Es

Beatriz Artolazabal considera que “con la propuesta realizada sobre RGI en el proyecto de presupuestos para 2018, la protección a personas en situación de vulnerabilidad está garantizada”

17 de noviembre de 2017
  • En su intervención en el Parlamento Vasco explica que “la propuesta de este Gobierno para la modificación de norma protegerá más y mejor a nuestra ciudadanía

 

VG 17 11 17

La Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, considera que “con la propuesta realizada sobre RGI en el proyecto de presupuestos para 2018, la protección a personas en situación de vulnerabilidad está garantizada”. En una intervención parlamentaria Artolazabal ha recordado que “actualmente se realiza un proceso de mejora y actualización de la Ley de Garantía de Ingresos y para la Inclusión Social.

 

“El trabajo compartido con profesionales y personas expertas en Inclusión Social reflejado en el Documento de Bases para la Mejora de la Renta de Garantía de Ingresos presenta el diagnóstico específico del Departamento sobre el funcionamiento y el impacto de la Renta de Garantía de Ingresos y plantea una serie de propuestas que se están trabajando en el Parlamento” ha comentado la Consejera Artolazabal.

 

Beatriz Artolazabal ha recordado que el “informe del Ministerio de Asuntos Sociales sobre familias, Infancia y Servicios Sociales dice que “en Euskadi se invierten 488,3 millones de euros, lo que representa el 35,9% del gasto de todo el Estado, y con las cuantías medias más altas”.

 

”Otro informe elaborado por este Gobierno describe la pobreza relativa en Euskadi que, comparada con el estado y con el resto de Europa, nos indica que estamos trabajando bien y que la situación mejora gracias a nuestro sistema de protección. En 2016 la tasa de pobreza real de Euskadi pasaba del 9,5% al 5,8%. En la IX Legislatura la RGI se redujo un 7% debido a la fuerte crisis. Los salarios también se redujeron” ha añadido la Consejera.

 

A juicio de la Consejera de Empleo y Políticas Sociales “lo importante es determinar si la RGI está hoy situada en términos razonables dada la situación del mercado de trabajo: los datos indican que sí, ya que ha permitido mantener tasas de bienestar similares e incluso superiores a muchos países del centro y norte de Europa”.

 

Estímulo

Según ha explicado Beatriz Artolazabal en la Cámara Vasca “no cabe duda que la RGI no puede ignorar la realidad del mercado laboral a riesgo de destruir los incentivos al empleo ya que esas prestaciones han de suponer una ayuda o estímulo de acceso al empleo”.

 

“En un análisis comparado con la experiencia de Noruega resulta que el nivel de nuestra RGI representaba un 42% de nuestro salario medio cuando en Noruega era del 28%. Con la propuesta realizada sobre RGI en el proyecto de presupuestos para 2018, la protección a personas en situación de vulnerabilidad está garantizada” ha destacado la Sailburu Artolazabal.

 

“El proyecto presupuestario para 2018 garantiza en Euskadi la protección a personas en situación de vulnerabilidad y se ha avanzado en la determinación de una base a partir de la cual actualizar y definir la nueva RGI. Ésta se ha realizado según tres criterios básicos: se recoge el coste que supone mantener a los hogares en términos de cobertura de las necesidades básicas; el sistema de complementos se plantea como vía para hacer efectiva la cobertura de las distintas necesidades, teniendo en cuenta las situaciones específicas (presencia de pareja, monoparentalidad, hijas e hijos, etc.), superando los topes máximos actualmente establecidos; y las cuantías finales se han ajustado de forma que se mantengan dentro de un escenario de gasto que se sitúe en torno al actualmente existente, respetando en todo caso el principio de cobertura de las necesidades básicas” ha dicho Artolazabal.

 

Según Artolazabal “los niveles recogidos en el presupuesto de 2018 y dedicados a  RGI y a PCV suponen un porcentaje que supera a las rentas de estas características de nuestro entorno y presentan un nivel de protección similar a la media de la Europa avanzada”.

 

“La situación de nuestra Comunidad es positiva: con una cuantía máxima de 625 euros, el importe de la RGI, sin acceso a la PCV, es superior en términos de poderes de paridad de compra a la cuantía garantizada en Francia (429), Alemania (347), Reino Unido (423) o Finlandia (351). Por tanto, la cobertura de las necesidades básicas de la ciudadanía vasca en situación vulnerable está garantizada con las cuantías previstas en el presupuesto de 2018 teniendo en cuanta la situación socioeconómica actual. La propuesta de este Gobierno para la modificación de norma protegerá más y mejor a nuestra ciudadanía. Es ahí donde hemos de situar el debate” ha concluido la consejera.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto