Noticias Empleo y Asuntos Sociales
Es

Zabaleta cree que la administración debe poner las mismas herramientas para autóctonos e inmigrantes para acceder al mercado laboral

14 de diciembre de 2010

La consejera de Empleo y Asuntos Sociales ha inaugurado hoy un seminario sobre Inmigración y Mercado de Trabajo

Dentro del calendario de actividades que tendrán lugar esta semana para conmemorar el Día Internacional de las personas migrantes el próximo 18 de diciembre, la consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta ha inaugurado una jornada de debate sobre Inmigración y Mercado de trabajo" que ha reunido a expertos y representantes de sindicatos y organizaciones empresariales.

La consejera ha apuntado al protagonismo de ambos agentes en el proceso de integración de la población inmigrante en la sociedad vasca. Los primeros, "en su insustituible tarea de canalizar las necesidades laborales y reconocimiento de derechos de un colectivo que en muchas ocasiones sufre riesgo de exclusión"; y los segundos, "como agentes activos en la integración".

Zabaleta ha subrayado que en el actual momento de crisis, "es más urgente que nunca articular un enfoque estratégico con visión a medio y largo plazo sobre la inmigración y su conexión con el mercado de trabajo". Para Zabaleta, el empleo es la clave fundamental para su inclusión. "Por lo tanto, no caben dobles puertas de entrada:una para los nacidos aquí y otra para los inmigrantes. Autóctonos y nuevos ciudadanos compartimos el ansia por desarrollar nuestra vida de una manera digna y estable, por lo que desde la administración debemos poner las mismas herramientas a su disposición", ha indicado.

Durante el pasado año llegaron a Euskadi 13.254 personas más de las que se fueron. El saldo migratorio también fue positivo referido a los extranjeros, sumando 9.802 personas más a nuestra comunidad. En la actualidad, el 6,4% de la población vasca es inmigrante (unas 140.000 personas).

Todo apunta a que Europa va a seguir precisando del concurso de trabajadores y trabajadoras de terceros países para mantener sus niveles de bienestar. De ahí, “el reto de buscar la mejora de la empleabilidad y nuevas formas de reconocer las cualificaciones, la formación o las competencias profesionales y la experiencia laboral de los inmigrantes”, apunta Zabaleta.

En este punto, Lanbide jugará un papel determinante a partir de enero, ya que uno de sus focos de actuación irá dirigido a los itinerarios de orientación laboral y formativo de los inmigrantes, “estén o no regularizados”, ha puntualizado la consejera. Igualmente, pondrá su atención en consolidar el reconocimiento de los derechos de los inmigrantes contra la discriminación en el mercado laboral.

“La lucha contra la explotación de los inmigrantes es una obligación para todos”, ha recalcado la consejera, quien ha adelantado que su Departamento va a impulsar un decreto de calidad del clima en los centros de trabajo que respete y gestione la diversidad de origen y cultural en las empresas.

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)