que ha de servir para la elaboración de varios planes de legislatura que la desplieguen; incluye actuaciones de cada agente -GV, TSSE- y actuaciones en colaboración, así como los mecanismos de coordinación a tal fin; y c ontempla 9 áreas, añadiendo el área de Identidad a las 8 que establece la Ley de Tercer Sector Social de Euskadi”.

El proceso de definición y elaboración de esta estrategia se ha desarrollado en tres fases de documentación, de elaboración de un primer borrador y otro segundo con las aportaciones recibidas en la fase anterior. La estrategia articula, por primera vez, la acción de promoción del TSSE de diversos departamentos del Gobierno Vasco.

La estrategia, de acuerdo con lo previsto en  la Ley del Tercer Sector Social, se sustenta en un diagnóstico, para cuya elaboración se han tenido en cuenta los datos del Libro Blanco del Tercer Sector Social de Euskadi, finalizado en 2015; y el análisis cualitativo realizado en los talleres (grupos de discusión) dinamizados con organizaciones y redes dentro del proceso de elaboración de la estrategia.

Cifras

Se estima que el Tercer Sector de Euskadi está formado por 3.500 organizaciones (2.000 en Bizkaia, 1.000 en Gipuzkoa y 500 en Araba) en las que trabajan 36.000 personas remuneradas con contrato (el 4% de la población ocupada en Euskadi) y 125.000 personas voluntarias.

 Un 87% de las organizaciones están compuestas mayoritariamente por voluntariado y un 46% están compuestas íntegramente por personas voluntarias. El 54% cuenta con personal remunerado, pero sólo en un 13% el personal remunerado supera al voluntariado. El perfil de las personas empleadas es una mujer (68,24%) menor de 50 años (82,91%), universitaria (66,14%), con una antigüedad de más de 5 años (59,55%) y que desempeña tareas de intervención (85,26%).

Entre las personas voluntarias, predominan las mujeres (56,52%), las personas con estudios universitarios (43,08%) y las que desempeñan tareas de intervención directa (82,13%), si bien la distribución por edad es más equilibrada (las personas mayores de 65 años suponen el 21,92%) y la antigüedad, algo menor (el 51,92% lleva menos de 5 años en la entidad). Cuatro de cada diez dedican menos de cinco horas semanales al voluntariado.

Las organizaciones cuentan con una base social media de 316 personas, si bien en la mitad de los casos es inferior a 100. En cuanto a la forma jurídica, el 89,62% son asociaciones. Un 42% tiene más de 20 años de trayectoria, mientras que un 13% comenzó su andadura hace menos de 5 años.

“Se trata de un sector vivo. La actividad de 8 de cada 10 no trasciende la Comunidad Vasca. El 35% trabaja a nivel de Territorio Histórico y un 27% adicional en un ámbito geográfico inferior.  En general, son organizaciones de carácter local, y vinculadas al Territorio. El volumen económico gestionado por las organizaciones en 2013 fue de 1.451 millones de euros, lo que representa un 2,2% del PIB vasco.  El 32% de las organizaciones maneja presupuestos de 12.000 euros o menos” ha detallado Artolazabal.

El 45% de la financiación del sector es de origen privado y la financiación propia alcanza el 38% (donaciones, prestación de servicios y venta de productos, descontando las subvenciones de entidades privadas y otras privadas). Un 42% dispone de más ingresos privados que públicos y un 12% no dispone de ingresos públicos. Un 13% depende de una sola fuente de ingresos, mientras que otro 21% tiene cinco o más.

Según Artolazabal “el análisis de datos recogidos de una muestra estadísticamente representativa y la reflexión sobre la situación compartida con las propias organizaciones y redes del sector nos ha permitido identificar 10 retos, cada uno de los cuales se relaciona con una serie de claves que forman parte de una visión del TSSE”.

La visión que ha derivado de este proceso de diagnóstico indica que Euskadi cuenta con un Tercer Sector Social diverso; con capacidad de promover alternativas transformadoras; que mantiene un vínculo fuerte entre organizaciones y personas que las integran y que ofrece empleo de calidad; sostenible y autónomo; fortalecido y coherente; transparente y reconocido; relacionado y aliado con otros agentes, estrechando lazos internamente y que está bien articulado.

La Estrategia tiene un carácter interdepartamental e incluye actuaciones novedosas que el Gobierno Vasco y el Tercer Sector Social de Euskadi pretenden realizar para el Despliegue de las estrategias de promoción del TSS, forales y locales y el Impulso del diálogo civil con el conjunto del sector público, a nivel ejecutivo y legislativo -Parlamento Vasco y Juntas Generales-, si bien la primera actuación recoge expresamente lo relativo al diálogo civil, y a la transversalización de la EPTSSE, en relación al Gobierno Vasco.

Para la actual Legislatura el departamento de Empleo y Políticas Sociales ha priorizado 12 iniciativas: Impulso de la transversalidad de la colaboración del Gobierno Vasco  con el Tercer Sector Social y fortalecimiento de la Mesa de Dialogo Civil;  Seguimiento, impulso y valoración del despliegue del modelo mixto (cooperación público-social), en el ámbito de la intervención social; Impulso del régimen de concierto social y los convenios para formalizar la cooperación del sector en la provisión de servicios de responsabilidad pública en el ámbito de la intervención social; Refuerzo e impulso del modelo comunitario de atención en las organizaciones del Tercer Sector Social; Análisis y mejora de las subvenciones y ayudas del Departamento y unificación en una sola convocatoria de las líneas recuperando la línea de gestión del conocimiento; Plan de promoción de infraestructuras sociales, vinculadas a la provisión de servicios de responsabilidad pública y a otras actividades de interés general de las organizaciones del Tercer Sector en el ámbito de la intervención social; Clarificación del alcance de las obligaciones y derechos de las organizaciones; Identificación, reconocimiento y promoción del valor total y del valor añadido del Tercer sector social  y de las organizaciones; Impulso de una iniciativa para dar a conocer el Tercer Sector Social de Euskadi, su realidad y contribución; Impulso de acciones para la mejora del registro y de la disponibilidad de datos registrales sobre las organizaciones y redes del Tercer sector;  Puesta en marcha de un ciclo periódico de investigación y evaluación sobre la situación del Tercer Sector Social de Euskadi, las medidas de promoción y el despliegue de la estrategia; y activación del Observatorio Vasco del Tercer Sector Social.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto