Noticias Vivienda, Obras Públicas y Transportes
Es

Aprobado el Plan Director de Vivienda y Regeneración Urbana 2010-2013

28 de diciembre de 2010

El Consejo de Gobierno ha dado luz verde al Plan Director de Vivienda y Regeneración Urbana 2010-2013. Este Plan constituye el instrumento de planificación estratégica de la política de vivienda del Gobierno y marca las prioridades estratégicas para estos cuatro años.

El plan pretende resolver las necesidades de vivienda de las personas con mayores dificultades de acceso, incrementando el parque de alquiler y propiaciando un crecimiento más sostenible a traves del impulso de la rehabilitación y regeneración del parque residencial existente, todo ello, con la adecuada corresponsabilidad institucional y colaboración público-privada.

Una primera novedad de este Plan es que incluye en su propia denominación la referencia a la Regeneración Urbana. La apuesta decidida y contundente del Departamento por esta opción se evidencia en el hecho de haber promovido, paralelamente un Plan de Rehabilitación.

Otra diferencia fundamental respecto a los planes precedentes es que, en esta ocasión, el Plan Director se inscribe bajo el "paraguas" del Pacto Social por la Vivienda firmado el 16 de junio de 2010 por el Departamento de Vivienda con 76 colectivos sociales. Este Plan Director, recoge los compromisos adquiridos en el Pacto Social por la Vivienda, así como las líneas estratégicas de actuación acordadas.

Además, al Plan se han incorporado 30 propuestas ciudadanas resultado del proceso de participación ciudadana que se produjo hace unos meses a través de una Plataforma de Participación Ciudadana ubicada en la página Web de Etxebide.

Por último, la Ley de Vivienda, actualmente en elaboración, dará soporte legal a algunas de las medidas instrumentales que se proponen en el Plan Director para permitir su materialización.

El escenario socioeconómico actual es muy distinto al que presidió la elaboración del Plan anterior.

La realidad está marcada ahora por una crisis económica y financiera profunda. Persisten, además, disfunciones en el mercado de la vivienda y del suelo. La fuerte demanda ha experimentado una inflexión con el endurecimiento de las condiciones crediticias y ello ha hecho emerger una oferta excedentaria. Todo ello ha repercutido en los precios pero, también, en la ralentización de la construcción y promoción de viviendas. En lo relativo al suelo, su escasez sigue siendo una constante y los procedimientos para su generación continúan siendo largos y complejos.

Además, se han complejizado más las intervenciones requeridas debido, entre otras cuestiones, a la mayor diversificación de necesidades.

Por otro lado, la presencia del alquiler sigue siendo muy reducida: tan sólo el 7% de los hogares vascos es de alquiler. Es el porcentaje más bajo del Estado, en el que la media se sitúa en el 13%.

El impulso del alquiler resulta por tanto, imprescindible para la racionalización del mercado de la vivienda y para dar respuesta a necesidades que sólo a través del alquiler pueden ser resueltas o desde la urgencia de avanzar en competitividad económica facilitando la movilidad laboral.

Por otro lado, cerca de 110.000 edificios y unas 722.000 viviendas tienen en 2009 una antigüedad superior a los 30 años.

La antigüedad del parque de viviendas, junto a la falta de accesibilidad, habitabilidad y sostenibilidad (en términos de eficiencia energética, tratamientos de aguas y otros), requiere de intervenciones de rehabilitación profundas y muy significativas cuantitativamente en los próximos años.

El contexto tiene por tanto, algunas debilidades destacables: la falta de suelo, alquiler inferior a los objetivos prefijados, desigualdad en el reparto territorial de las intervenciones públicas y la baja intensidad, salvo excepciones, en la implicación de los agentes privados en la vivienda protegida, principalmente en régimen de alquiler.

El Departamento pretende constituirse en referencia como organización innovadora que aplica de manera eficiente los recursos e instrumentos, que opera y toma decisiones desde la interiorización de una cultura evaluadora y bajo una nueva gobernanza en la que las personas son copartícipes.

Por ello, los valores inspiradores de este Plan son el servicio a la ciudadanía, la innovación, el liderazgo, la corresponsabilidad institucional, la evaluación, la corrección de desequilibrios territoriales, la equidad, la integración de acciones y la participación ciudadana y corresponsabilidad y la colaboración con los agentes privados.

En este marco de actuación el Plan se plantea 5 ejes de actuación: alquiler, rehabilitación, gestión del suelo, nueva gobernanza y optimización de recursos.

1- El primero consiste en incrementar el parque de viviendas en alquiler

Se pretende orientar los recursos públicos preferentemente al alquiler. El objetivo es que en los próximos cuatro años el 40% de la vivienda de protección pública de nueva construcción sea en alquiler.

Se pretende además involucrar a la iniciativa privada, mediante medidas normativas que simplifiquen las tramitaciones, etc.

Además, el Plan Director fija como objetivo la edificación de 3500 alojamientos dotacionales, el 43% de la promoción total en alquiler.

La segunda línea de trabajo se centrará en incrementar el parque de vivienda libre en alquiler, a través del programa Bizigune y a través de un nuevo programa de intermediación que pretende agilizar el mercado ofreciendo mayores garantías a propietarios e inquilinos. Las acciones que se plantean van orientadas a una solución ágil y eficaz de los conflictos. Para ello, se pondrán en valor las Juntas Arbitrales de Consumo.

Finalmente, se proponen medidas fiscales que favorezcan el alquiler.

Las elevadas exigencias del alquiler en cuanto a financiación, hacen que en el corto y medio plazo los régimenes de compra y alquiler deban convivir.

La acción más novedosa en este sentido es la creación de un Fondo de Garantía y Compensación, que permitirá aplicar precios diferentes en función de los ingresos del adjudicatario de una vivienda en venta.

El Plan proveerá un marco de financiación suficiente y estable que garantice el acceso a la financiación a los promotores de vivienda protegida y a los adjudicatarios.

2- El segundo reto es el de liderar una nueva política de rehabilitación y regeneración urbana.

Se pretende dar cobertura gradual a la totalidad del parque con el objetivo de que adquieran unas condiciones de eficiencia energética y accesiblidad.

Se establecerán las prioridades de intervención y extender la política de rehabilitación y de regeneración urbana más a allá de las capitales y de los grandes municipios.

La cooperación y actuación transversal de las administraciones será otra de las caracteristicas de esta nueva política, así como el papel relevante de las Sociedades Urbanísticas de Rehabilitación (SUR) y los Ayuntamientos. Se homogeneizará la documentación a presentar y se posibilitará que las SUR actúen como ventanilla única.

Se primará la rehabilitación de edificios y se otorgarán las ayudas en función de los objetivos.

3- El tercer reto es el de promover una política activa de gestión del suelo como condición necesaria para dar fluidez al sector de la construcción de vivienda nueva y lograr un reparto territorial más equilibrado.

Para ello, es necesario trabajar de forma conjunta y coordinada entre todos los agentes públicos y privados con el fin de obtener una herramienta compartida que contenga toda la información sobre el estado de todos los suelos de la CAPV.

Esta herramienta deberá estar al alcance de aquellos operadores que lo soliciten con la finalidad de promover viviendas de protección pública.

4- Entre los instrumentos que han de ser puestas al servicio de estos objetivos se encuentra la optimización de los recursos, desde una perspectiva de calidad, mejora y evaluación continua para dar un buen servicio a los ciudadanos y a los operadores.

Con este fin se va a reestructurar el entramado societario del sector de la vivienda, reordenándolo y colocando el parque público de alquiler bajo control del Departamento.

5- Otro de los instrumentos es una nueva gobernanza de los asuntos públicos. En cuanto a la participación ciudadana, entre otras medidas se pretende potenciar el Observatorio Vasco de la Vivienda y el Foro de Encuentro de Urbanismo y Vivienda de Euskadi.

El otorgamiento de un nuevo modelo de relación y coordinación con los Ayuntamientos es otro de los aspectos que se contemplan en este apartado.

Se trata además de conseguir que Etxebide sea el registro referente para la planificación de las políticas de vivienda. Se prevén mejoras tanto en el proceso de inscripción, como en el seguimiento del expediente y de la adjudicación de la vivienda, así como en su capacidad de servicio a ayuntamientos y promotores públicos.

El volumen total de actuaciones previstas en todas sus modalidades de intervención se eleva a 130.000 actuaciones protegibles en ejecución del Plan Director de Vivienda y Regeneración Urbana 2010-2013.

El conjunto las actuaciones previstas en el Plan permitirá el acceso a  40.000 viviendas, el 58% de las cuales (23.100 viviendas) lo serán en régimen de alquiler, y el 43% restante (16.900 viviendas) en régimen de venta.

El Plan busca un equilibrio territorial , enfatizando los esfuerzos en aquellaz zonas geográficas con mayores necesidades de vivienda. Por este motivo, la distribución territorial será la siguiente: 6.700 en Alava, 19.500 en Bizkaia y 13.800 en Gipuzkoa.

Estos 40.000 accesos se materializarán de la siguiente manera:

Se edificarán 20.000 nuevas viviendas, el 41% (8.100 viviendas) en régimen de alquiler y el 59% (11.900 viviendas) en régimen de venta. Se contempla por primera vez la promoción de 1000 viviendas protegidas en alquiler con opción de compra.

En el marco del Programa Bizigune, el Plan Director mantendrá en el mercado de alquiler 5.000 viviendas pertenecientes a particulares y que previamente se encontraban vacías.

Por otro lado, se pondrá en marcha un nuevo programa de intermediación en el mercado de alquiler con el objetivo de movilizar 2.000 viviendas más al mercado protegido desde el libre, a las que hay que sumar 850 locales que el Plan prevé reconvertir en vivienda protegida, y 2.800 nuevas viviendas que se prevén crear por procesos de rehabilitación integral y regeneración urbana con destino a venta.

Asimismo, se pretende movilizar otras 8.000 viviendas en alquiler mediante el programa de gestión de la renta básica de emancipación (RBE).

El Plan Director se plantea también financiar la transmisión de 1.350 viviendas usadas libres en áreas de rehabilitación integrada y en ámbitos rurales, para facilitar los procesos de filtraje social en esos ámbitos.

Por otro lado, en materia de suelo el Plan Director establece el objetivo de movilizar suelo para la promoción de 19.500 nuevas viviendas.

En concreto, el propio Departamento movilizará el 46% (9.000 viviendas) de este suelo; Visesa/Orubide el 41% (8.000 viviendas); y el restante 13% se asigna a ayuntamientos y sociedades públicas, de un lado, y a promotores privados, de otro, a razón de 1.500 y 1.000 viviendas, respectivamente.

Finalmente, el Plan Director se fija como objetivo acometer 70.500 actuaciones de rehabilitación protegida.

El Plan Director prevé que el volumen de recursos financieros, a movilizar mediante la instrumentación de Convenios Financieros anuales con las entidades de crédito para alcanzar los objetivos, sea de 1.843 millones de euros.

La financiación de actuaciones de rehabilitación supera los 184 millones de euros y la promoción en alquiler es de algo más de 532 millones.

El coste presupuestario del Plan Director de Vivienda y Renovación Urbana 2010-2013 asciende a algo más de 1.194 millones de euros.

De este total, casi 644 millones corresponden a las actuaciones a realizar entre 2010 y 2013 y otros 549 millones a las obligaciones que serán contraídas de cara al futuro (hasta 2037).

Sin embargo, en la confección del presupuesto de gastos del programa de vivienda, además hay que tener en cuenta el importe de los compromisos adquiridos por actuaciones realizadas en ejercicios previos, lo que eleva el presupuesto total del programa de vivienda a casi 1.389 millones de euros.

Por su parte, el presupuesto de gasto de las Sociedades Públicas del Departamento (VISESA y SPGVA) se cuantifica en algo más de 1.517 millones de euros.

Los suma de los presupuestos de gastos del departamento y sus sociedades públicas alcanzan asi la cifra de 2.906 millones de euros para la ejecución de los objetivos marcados por el Plan Director.

Como Plan de Gobierno, el Plan Director afecta a varios departamentos del Ejecutivo.

 

DEPARTAMENTOS DEL GOBIERNO VASCO IMPLICADOS

Departamento

Razón competencial

Departamento de Vivienda, Transportes y Obras Públicas

  • Política de Vivienda

Departamento de Industria, Innovación, Comercio y Turismo y Lehendakaritza.

  • Política energética, concretamente en temas de eficiencia energética.
  • Innovación

Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca

  • Sostenibilidad
  • Planeamiento

Departamento de Economía y Hacienda

  • Presupuestos (OCE)

Departamento de Empleo y Asuntos Sociales

  • Prestación Complementaria de Vivienda

Departamento de Cultura

  • Política de Juventud

 

 

Acuerdos adoptados por el Consejo del Gobierno Vasco (28/12/2010)

 

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)