Noticias Lehendakaritza
Es

El Gobierno Vasco y la Cátedra de DDHH de la UPV/EHU presentan un informe sobre la desaparición de tres jóvenes coruñeses en marzo de 1973 que siguen en paradero desconocido

24 de marzo de 2018
  • El informe se enmarca en el convenio de colaboración suscrito entre el Ejecutivo Vasco y la Cátedra de Derechos Humanos y Poderes Públicos de la UPV/EHU
  • La presentación de este informe busca otorgar reconocimiento institucional a las familias de José Humberto Fouz, Jorge Juán García y Fernando Quiroga
  • El Gobierno Vasco pide que quién disponga de cualquier dato o información sobre lo que ocurrió, lo comunique

El Gobierno Vasco y la Cátedra de Derechos Humanos y Poderes Públicos de la UPV/EHU han presentado esta mañana un informe sobre la desaparición de tres jóvenes coruñeses el 24 de marzo de 1973: José Humberto Fouz, Jorge Juán García y Fernando Quiroga. En el informe se recoge una cronología del caso, una descripción de la actividad judicial y unas reflexiones finales en torno a la actuación de las autoridades. La presentación de este documento busca otorgar reconocimiento institucional a las familias de los desaparecidos por el daño injusto sufrido y solicitar a quien disponga de información relativa al caso que la comunique.

El informe sobre el caso de los tres desaparecidos en marzo de 1973, ha sido presentado esta mañana en la sede del Gobierno Vasco, en Donostia. En la presentación han estado el Secretario General de Convivencia, Derechos Humanos y Cooperación, Jonan Fernández y las personas responsables de la redacción del documento: Bertha Gaztelumendi y Jon Mirena Landa, director del informe y responsable de la cátedra. El informe se enmarca en el convenio de colaboración suscrito entre el Ejecutivo Vasco y la Cátedra de Derechos Humanos y Poderes Públicos de la UPV/EHU.

Contenido del informe

La versión periodística más extendida, aunque poco solvente por su constante variación en la versión de los hechos, en aquellos primeros momentos fue que tres jóvenes gallegos se dirigieron a Biarritz la tarde del 24 de marzo de 1973 y refugiados vascos los confundieron con policías españoles. Les agredieron, los introdujeron en un coche, los mataron y los hicieron desparecer. A lo largo de 40 años se abrieron dos investigaciones judiciales y ambas se cerraron.

Una de las reflexiones extraídas tras el análisis cronológico del caso es que la investigación tanto en Francia como en España fue “muy deficiente”, que existió “falta de interés” y “falta de contraste” entre las informaciones periodísticas y actuaciones judiciales.

El informe defiende que “la desaparición es actual” y el delito sigue cometiéndose ya que “hoy se sigue sin saber cuál es el paradero de los tres gallegos”. Su ausencia sigue produciendo sufrimiento a las familias.

Sus autores afirman que este documento “no puede aspirar a proporcionar la respuesta que el derecho a la verdad demandaría”, pero sí puede contribuir a “un mayor conocimiento y reconocimiento social, político e institucional de un caso de triple desaparición” que ha permanecido “oculto y ausente en el debate sobre violaciones de derechos humanos”.

Reconocimiento por el daño injusto sufrido

En la presentación, el Secretario General de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación del Gobierno Vasco, Jonan Fernandez  ha manifestado que “este informe constituye un apoyo explícito a la exigencia de clarificación del pasado en este caso. Representa una contribución a una memoria crítica y compartida de lo ocurrido”. Así como “un acto de reconocimiento institucional a las familias de José Humberto, Jorge Juan y Fernando. Un reconocimiento por el daño injusto sufrido, agravado por el olvido padecido. Por eso, es también expresión de solidaridad intensa y cercana por el carácter interminable que este padecimiento tiene en los casos de desaparición”.

Llamamiento del Gobierno Vasco

En opinión del Gobierno Vasco: “Ni podemos ni debemos renunciar a que estas tres familias puedan tener acceso al Derecho a la Verdad, al derecho a saber qué ocurrió. Han pasado 45 años. El único modo de que estas familias puedan encontrar un poco de alivio y una aproximación a la verdad es saber qué ocurrió con sus tres familiares y donde se encuentran. Un medio de poder saberlo es que quién pueda tener alguna información la comunique”.

En este sentido, el Gobierno Vasco hace un llamamiento: “por humanidad y por empatía con el sufrimiento de sus familias pedimos que quién disponga de cualquier dato o información sobre lo que ocurrió con José Humberto, Jorge Juan y Fernando lo comunique por cualquier medio”.

Ha informado también de que para facilitar esta tarea, la Secretaría General de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación activa la dirección de correo electrónico desagertuak@euskadi.eus para que se pueda remitir cualquier dato o información sobre las cinco desapariciones forzosas que, en el marco del caso vasco, quedan pendientes de esclarecer: el caso de los tres jóvenes coruñeses, el caso Pertur, y el caso Naparra.

Perfiles de los desaparecidos

-        José Humberto Fouz nació en A Coruña el 28 de septiembre de 1943. Estaba soltero, tenía treinta años en el momento de la desaparición y trabajaba de intérprete en la Agencia de Transportes “Traffic S. A.” de Irun. Vivía en casa de su hermana Isabel y su cuñado José Cesáreo Ramírez Ponte, en Irun, desde hacía dos años. Cursó estudios de idiomas que perfeccionó en Inglaterra, Bélgica, Francia, Suiza, y Suecia. En esos países obtenía contratos de trabajo que le permitían permanecer un tiempo para avanzar en el conocimiento de esas lenguas.

-        Fernando Quiroga Veiga: 26 años, había nacido en La Coruña el 9 de abril de 1947. Amigo de Humberto Fouz, le había solicitado que le buscara un trabajo en Irun. Era soltero y trabajaba en la Agencia de Aduanas “Carlos Llanos” de esa ciudad cuando desapareció. Llevaba un año viviendo en Irun.

-        Jorge Juan García Carneiro había nacido en La Coruña el 4 de septiembre de 1949, tenía veintitrés años. Era soltero y de profesión administrativo. Jorge había llegado a Irun hacía dos meses a la espera de encontrar un empleo que “se lo iba a proporcionar el cuñado del compareciente”. Estos dos últimos también vivían en la casa de la hermana de su amigo José Humberto Fouz, en Irun.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Cargos asistentes al acto