Es

8 de marzo: la juventud vasca todavía percibe desigualdades por razón de sexo

7 de marzo de 2018
  • El Observatorio Vasco de la Juventud, del departamento de Empleo y Políticas Sociales, recoge datos para la reflexión provenientes de investigaciones publicadas
  • Sí ha habido una notable disminución respecto a 2008 en el porcentaje de mujeres que dicen asumir todas o la mayoría de las labores del hogar (del 48 % al 22 % de las jóvenes que viven en pareja)
  • Las mujeres menores de 30 años cobran de media 1119 euros al mes; los hombres de su misma franja de edad, a igual jornada, 1242 euros mensuales.
  • En el reparto de las tareas domésticas por quienes viven en pareja, ellas tienen mayor sensación que ellos de que asumen el peso de estas labores: el 22 % de las mujeres jóvenes así lo cree.
  • Ander Añibarro: “la idea de que los hombres tienen más posibilidades de acceder a un puesto está más extendida entre las mujeres”.
  • “La sensación de discriminación en el acceso al trabajo entre las mujeres en 2008 era del 23 % de las jóvenes que consideraban que un hombre tenía más oportunidades que ellas para conseguir un trabajo por razón de su sexo;  ahora ese porcentaje en 2016 ha aumentado al 28 %”

 

VG 07 03 2018

La juventud vasca todavía percibe desigualdades por razón de sexo ya que, según asegura el colectivo encuestado, “las mujeres jóvenes soportan una precariedad laboral mayor que los hombres de su edad: tienen más contratos temporales, trabajan más a jornada parcial, cobran salarios menores y perciben mayor riesgo de perder su empleo o de que empeoren sus condiciones laborales”.

 Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer (mañana 8 de marzo) el Observatorio vasco de la Juventud, del departamento de Empleo y Políticas Sociales, ha recogido algunos datos para la reflexión que provienen de las últimas investigaciones publicadas.

 Según Ander Añibarro, director de Juventud del Gobierno Vasco “las mujeres jóvenes soportan una precariedad laboral mayor que los hombres de su edad; tienen más contratos temporales, trabajan más a jornada parcial, cobran salarios menores y perciben mayor riesgo de perder su empleo o de que empeoren sus condiciones laborales.  Ahí tenemos un trabajo por delante por parte de toda la sociedad con sus instituciones y empresas al frente”.

 Según los datos del estudio “el 51,0 % de las mujeres entre 16 y 29 años que trabajan tienen contrato temporal mientras que entre los hombres jóvenes con empleo son un 38,2 % quienes trabajan con contrato temporal. El 48,9 % de las mujeres jóvenes con empleo trabajan a jornada parcial (en la mayoría de los casos por causas involuntarias, como es no haber encontrado trabajo a jornada completa) frente al 22,1 % en el caso de los hombres jóvenes”.

 El trabajo del Observatorio Vasco de la Juventud indica que “a jornada completa, para evitar la incidencia del mayor número de jornadas parciales entre las mujeres, las mujeres menores de 30 años cobran de media, 1119 euros al mes. Los hombres de su misma franja de edad, a igual jornada cobran, de media, 1242 euros mensuales.

 Entre las mujeres trabajadoras de 16 a 29 años, el 25,8 % estima que puede perder su empleo en el plazo de un año y otro 10,0 % piensa que, aunque no vaya a perder el empleo, es muy o bastante probable que empeoren sus condiciones laborales. Entre los hombres jóvenes que trabajan, un 21,5 % cree probable perder su empleo y otro 7,6 % considera que pueden empeorar sus condiciones laborales. El total, el 35,8 % de las mujeres jóvenes trabajadoras percibe riesgo de pérdida o precarización de su empleo, frente al 29,1 % de los hombres jóvenes en su misma situación”.

 

   

Mujeres

Hombres

Contrato temporal

51 %

38 %

Jornada parcial

49 %

22 %

Salario medio a jornada completa

1.119 €

1.242 €

Percepción de riesgo de pérdida o precarización del empleo

36 %

29 %

Fuente: Observatorio Vasco de la Juventud (Juventud y empleo en Euskadi )

 

Entre las diferencias entre las condiciones laborales de los hombres y las mujeres de 16 a 29 años, la juventud sigue percibiendo desigualdades por razón de sexo en el acceso al trabajo y en el reparto de las tareas domésticas; las chicas en mayor medida que los chicos. Una de cada cuatro personas jóvenes (24 %) cree que a igual formación y experiencia para un puesto de trabajo un hombre tiene más opciones que una mujer para hacerse con él. Son bastantes menos quienes piensan que la mujer tendría más opciones (9 %)” destaca el director de Juventud Ander Añibarro de los datos del estudio del Observatorio.

 Según explica Añibarro, “la idea de que los hombres tienen más posibilidades de acceder a un puesto está más extendida entre las mujeres, y la sensación de discriminación en el acceso al trabajo entre las mujeres en 2008 era del 23 % de las jóvenes que consideraban que un hombre tenía más oportunidades que ellas para conseguir un trabajo por razón de su sexo; y ahora ese porcentaje en 2016 ha aumentado al 28 %”.

 En el caso del reparto de las tareas domésticas por parte de quienes viven en pareja, ellas tienen mayor sensación que ellos de que asumen el peso de estas labores (el 22 % de las mujeres jóvenes así lo cree).

 Sin embargo, en este caso, sí ha habido una notable disminución respecto a 2008 en el porcentaje de mujeres que dicen asumir todas o la mayoría de las labores del hogar (del 48 % al 22 % de las jóvenes que viven en pareja).

 “El trabajo de cuidado de hijas e hijos y familiares sigue estando por debajo del trabajo remunerado en consideración  pero ha aumentado en los últimos años” añade Ander Añibarro. “Más de la mitad de la juventud (54 %) considera más gratificante el trabajo fuera del hogar que el trabajo de cuidado de hijos o hijas u otros familiares; el 19% opina lo contrario, mientras que un 21 % considera que ambos tipos de trabajo son igual de gratificantes. El hecho de ser padres o madres cambia esta percepción y el trabajo de cuidado adquiere el mismo reconocimiento que el trabajo remunerado.

 El trabajo, basado en encuestas, indica que “la idea de que el trabajo de cuidado es tanto o más gratificante que el trabajo fuera del hogar se ha incrementado nueve puntos de 2012 a 2016.

 Violencia de género

De las seis formas de maltrato consideradas en la encuesta realizada por el Observatorio Vasco de la Juventud, obligar a la pareja a tener relaciones sexuales es considerada la más grave; el 97 % de la juventud señala que es muy grave, y también son más del 90 % quienes otorgan mucha gravedad a prohibir salir de casa (91 %) y a amenazar (91 %).

 También son mayoría quienes consideran muy grave hacer desprecios a la pareja (74 %), no dejarle decidir cosas (69 %) o insultarla (60 %). Y así como en las formas de violencia consideradas más graves hay poca diferencia entre la opinión de los hombres y mujeres jóvenes, en estas últimas sí se aprecia que las mujeres les otorgan mayor gravedad que los hombres.

 

2 comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
  • @GlaciarBlue
    7 de marzo de 2018

    Comentario de Twitter:
    RT @Irekia: #martxoak8: "Gazteek sexuagatiko desberdintasunak hautematen jarraitzen dute" ➡︎ https://t.co/zLKs7JujAL #gazteria #behatokia

  • @periodicodime
    7 de marzo de 2018

    Comentario de Twitter:
    RT @Irekia: #8marzo: "la juventud vasca todavía percibe desigualdades por razón de sexo" ➡︎ https://t.co/hy1ZfWSHex #Observatorio #Juventud

Cargos asistentes al acto