Noticias Sanidad y Consumo
Es

Las placas tradicionales desaparecerán de Osakidetza a finales de 2011

17 de noviembre de 2010

El proceso de digitalización de las placas radiológicas permitirá que los pacientes puedan acceder a su historial médico desde su casa con una clave

2011 será un hito en el proceso de modernización del sistema público de sanidad vasco. Al proceso de atención de los enfermos crónicos a través de sistema de telecuidado, se le suma la digitalización de las imágenes radiológicas (las placas tradicionales) que a partir de finales del año que viene permitirá dos importantes avances: en primer lugar, que cualquier imagen radiológica pueda ser consultada desde cualquier centro de la red de Osakidetza, y segundo, que el paciente pueda acceder a esas imágenes y otros detalles de su historial médico desde su propia casa, a través de internet, con una clave personal. El consejero de Sanidad, Rafael Bengoa, ha participado en una prueba piloto de este nuevo sistema digital en el hospital de Txagorritxu de Vitoria-Gasteiz, y ha destacado que con estas medidas Osakidetza se sitúa " en la Primera División" de los sistemas sanitarios. "El sistema de digitaliziación de Osakidetza es el más avanzado de toda España y llegará al 100% de los centros sanitarios el año que viene", ha añadido.

Las tradicionales placas que los pacientes se llevan a casa tras una prueba radiológica dejarán pasarán a la historia el año que viene. El proceso de modernización puesto en marcha en Osakidetza permitirá que a finales de 2011 todas la imágenes radiológicas que se realicen en los centros de salud públicos de Euskadi estén digitalizadas. Este avance, pionero en España, conlleva importantes mejoras para el paciente, que verá reducido el tiempo de exposición en estas pruebas, reducirá sus repeticiones, aumentará la calidad y precisión del diagnóstico y, sobre todo, evitará que tenga que trasladar de un centro a otro las tradicionales placas. Y es que a finales de 2011 cualquier imagen radiologíca realiza en la red pública podrá ser consultada desde cualquier centro de Osakidetza. El consejero de Sanidad, Rafael Bengoa, ha destacado la importancia de este tipo de avances que "ponen al servicio de la sociedad y salud los avances tecnológicos". "El proceso de digitalización en Osakidetza está muy avanzado, es el más avanzado de toda España con una cobertura que alcanzará el 100% el año que viene alcanza", ha afirmado.

El hospital de Txagorritxu de Vitoria-Gasteiz ha acogido esta mañana una prueba piloto en la que el propio consejero de Sanidad, Rafael Bengoa, ha tomado parte realizándose una radiografía y siguiendo el recorrido que los pacientes realizarán con este nuevo sistema.

El consejero ha sido el primero en probar el sistema de digitalización de imágenes del hospital de Txagorritxu y en llevarse a casa un cd con las imágenes de esa prueba que antes se entregan en las tradicionales placas. Un proceso que a finales del año que viene estará extendido al conjunto de la red de Osakidetza y que irá aún más allá al permitir, no sólo que cualquier centro de salud pueda acceder a las pruebas radiológicas realizadas en los demás centros sanitarios, sino que posibilitará que los pacientes no tengan que llevarse un cd sino una clave para acceder vía internet a su historial clínico donde están almacenadas esas imágenes. Así a finales del año que viene, los pacientes tendrán una clave perosnal con la que podrán acceder a ver esas imágenes a través de internet.

"El proceso de digitalización en Osakidetza está muy avanzado, es el más avanzado de toda España con una cobertura que alcanzará el 100% el año que viene alcanza", ha afirmado Bengoa quien ha destacado que Osakidetza se sitúa "en la Primera División" de la sanidad pública. Este proceso de digitalización se enmarca en el proceso de modernización integral del sistema sanitario vasco que tiene como objetivo prioritario la atención a los enfermos crónicos a través de os telecuidados, lo que permitirá que muchos pacientes no tengan que estar ingresados y puedan ser atenidos o autoatendidos en sus propias casas gracias a los avances tecnológicos como este.

Bengoa ha explicado que la digitalización conlleva importantes mejoras para el paciente, el personal sanitario y también para el medio ambiente, ya que termina con los líquidos necesarios para el revelado a las placas tradicionales contribuyendo a la mejora de la sostenibilidad del sistema y avanzado en la idea de una "sanidad más verde".

Así, el paciente verá como disminuye el tiempo de exploración y el número de repeticiones que realiza esta prueba; evitará pruebas innecesarias; mejorará la calidad y la efectividad del diagnóstico y facilita el acceso a esa información. En el caso del personal médico, se agilizará el acceso a la información desde cualquier punto de la red sanitaria, se evitarán pérdidas de pruebas y material, y mejorará el seguimiento y control del diagnóstico.

Este proceso de digitalización requiere de una inversión de 18 millones de euros.
En Euskadi se realizan una media de 3, 3 millones de placas al año con un coste superior a los 3 millones de euros.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)
Otros invitados
  • El consejero de Sanidad y Consumo, Rafael Bengoa