Es

Artolazabal presenta nuevas medidas para mejorar la gestión y eficiencia de la Renta de Garantía de Ingresos

22 de marzo de 2017
  • Lanbide incorporará un protocolo para hipotéticos casos de agresiones que padezca su plantilla
  • Creación de un grupo anti fraude
  • Mejora de la colaboración con otras instituciones, policías locales y la Tesorería General de la Seguridad Social
  • Implantación de un sistema de reconocimiento de todas las personas mediante huella digital
  • Mayor individualización de los servicios ofrecidos

La Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, el Viceconsejero de Empleo y Juventud Marcos Muro y el Director General de Lanbide – Servicio Vasco de Empleo, Borja Belandia, han presentado esta mañana las medidas de actualización del sistema de la Renta de Garantía de Ingresos y la Prestación Complementaria de Vivienda. Según ha explicado la Sailburu Artolazabal, “se trata de una serie de medidas que permitirán a Lanbide mejorar la gestión, control e información de las ayudas que evitan la pobreza, pero que sobre todo facilitarán que “las personas destinatarias de la prestación tengan respuestas más rápidas a la hora de realizar los trámites pertinentes”.

Según Artolazabal, “con estas medidas mejoramos la renta de garantía en cuanto a su gestión: simplificando trámites, mejorando la información e insistiendo en el mejor control de la misma gracias a una mayor comunicación entre las administraciones. Se benefician las personas perceptoras, se controla con más detalle la gestión y se beneficia toda la sociedad”.

Entre las medidas propuestas destacan:

  • Lanbide revisará permanentemente el procedimiento de trabajo y el modelo de actuación interno de la gestión de la RGI y la PCV, analizando entre otros factores la carga de trabajo en las oficinas locales, la atención que se le da a los expedientes en cada fase (atención, resolución) del expediente, etc. El objetivo es optimizar los recursos existentes.
  • Además, Lanbide creará un protocolo de actuación ante agresiones que puedan sufrir miembros del personal.
  • El servicio vasco de empleo creará un grupo anti fraude que reúne a personas de las unidades de Control Interno, de Renta de Garantía de Ingresos, Informática y Comunicaciones, Asesoría Jurídica y las correspondientes a las Oficinas Locales. El objetivo de este grupo será generar instrucciones concretas aplicables a toda la organización. Además, se pretende ampliar el ámbito de actuación de la Ertzaintza.
  • Desde el Gobierno Vasco se pedirá de nuevo a la Tesorería de la Seguridad Social una mayor coordinación con Lanbide para posibilitar el cruce de información que permita acreditar las altas en actividad laboral que registren las personas perceptoras. Esta medida posibilitará reducir los cobros indebidos que se producen por la demora que se produce actualmente para procesar esos cambios.
  • También se establecerá un protocolo de actuación en coordinación con las Policías Locales de la Comunidad Autónoma que permita a estas últimas comprobar, en caso de necesidad, que las personas perceptoras residen dónde declaran hacerlo y si forman o no la unidad convivencial declarada. Para lograrlo Lanbide y el Departamento de Empleo y Políticas Sociales buscarán acuerdos con las policías locales de los ayuntamientos de mayor tamaño de Euskadi y con Eudel y se constituirá un grupo de trabajo interinstitucional que contará con la presencia de la Dirección de Coordinación de Seguridad del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco.
  • Para garantizar que todas las personas usuarias de Lanbide, y no solo las perceptoras de RGI o PVC, cuenten con un sistema de identificación garantizado, se implantará un sistema de reconocimiento de todas las personas, usuarias y trabajadoras, basada en la huella digital que permitirá optimizar la modernización dentro del organismo. Así, en adelante para la realización de cualquier trámite dentro de Lanbide se utilizará como método de identificación la huella digital.
  • Asimismo, para conseguir una mayor individualización de los servicios ofrecidos, Lanbide definirá, mediante una instrucción que recoja contenidos y procedimientos, cual es el empleo más adecuado para cada persona receptora y cuál es la formación adecuada. Con ello se incentivará la activación e inclusión laboral de las personas perceptoras.

La Sailburu Artolazabal ha explicado hoy que el sistema de garantía de ingresos “es necesario ya que cohesiona a una sociedad avanzada como la nuestra”, añadiendo que “un sistema como este debe estar en continua revisión para mejorar su eficiencia”.

Beatriz Artolazabal ha destacado que “el sistema vasco de garantía de ingresos ha servido para paliar la pobreza en Euskadi tal y como demuestran los datos. Nuestra tasa de pobreza real se encuentra en el 5,7%, por debajo del 8,7% que se registraba en 1996, momento en el que se vivió aunque con matices una crisis comparable a la anterior recesión, y muy alejada del 16,1% que existía en 1986, antes de aprobarse el primer programa de garantía de rentas en Euskadi”.

La Sailburu Artolazabal ha recordado que la RGI tiene su origen el Plan Integral de Lucha contra la Pobreza que el Gobierno Vasco puso en marcha a primeros de 1989 y la Ley de Ingreso Mínimo de Inserción aprobada en 1990 por el Parlamento Vasco, que fue la primera ley autonómica de Rentas Mínimas en el Estado español, y que consolidó el Ingreso Mínimo Familiar ya implantado en febrero de 1989.

“El gran objetivo que perseguimos es facilitar que las personas destinatarias de la prestación tengan respuestas más rápidas a la hora de realizar los trámites pertinentes y al mismo tiempo abrir a toda la ciudadanía vasca este sistema para su mayor conocimiento. La RGI-Renta de Garantía de Ingresos y la Prestación Complementaria de Vivienda, han evitado que más de 130 mil personas padezcan la pobreza en Euskadi.  El sistema de garantía de ingresos que aplicamos en Euskadi para garantizar la solidaridad es necesario y cohesiona a una sociedad avanzada como la nuestra” ha concluido.

 

2 comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
  • 24 de marzo de 2017

    No dicen nada acerca de la claridad en las notificaciones, acceso al expediente personal, reinterpretaciones de la normativa, alegaciones sin respuesta dejándo la vía judicial como única salida ... La terminología "cobro indebido" tal y como es usada tiene cierta carga peyorativa cuando se trata de ajustes (reintegros o abonos de atrasos) y no de fraude ...

  • 22 de marzo de 2017

    Los fraudes no los ha detectado Lanbide.
    Los grandes fraudes han sido gracias a la labor de la ertzaina y la guardia civil por las detenciones. Si no hubiese sido así, esto no se hubiese detectado. Por lo demás, veo bastantes mejorias aunque quedan muchas cosas por hacer, sobre todo la reforma en las "excepciones" en la normativa de la RGI.
    Sobre la PCV no puede ser que la mayor parte de ella sea para el colectivo inmigrante. Eso es discriminación negativa pura y dura.

Cargos asistentes al acto