Noticias Vivienda, Obras Públicas y Transportes
Es

Los objetivos en alquiler y rehabilitación del Plan Director de Vivienda y Regeneración urbana son los más ambiciosos de los últimos años

29 de diciembre de 2010

Al hilo de las manifestaciones realizadas por el representante de Ezker Batua, Mikel Aana, el Departamento de Vivienda quiere hacer una serie de puntualizaciones sobre el Plan Director de Vivienda y Regeneración Urbana 2010-2013 que aprobó el Gobierno ayer.

La apuesta por el alquiler y la rehabilitación es, como nunca antes había sido, firme e inequívoca por parte de este Gobierno. De hecho el Plan Director prevé que 40.000 familias puedan acceder a una vivienda en los próximos cuatro años. Y de esos 40.000 accesos, el 58% (23.100 viviendas) será en alquiler, un objetivo que nunca antes había sido establecido.

El Plan Director anterior, elaborado cuando Mikel Arana era director de servicios del Departamento de Vivienda, preveía que el 32% del conjunto de viviendas protegidas iniciadas fuera en alquiler. Este objetivo ha estado muy lejos de cumplirse, tal y como se constata en la Evaluación del Plan realizada.

Es cierto que el compromiso del Gobierno es construir 20.000 viviendas, de las cuales por cierto, el 41%, es decir, 8.100 viviendas, serán en alquiler, pero también es cierta la voluntad manifestada reiteradamente por el actual Departamento de Vivienda de defender una ciudad compacta, sostenible y amable, a través de la rehabilitación de las viviendas y edificios viejos para igualar las condiciones de habitabilidad de las de nueva ejecución, para mejorar la eficiencia energética y para mejorar la accesibilidad de miles y miles de personas y así reducir la demanda de nueva vivienda en los próximos años. Por ello, El Gobierno Vasco se ha fijado como objetivo acometer 70.500 actuaciones de rehabilitación protegida.

Resulta chocante, cuando menos, que Arana critique al actual Gobierno por haber aprobado el Plan Director en diciembre, cuando el Plan Director 2002-2005 elaborado por su Departamento fue aprobado por el Gobierno el 5 de noviembre de 2002 y el Plan Director 2006-2009 el 3 de octubre de 2006.

Es evidente que el programa presupuestario de vivienda ha funcionado este año para cumplir con los objetivos del Plan 2010-2013 referidos a 2010 (además con buenos resultados que serán objeto de rendición de cuentas próximamente), tal y como ocurrió en 2002 y 2006, en el que los resultados de sus programas de vivienda anuales, lógicamente, computaron en relación a la ejecución de sus planes cuatrienales respectivos.

Como subrayó el Consejero de Vivienda, Iñaki Arriola, el Plan Director aprobado ayer se ha elaborado al amparo de un Pacto Social que fue suscrito por 77 entidades sociales y económicas, de las cuales tan sólo seis son promotores. El Pacto Social fue un ejercicio de búsqueda de consenso nunca realizado antes en Euskadi.

Un proceso en el que los diversos agentes participantes supieron entender la voluntad de este gobierno de llegar a acuerdos importantes que van a marcar la política de vivienda de los próximos años, porque son tiempos difíciles que requieren la participación de todos. Y si algo ha demostrado este Pacto Social es que, cuando existe voluntad, es posible llegar a acuerdos entre diferentes. Y estos acuerdos han sido plasmados en el Plan Director.

Este Gobierno se ha marcado unos compromisos claros y muy ambiciones respecto al alquiler, ya que considera, como el resto de los firmantes del Pacto Social por la Vivienda, que es el alquiler la mejor fórmula para dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía. Arana, como miembro del Gobierno, dispuso de 8 años para hacer realidad eso que ahora reclama tan imperiosamente y que entonces no hizo.

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación