Noticias Sanidad y Consumo
Es

14 de noviembre, Día Mundial de la Diabetes

15 de noviembre de 2010

 El paciente diabético en el radar del Sistema vasco de Salud

Estrategia para afrontar el reto de la cronicidad en Euskadi

La Diabetes Mellitus es una de las enfermedades crónicas con más prevalencia en los países desarrollados, entre ellos Euskadi. Por ello, prevenir su aparición, reducir su impacto, minimizar el desarrollo de complicaciones y mejorar la calidad de vida de las personas que la padecen, es un reto prioritario para nuestro sistema de salud, un objetivo coincidente con el de la "Estrategia para afrontar el reto de la cronicidad en Euskadi" diseñada por el Departamento de Sanidad y Consumo del Gobierno Vasco y aplicable, también a todo un conjunto de patologías crónicas, la pandemia del siglo XXI.

Es una estrategia que aspira a transformar el Sistema Sanitario Vasco con el fin de responder a las necesidades que genera el fenómeno de la cronicidad en las personas que las padecen y en las que les cuidas, en los profesionales sanitarios y en la ciudadanía en general.

El paciente diabético vasco es y será uno de los primeros en experimentar este cambio en la atención sanitaria pública del País Vasco, y ya comienza a participar de la visión con que se abordarán los proyectos estratégicos: el enfoque poblacional, la prevención y la promoción, la autonomía del paciente, la continuidad de cuidados, el apoyo de las nuevas tecnologías, la adaptación del sistema a sus necesidades y el apoyo a la innovación desde los profesionales clínicos.

El paciente diabético empieza a estar de forma continua en el radar de nuestro sistema.

260.000 diabéticos en Euskadi

En España, un 12 % de la población tiene diabetes tipo 2, datos extrapolables a la Comunidad Autónoma Vasca, lo que supone que alrededor de 260.000 personas en Euskadi son diabéticas.

Según los últimos datos presentados por el estudio di@bet.es, un 12% de la población española mayor de 18 años tiene diabetes tipo 2, de los cuales un 4 % desconoce que la tiene. Además, un 11 % de la población tiene pre-diabetes, lo que significa que casi la cuarta parte de la población española tiene o está en disposición de tener diabetes.

Los resultados del estudio también confirman la asociación entre diabetes, obesidad e hipertensión arterial, y la importancia de la alimentación adecuada y la actividad física como método de prevención.

La educación y la prevención juegan un papel fundamental y constituyen el principal eje de la campaña del Día Mundial de la Diabetes.

Estrategia y Diabetes.

El Sistema Sanitario Vasco aborda la prevención y tratamiento de la diabetes de forma integral e insertada en la Estrategia para afrontar el reto de la cronicidad en Euskadi. De esta forma las personas diabéticas, en su condición de enfermas crónicas, ya tienen a su disposición una batería completa de servicios sanitarios y de salud que conseguirán que su enfermedad se ajuste a su vida, en lugar de tener que acomodar su vida a la enfermedad.

Estratificación y targeting de la población: Se ha confeccionado un Atlas de Mortalidad en el que se describe por primera vez la distribución de la mortalidad en áreas pequeñas en la CAPV y en sus tres capitales. El Atlas incluye mapas de la distribución de los principales indicadores sociodemográficos censales que permiten valorar el patrón socioeconómico de la mortalidad. Y es que la mortalidad total en ambos sexos y algunas causas específicas han seguido un patrón geográfico parejo al de los indicadores socioeconómicos: así, en las mujeres, en el caso de la diabetes, la mortalidad ha sido mayor en las áreas más desfavorecidas. Este estudio permitirá determinar, con criterios sólidos bien granulados geográficamente, cómo aplicar políticas de salud, de prevención y autoayuda, a la población diabética -o la de riesgo- en razón de su adscripción geográfica o condiciones socioeconómicas, optimizando los recursos socio-sanitarios y los resultados.

Promoción y Prevención de la Salud: El reto de la Cronicidad conlleva la implantación de una estrategia integrada de promoción de la salud, que comprende la promoción de la actividad física, la dieta equilibrada y el abandono del tabaco. El eje de actuación con las personas diabéticas se centra en la reducción del riesgo de padecer diabetes tipo 2 en el 58% de la población diana. Dicha prevención se refuerza con un programa para que el profesional pueda detectar en una consulta que una persona puede estar a riesgo y mediante un cuestionario, corto y simple, confirmar si el riesgo es alto, y en ese caso realizar análisis, seguidos de apoyo formativo en grupo que le ayude a introducir cambios en su estilo de vida para reducir o eliminar el riesgo de desarrollar la enfermedad.

Receta electrónica: se podrán prescribir medicamentos sin tener que acudir a una consulta, y se podrán retirar directamente de la farmacia.

         A su vez, se ha desarrollado un programa para la mejora de la utilización de medicamentos en pacientes crónicos polimedicados, como es el caso de los pacientes diabéticos. Las intervenciones irán dirigidas al paciente y se tratará de fomentar el autocuidado facilitando herramientas que mejoren la adherencia y la información sobre la medicación que toma. El objetivo general es mejorar la salud de los pacientes diabéticos polimedicados mediante la adecuación de su medicación y un uso más eficiente de los recursos sanitarios, favoreciendo la colaboración de profesionales sanitarios de diferente nivel de atención.

En una fase inicial y con el objetivo de depurar la metodología, se ha seleccionado el grupo de pacientes con diabetes mellitus como población diana del estudio. El programa se dirige a la población diabética con diabetes mellitus tipos I y II, residente en la CAPV, mayores de 40 años y que tomen 4 o más medicamentos distintos y el programa se llevará a cabo en una fase preliminar en 4 Comarcas Sanitarias de Atención Primaria de Osakidetza.

El ámbito de actuación será la Atención Primaria con unas tareas bien definidas y diferentes para cada profesional participante, pero que, necesariamente, deberán ser integradas y coordinadas por farmacéuticos desde la Atención Primaria.

Centro de Servicios Sanitarios Multicanal: la habilitación de consultas telefónicas facilitará el tratamiento de situaciones agudas evitando desplazamientos del enfermo, además de ofrecerle un servicio de atención domiciliaria por telemedicina (sistemas de evaluación y telemetría a distancia y diferentes dispositivos, que serán utilizados por el diabético en su hogar, y que permitirán la vigilancia y el control remotos de sus constantes).

Este proyecto es crítico desde la visión de la atención de la cronicidad, puesto que construye una herramienta para mantener el contacto constante de baja intensidad que necesitan los enfermos diabéticos y a su vez a través de la habilitación de consultas telefónicas, evitando el desplazamiento del enfermo en situaciones agudas.

En la actualidad, se está telemonitorizando un grupo piloto de enfermos diabéticos, que se ajustan a los siguientes perfiles: debut de la diabetes, corticoides, bombas de insulina, accesibilidad y diabetes gestacional.

Asimismo, se está realizando el seguimiento de diabéticos a través de llamadas salientes de nuestro call-centre de enfermería para al menos 50 pacientes adheridos al programa de mejora del manejo de la diabetes de la Comarca Uribe - Kosta.

Creación de una Red de Pacientes Activados y Conectados a través de la adopción de nuevas tecnologías Web 2.0 por las Asociaciones de Pacientes Crónicos.

Los pacientes diabéticos dispondrán de una web 2.0, que está construida y validada por el grupo de trabajo de la diabetes. Se dispone de algunos contenidos formativos y funcionalidades para crear grupos de pacientes, mensajería, interacción pacientes-profesionales sanitarios, descarga de mediciones etc., y pronto estará accesible.

Paciente Activo: en una primera fase se está comenzado por formar a  pacientes diabéticos tipo 2. El objetivo es que los pacientes tomen un mayor control sobre su enfermedad pensando que esto va a redundar en los resultados sobre su salud y en su relación con los propios servicios asistenciales. Los cursos inicialmente los imparten profesionales de Osakidetza y algunos pacientes crónicos que han recibido una formación específica por parte de profesores de la Universidad de Stanford (este centro es pionero y referencia en el desarrollo de metodologías de auto-gestión de enfermedades). El objetivo final es que sean únicamente los pacientes crónicos previamente formados y seleccionados quienes acaben formando a otros pacientes.

Nuevos Roles de enfermería: Los proyectos mencionados anteriormente sin lugar a dudas requieren la implantación de nuevos roles de enfermería para atender las necesidades de los enfermos diabéticos. En concreto, el Centro de Servicios Multicanal contará con una enfermera de emergencias en el call center y una enfermera de "enlace" de Atención Primaria para el seguimiento de los pacientes diabéticos a distancia. Asimismo, el "paciente activo" contará con el apoyo continuo del equipo de enfermeras "educadoras" de diabetes tipo II.

En todos los servicios citados la corresponsabilidad de los pacientes es esencial, pues son ellos lo que tienen que tomar el control activo de su salud y bienestar. Pero este control activo se extiende también, en Euskadi, al terreno de la prevención, pues la Estrategia de Cronicidad incluye, de forma totalmente integrada, el ámbito completo de salud para los crónicos en general, y los diabéticos en particular.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados