Es

El Gobierno Vasco reparte 4.200 carteles del teléfono 900 840 111 que atiende a víctimas de violencia contra las mujeres

25 de noviembre de 2017

 

  • Beatriz Artolazabal: “el servicio presta atención telefónica profesional y especializada inmediata, confidencial y anónima las 24 horas del día, todo el año”
  • El teléfono atiende a todas las víctimas de la violencia contra las mujeres, no solo la que puedan sufrir las mujeres por parte de su pareja o ex pareja
  • 25 de Noviembre,  Día Internacional por la eliminación de las violencias hacia las mujeres
  • El servicio 900 840 111 atiende en 51 idiomas y cuenta con un dispositivo para atender a personas con diversidad funcional del habla y auditiva.

Vitoria-Gasteiz, 25/11/2017

El Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco reparte estos días 4.200 carteles recordando el teléfono 900 840 111, en el cual se contacta con el servicio de información y atención a mujeres víctimas de violencia doméstica o por razón de sexo. Estas 4.200 imágenes se han distribuido las oficinas del servicio de atención a víctimas, comisarías de la Ertzaintza, los Servicios Municipales de Base, centros médicos, oficinas de Lanbide, sedes del Servicio de Mediación Familiar, delegaciones territoriales del Gobierno Vasco, centros educativos y universitarios, juzgados de violencia sobre la mujer, Emakunde, y asociaciones.

 Los carteles cuentan con un punto lila, ya que la difusión de éstos coincide en fechas con la celebración hoy sábado del 25 de Noviembre, Día Internacional por la eliminación de las violencias hacia las mujeres.

 Según ha explicado la Consejera Beatriz Artolazabal, “el teléfono 900 840 111 ofrece un recurso cercano, profesional y, sobre todo útil a las mujeres víctimas de violencia. Este servicio, en comparación con otros, destaca por el acompañamiento que realiza. El objetivo final es que la mujer pueda salir de esa situación de maltrato y que esté en condiciones de iniciar una vida autónoma, con sus hijas e hijos si los tuviera”.

 “Para ello, las personas profesionales al otro lado de la línea realizan labores de acompañamiento en ese proceso de fortalecimiento y empoderamiento personal respetando, por encima de todo, sus tiempos y sus circunstancias. Constituye un elemento que diferencia a este servicio y que le aporta un valor añadido que consideramos de gran valor”, ha indicado Artolazabal.

 Profesional

Artolazabal ha recordado que el 900 840 111 “atiende a todas las mujeres, independientemente de su situación administrativa regular o irregular, si tienen padrón o no, o si mantienen su relación con el agresor o no. En muchas ocasiones las mujeres dudan de si están siendo víctimas de violencia, de si están exagerando, de si es normal o no esa situación que padecen. Desde el Gobierno de Euskadi hacemos un llamamiento para que llamen al 900 840 111 y salgan de dudas. Su llamada será escuchada por profesionales que respetarán su situación”.

 Además de las mujeres que directamente sufren violencia, al servicio pueden dirigirse igualmente personas allegadas a la víctima para que reciban orientación de cómo actuar, así como colectivos profesionales de proximidad (sanitarios, educativos, o sociales) para reforzar y orientar su intervención. Las personas que están en el entorno también pueden percibir situaciones anómalas y actuar. Para hacerlo el 900 840 111 ofrece recursos.

 Atiende cualquier tipo de violencia

Este servicio de la Dirección de Servicios Sociales del Gobierno Vasco, atiende a todas las víctimas de la violencia contra las mujeres en su sentido más amplio: no solo aborda la violencia que sufren las mujeres por parte de su pareja o ex pareja, sino también la ejercida por algún hombre de su entorno familiar distinto a la pareja (padre, hermano, hijo…), el abuso, agresión y acoso sexual, la trata, la prostitución forzada, el acoso en el ámbito laboral, etc.

 Al tratarse de un servicio eminentemente vasco, cuyo ámbito de actuación es única y exclusivamente la Comunidad Autónoma del País Vasco, permite que las personas que llaman obtengan información completa y detallada de todos los recursos existentes en su entorno más cercano y a los que se puede acudir, como son los servicios sociales, sanitarios, judiciales, y policiales facilitando direcciones y teléfonos concretos, e incluso derivando directamente a éstos, sobre todo, cuando se evidencia una situación de riesgo y la mujer lo consiente.

 Igualmente, el servicio se coordina con los restantes servicios a través de los protocolos de derivación y seguimiento establecidos con lo que se consigue una atención integral de la mujer.

 Por ello, el 900 840 111 está atendido por profesionales en formación continua: no solo en materia de violencia contra las mujeres e igualdad, sino en todas aquellas disciplinas imprescindibles para una atención integral: derecho, extranjería o psicología, entre otros. Estas profesionales, psicólogas, educadoras y trabajadoras sociales principalmente.

 Confidencial

El 900 840 111 es inmediato y está disponible 24 horas al día, todos los días del año, con lo cual no hay que coger cita, ni hacer cola, ni  aguantar tiempos de espera. Además, no deja rastro en la factura telefónica, algo imprescindible para aquellas mujeres que conviven con el agresor y están controladas por éste.  

 Al tratarse de un servicio anónimo y confidencial, atrae a muchas mujeres que aún no se atreven a acudir a los recursos presenciales habituales (servicios sociales municipales o forales, policiales, jurídicos, médicos…) por distintos motivos: porque les avergüenza hablar de este tema, ya que se sienten culpables; porque no reconocen que es violencia contra las mujeres lo que están sufriendo, o porque tienen dudas; porque son mujeres más mayores o demasiado jóvenes, más reacias a acudir a los servicios sociales; porque residen en un entorno rural o en entorno donde ‘todos se conocen’; porque tienen miedo de acercarse a la administración por no tener padrón o por estar en situación no regularizada; porque están sufriendo violencia sexual y sienten vergüenza y temor por sus familiares; porque no quieren revelar la identidad del agresor o la suya propia; porque hay mujeres que no pueden salir de casa, bien porque tienen algún problema de movilidad o porque sus agresores las mantienen aisladas.

 El Servicio 900 840 111 atiende en 51 idiomas y cuenta con un dispositivo para atender a personas con diversidad funcional del habla y auditiva.

 

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Cargos asistentes al acto