Es

Borja Belandia: “Más de la mitad de la formación financiada por Lanbide para obtener un certificado de profesionalidad se destina a las personas que solo han superado la enseñanza obligatoria”

16 de octubre de 2017
  • El 54% de las personas demandantes de empleo registradas en Lanbide tiene un nivel de formación académica igual o inferior a la ESO
  • Un 48,6% de la población vasca ha completado un ciclo de FP de grado superior o los estudios universitarios
  • En 2016, los centros colaboradores de Lanbide impartieron 724 acciones formativas para la obtención de certificados de profesionalidad, prioritariamente destinadas a personas desempleadas.

 

 

Vitoria-Gasteiz, a 16 de octubre de 2017

El primer informe sobre Cualificación del Empleo que ha elaborado Lanbide con datos del primer semestre de 2017 muestra que el 54% de las personas registradas como demandantes de empleo posee un nivel académico igual o inferior a la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO), lo que dificulta sobremanera su acceso al mercado laboral. Según explica Borja Belandia, director general de Lanbide “esta realidad se hace más evidente a medida que avanza su edad: 88.109 personas tenían ya más de 45 años (26,01%) frente a 16.146 personas que no habían cumplido aún los 25 años (4,77%)”.

 

Según la Encuesta de Población Activa 2016, la tasa de paro de las personas que no han superado los estudios obligatorios es 2,5 veces mayor que la de quienes tienen estudios superiores. Por esta razón, más de la mitad de los cursos de capacitación para el empleo que Lanbide financió en 2016 con las aportaciones del Fondo Social Europeo se centraron en incrementar el nivel de competencias profesionales de estas personas y, consiguientemente, potenciar su capacidad para insertarse en el mundo del trabajo.

 

Borja Belandia detalla que “todas las personas sirven para alguna actividad en el empleo y nuestro objetivo es encontrar dónde pueden ser y sentirse más útiles”. En 2016, los centros colaboradores de Lanbide impartieron 724 acciones formativas para la obtención de certificados de profesionalidad,  prioritariamente destinadas a personas desempleadas.

 

Este documento oficial acredita la capacitación o cualificación para desarrollar una actividad laboral determinada, y en la actualidad se ha convertido en una herramienta fundamental para facilitar la inserción laboral de las personas trabajadoras..

 

Educación universitaria y FP superior

Según los datos de Eurostat, en Euskadi el 48,6% de las personas entre 25 y 64 años cuenta con educación terciaria; es decir, ha completado un ciclo de FP de grado superior o los estudios universitarios. Este nivel de estudios está muy por encima del español y de la UE28 (35,7% y 30,7%, respectivamente).

 

“En los registros de Lanbide, la suma de este sector de población ocupa el segundo lugar en demanda de empleo por nivel académico. Al finalizar junio de 2017, 93.091 personas con titulación universitaria (un 16,32% sobre el total de demandantes) o de FP superior (11,17%) permanecían inscritas en las oficinas de Lanbide. Entre ellas, la presencia de la mujer es mayoritaria (58.036 frente a 35.055), así como la de las personas que tienen entre 25 y 34 años” explica Belandia.

 

El último trabajo estadístico de Lanbide igualmente pone de relieve el alto nivel de demandantes de empleo con titulación de Formación Profesional de ciclo medio. En los registros del Servicio de Empleo, las personas con este nivel académico ocupan el tercer lugar por número de solicitantes, con un 9,25% sobre el total (31.327 personas). En este ámbito, la presencia femenina es mayoritaria en especialidades como administración y finanzas, educación infantil y asistencia a la Dirección.

 

En el último bloque de demandantes de empleo se colocan las personas que solo han superado los estudios de bachillerato. Con este nivel académico, en junio había 30.762 registradas en Lanbide, la mayoría mayores de 45 años.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Cargos asistentes al acto