Noticias Cultura
Es

La Ermita de Nuestra Señora de Udiarraga declarada Bien Cultural Calificado (Acuerdo del Consejo de Gobierno del 18-01-2011)

18 de enero de 2011

Decreto por el que se califica como Bien Cultural, con la categoría de Monumento, la Ermita de Nuestra Señora de Udiarraga, en Ugao-Miraballes (Bizkaia).

A propuesta de la consejera de Cultura, el Consejo de Gobierno ha aprobado el Decreto por el que se declara la Ermita de Nuestra Señora de Udiarraga en Ugao-Miraballes (Bizkaia) como Bien Cultural Calificado con la categoría de Monumento. El ámbito de delimitación de la protección incluye, por un lado, el propio edificio en sí y, por otro, el entorno urbanizado que lo circunda.

La delimitación propuesta viene justificada por la necesidad de preservar los valores ambientales, estéticos y visuales del entorno de la ermita de Nuestra Señora de Udiarraga. Dentro de la estructura de la villa, forma parte de un espacio urbano ubicado en un lugar destacado. La debida protección y puesta en valor del bien implica la protección de espacios adyacentes a la ermita sin los cuales no se entiende su carácter ceremonial originario, la unidad del propio conjunto y su inclusión en la trama urbana.

Ermita

La ermita existente de Nuestra Señora de Udiarraga, situada en el casco de la villa, es posterior a la primitiva demolida en 1776 y que existió en el monte conocido como Udiarraga dentro del término de Ugao-Miraballes.
El estado de ruina del santuario medieval propició la reedificación de una nueva ermita, en la actual ubicación, cercana a calzada del camino real de Castilla y a la población.

Se concluyó en 1779 y en sus más de 200 años de existencia, ha sufrido alguna transformación como la casa cural que se le adosó al sur en época bastante contemporánea. En una reforma reciente se ha eliminado la construcción adosada, que envolvía toda la cabecera, sin embargo, la actuación adosa un nuevo edificio de una altura.

El diseño y redacción del proyecto fue realizado en 1776 por el maestro arquitecto Juan de Iturburu interviniendo como constructor, para el remate de la obra el maestro Martín de Zabala.

La fachada es el elemento que mejor la define. La portada principal, de estilo rococó, se orienta hacia el camino original de la villa y se enmarca con pilastras toscanas rematadas por un entablamento liso con cornisa moldurada, que recorre perimetralmente el edificio. La composición se remata, en su parte superior, con una espadaña de dos cuerpos con líneas curvas enlazando los contrafuertes y lateralmente, dos estribos con chapeado avolutado, de marcado estilo barroco, contribuyen dinamizando la composición.

En el cuerpo bajo, de la fachada principal, se abren tres vanos adintelados. En el eje sobre el acceso central se abre un óculo moldurado y abocinado en la parte superior cerrado con una reja radial.

La espadaña consta de un cuerpo bajo de dos vanos y uno superior de uno, todos ellos para campanas. Los entrepaños del cuerpo central bajo presentan placa recortada lisa y alfeizar. Cañones sobre capiteles de placa conforman las cobijas de las campanas y con este mismo criterio formal se realiza el vano superior. La composición se corona con un frontón triangular en cruz y veleta.

La ermita dispone de un segundo acceso adintelado recercado con placa lisa y centrado en el tramo primero del lado de la epístola. Su puerta es de dos hojas asimétricas con el montante jónico tallado y en la actualidad se encuentra inutilizado.

La fábrica está aparejada en mampuesto visto de piedra arenisca y cantos de río con mezcla de mortero y atiende a una de las constantes de la arquitectura barroca vasca: la severidad. El aparejo del zócalo es a base de grandes sillares de caliza, mientras que en el área de fachada, vanos, pilastras y espadaña, son de sillería arenisca muy regularmente labrada.

Interiormente el templo dispone de una amplia nave distribuida en dos tramos prácticamente iguales más tramo de crucero con brazos acusados y cabecera ochavada de cinco paños. A los pies se sitúa el coro con frente de tres tramos de arcos que cargan en dos pilares. La solería del coro es de madera, como también el barrotaje torneado del antepecho. La sacristía se sitúa en un pequeño espacio acogido al brazo izquierdo del transepto.

Los muros enlucidos y pincelados imitando sillería junto con pilastras toscazas conforman la estructura portante que soporta fajones de medio punto que parcelan la bóveda en tramos. En lo ángulos del ábside y del crucero, los soportes son ménsulas de vaso.

Los dos tramos de la nave y el crucero se coronan con bóveda de cañón, penetradas por lunetos, mientras que la capilla mayor se cubre con aristas radiales.

La iluminación se realiza fundamentalmente a través de vanos situados en los brazos del crucero y a ambos lados de la nave. Los vanos son adintelados con leve abocinamiento hacia el interior. Un óculo moldurado y abocinado se ubica sobre el coro, en el hastial.

Bienes muebles vinculados

Retablo de fines del XVII (1680-1681), procedente de la antigua ermita de donde fue trasladado en el XVIII a la nueva ubicación. Obra de los maestros arquitectos cántabros Pedro de Lainz Mazo y Juan Alonso de Viadero, se trata de uno de los primeros retablos del barroco ornamentado en Bizkaia.

Es una obra de madera de nogal que consta de banco, cuerpo y ático con tres calles enmarcadas por columnas salomónicas decoradas con vides. Lleva machón recurvado en el cierre, profunda hornacina central y hornacinas laterales con cartelas en el tambanillo. Flanqueando el remate, figuran sendos escudos de Castilla y el antiguo de Miraballes.

En el cuerpo del retablo en la calle central se ubica la imagen gótica de Andra Mari de Udiarraga. Se trata de una talla del siglo XIV, en actitud orante y que ha conocido varias restauraciones. En los laterales se encuentran las imágenes de San José con niño y San Antonio de Padua, coetáneas al retablo; y en el ático una representación renacentista de Cristo Crucificado.

El retablo conserva policromía coetánea, dorada y con algún estofado en elementos ornamentales.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados