Es

Artolazabal: “La Estrategia Vasca para Personas Sin Hogar adopta la perspectiva de género para tener en cuenta las necesidades específicas de las mujeres”

1 de junio de 2018
  • El hecho de dormir en la calle expone a las mujeres a mayores situaciones de riesgo; el 20% de estas mujeres afirma haber sufrido agresiones sexuales
  • El 49% de las encuestadas dicen haber sufrido insultos o amenazas; un 45% ha experimentado robos dinero o pertenencias; y un 30% agresiones físicas
  • Deusto, inauguración de la jornada ‘Buenas prácticas de acompañamiento a mujeres en situación de exclusión social’

Bilbao, 01/06/2018

Beatriz Artolazabal, Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco ha remarcado hoy la especial vulnerabilidad de las mujeres en situación de exclusión residencial grave y ha recordado que “la Estrategia Vasca para Personas Sin Hogar 2018-2021 adopta la perspectiva de género para tener en cuenta las necesidades específicas de las mujeres sin hogar”. La Sailburu ha participado en la Jornada ‘Buenas prácticas de acompañamiento a mujeres en situación de exclusión social’ organizada por Bizitegi, la Universidad de Deusto y el Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco.

La Consejera ha recordado los resultados del último recuento nocturno, realizado la noche del 26 al 27 de octubre de 2016, que señalan que fueron localizadas un total de 2.009 personas sin hogar en Euskadi: de ellas, 504 -el 25,1%- eran mujeres. 21 de estas mujeres dormían, ese día, en calle. “Son menos, pero las mujeres sin hogar presentan generalmente un mayor grado de exclusión social, así como un nivel de deterioro más grave, desde el punto de vista de la salud y de las relaciones personales, que la población masculina” ha insistido Artolazabal.

De hecho, según los datos obtenidos en ese recuento, el 20% de las mujeres que en alguna ocasión han dormido en la calle afirma haber sufrido agresiones sexuales, frente a un 2% de los hombres. Además, hasta un 49% de las mujeres afirman haber sufrido insultos o amenazas; un 45% ha experimentado robos de dinero o pertenencias; y un 30% agresiones físicas. Datos, a juicio de la Consejera, “muy preocupantes”.

Para hacer frente a esta realidad, la reciente Estrategia Vasca para Personas Sin Hogar, “que recientemente hemos respaldado las instituciones del País mediante un Acuerdo interinstitucional para su desarrollo”, dedica un eje al refuerzo de la perspectiva de género en las políticas de prevención y abordaje de la exclusión residencial, con cinco directrices específicas.

Directrices

Según ha detallado Artolazabal estas directrices son cinco y, la primera de ellas, prevé que, “para la realización de los Mapas de Servicios Sociales de cada Territorio Histórico, reservar un número determinado de los centros de alojamiento previstos para ser utilizados de forma exclusiva por mujeres en situación de exclusión residencial. El personal adscrito a tales centros –incluyendo el personal de seguridad− debería ser además, fundamentalmente, femenino”.

La segunda recomendación impulsa “la especialización de los profesionales de los servicios de intervención socioeducativa y psicosocial, así como a los profesionales encargados de las funciones de gestión de casos en los Servicios Sociales de base, en los procesos de orientación y acompañamiento a las mujeres en situación de exclusión residencial grave”.

“Elaborar guías o manuales de buenas prácticas para la introducción de la perspectiva de género en el conjunto de los centros destinados a las personas en situación de exclusión residencial grave, al objeto de que los centros mixtos sean capaces de dar una respuesta a las necesidades específicas de las mujeres” es el tercer aspecto previsto.

Asimismo, se recomienda “la realización de planes de igualdad en el conjunto de las entidades que trabajan en el ámbito de la atención a personas en situación de exclusión residencial grave, orientados tanto a garantizar la igualdad entre los y las profesionales como entre las personas usuarias”.

Por último, las directrices proponen “impulsar el desarrollo de grupos de ayuda mutua entre mujeres que están, o han estado, en situación de exclusión residencial grave”.

En el encuentro participan, además de Beatriz Artolazabal, la Viceconsejera Lide Amilibia, el director Emilio Sola, Aitor Ipiña, Gerente de Bizitegi, Iñigo Pombo, y Teresa Laespada. El informe realizado por Bizitegi  “Mujeres y exclusión residencial” ha sido presentado por  Pablo Ruiz, director Técnico de Bizitegi, Itziar Gandarias y Miguel Ángel Navarro, docentes de la Facultad de Psicología y Educación de Deusto.

Otros temas expuestos han sido el proyecto Metzineres (Fundación Salud y Comunidad, Barcelona) o los Entornos de Cobijo para Mujeres que Usan Drogas Sobreviviendo a Violencias, con la presencia de Aura Roig,  Laura Carrasco, Sonia Panadero y Sonia Carrasco.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Cargos asistentes al acto