Noticias Empleo y Asuntos Sociales
Es

El servicio vasco de empleo-Lanbide se pondrá en marcha con un presupuesto de 785 millones de euros

5 de noviembre de 2010

Los presupuestos del Departamento de Empleo y Asuntos Sociales para 2010 ascienden a 997.948.000 euros, un 59,9% más que en 2010 debido a la incorporación de Lanbide.

“Los presupuestos del Departamento de Empleo y Asuntos Sociales reflejan el avance en las políticas de empleo, el mantenimiento de las prestaciones del Sistema de Garantía de Ingresos y la apuesta por la I+D+i en el futuro modelo de los servicios sociales”, recalca la consejera Gemma Zabaleta. El nuevo Centro de Investigación e Innovación Sociosanitaria con personas dependientes contará con cinco millones de euros.

La consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, ha presentado esta mañana los presupuestos del departamento que dirige para el año 2011, que ascienden a 997.948.000 euros, lo que supone el tercer presupuesto en cuantía económica del proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma, tras Sanidad y Educación.

De esta cantidad, 785 millones corresponden a Lanbide y 212 al resto de programas del departamento: Cooperación al Desarrollo (51.006.137), Estructura y Apoyo (7.008.479), Trabajo (23.024.829), Inclusión Social (395.070), Inmigración (5.553.007), Servicios Sociales (49.479.438), Familia (68.902.269), Empleo (804.073), Economía Social (5.492.073), Formación (424.977) y Plan Euskadi (167.000)...

Durante su comparecencia en el Parlamento, Zabaleta destacó la materialización de la transferencia de las políticas activas de empleo, lo que permite “mirar al futuro con optimismo”, a pesar de los tiempos tan difíciles que se viven, especialmente para los desempleados. “El proyecto de presupuestos tiene muy presente las necesidades sociales y de forma relevante, las necesidades de los desempleados vascos y de quienes quieren tener una mejor oportunidad de empleo”, subrayó.

Junto a la puesta en marcha de Lanbide, el proyecto de presupuestos refleja otra serie de claves: el desarrollo de la Ley de Servicios Sociales (asunción por parte del Gobierno vasco del servicio de teleasistencia domiciliaria y puesta en marcha de la Alta Inspección); apuesta por la I+D+i en las políticas sociales con  la creación de un centro de investigación e Innovación Sociosanitaria con personas dependientes, y el mantenimiento del gasto social.

Por primera vez, las prestaciones de derecho de la Ley de Garantía de Ingresos (Renta de Garantía de Ingresos y Prestación Complementaria de Vivienda) se presupuestan en los Servicios de Empleo-Lanbide, ya que estas ayudas estarán vinculadas a la activación de las personas. Cuando se modifique la Ley de Garantía de Ingresos el próximo año, los propios expedientes de los perceptores de las prestaciones se tramitarán íntegramente en Lanbide, acortando plazos y posibilitando mejor el reto de la activación por el empleo de dichos perceptores, que se encuentren en edad de trabajar.

Por otro lado, las ayudas de Emergencia Social (AES) que son de carácter subvencional, más relacionadas con la inclusión social que laboral y con el ámbito de los servicios sociales, se adscriben en el presupuesto a la Viceconsejeria de Asuntos Sociales.

Lanbide

El servicio vasco de empleo conjugará la orientación, la formación y la inclusión laboral. Esto es, será elemento clave para incardinar a los desempleados en el mercado de trabajo. Lanbide gestionará 785 millones de euros de los que  225 millones de euros serán para el conjunto de servicios, programas y ayudas que configuran las políticas activas. Otros 325 millones se dedican  a las prestaciones del Sistema de Garantía de Ingresos (RGI y PCV); 34 millones corresponden al gasto de personal y 19 se destinarán a inversiones y adaptación de oficinas. Las bonificaciones representan 150 millones y los gastos de funcionamiento otros 31 millones.

De los 225 millones destinados a políticas activas, 74  se destinan al Fomento del Empleo, 62 a Inserción Laboral y 89 a Formación. En  2009 (año del que se dispone del último dato consolidado), el Servicio Estatal de Empleo gastó en Euskadi 117 millones en el conjunto de programas y ayudas, lo que supone que ahora se duplica el esfuerzo en un reflejo claro de lo que en esta nueva etapa va a significar la apuesta por la formación. Una apuesta de doble vía: la administración oferta recursos y el usuario se compromete para aprovecharlos.

Por otra parte, la Renta de Garantía de Ingresos  y los servicios de Empleo van a ir de la mano. Lanbide asumirá la gestión de la RGI y se dará un mejor cumplimiento a la Ley que reconoce como primer derecho recibir esta renta y, conectado a ella, el derecho a la activación laboral. Esto supone que Lanbide gestionará 325 millones de la RGI (280.000.000) y de la PCV (42.000.000).   Estas cantidades suponen un mantenimiento de las cuantías de prestaciones sociales, que por otro lado son un crédito, ampliable en cumplimiento de la Ley de Garantía de Ingresos.

Viceconsejería de Asuntos Sociales

Por viceconsejerías, en la de Asuntos Sociales los elementos claves son la reorganización en la gestión de la política de Garantía de Ingresos, la asunción de la tele-asistencia,  así como la apuesta por la investigación, el desarrollo y la innovación en materia de atención sociosanitaria a la dependencia.

La Dirección de Servicios Sociales  verá aumentado su presupuesto en casi 12 millones de euros. Es un incremento que se debe fundamentalmente a  la asunción del servicio de tele-asistencia, que esta dotado con 5.375.917 euros, a los que se suman un millón más del Plan extraordinario aprobado por el Gobierno para inversiones en I+D+I para lograr una plataforma tecnologica de alto valor añadido.

La gestión de la RGI y de la PCV queda en manos en Lanbide, de modo que la dirección de Servicios Sociales se hará cargo, en coordinación con los servicios sociales municipales, de la gestión de las Ayudas de Emergencia Social, para las que se ha consignado una partida de 17.300.000 euros.

Conscientes del trabajo que se realiza desde los ayuntamientos, se destinaran otros 8.195.165 euros para el personal de refuerzo de los servicios sociales de base. La puesta en marcha de la Alta Inspección de Servicios Sociales cuenta con una partida de 606.363 euros. Se trata de un programa de nueva creación y de gran importancia para garantizar la equidad del sistema en un año en el que esta viceconsejería ha hecho un gran esfuerzo de reorganización y reordenación.

La Dirección de Inmigración y  gestión de la diversidad mantiene el presupuesto del año anterior. Se mantienen los programas de apoyo Heldu y Biltzen a las personas inmigrantes desde el reconocimiento de su diversidad dotándolos con 1.780.000 euros.  

Una novedad que se verá reflejada en las cuentas de la Dirección de Inmigración respecto a 2010 son dos partidas que antes se incardinaban en la Dirección de Política Familiar y Comunitaria, como el programa de sensibilización sobre diversidad e identidad afectivo sexual (90.500 euros) y el servicio Berdindu (148.000 euros).

Precisamente, estas variaciones inciden en una aparente rebaja del presupuesto de la Dirección de Política Familiar y Comunitaria (-5,8 %), pero se mantienen las ayudas a las familias y sobre todo a las que se encuentran en una situación más difícil, así como las de apoyo a la infancia y a la adolescencia de acuerdo con el gasto ejecutado.

La dirección de Drogodependencias registra un ligero aumento de los recursos (poco más de doscientos mil euros o lo que es lo mismo +4,1%) pero acompañado a la vez de una disminución notable (el 6,2%) en los gastos de funcionamiento. El aumento de un 12% en transferencias y subvenciones de gastos corrientes se debe a las partidas encargadas de financiar las ayudas al tercer sector en el ámbito de la intervención social.

La Agencia Vasca de Cooperación mantiene el importe global de la partida igual que en 2010, lo que en estos tiempos duros, supone un esfuerzo en el compromiso por la solidaridad y representa el 0,52% de los presupuestos de la CAV sin incluir el importe de la transferencia de las Políticas Activas de Empleo.

Centro de investigación

Dentro de la viceconsejería de Asuntos Sociales figura un proyecto de gran alcance y vinculado estrechamente a las políticas de I+D+i en políticas sociales como es el Centro de Investigación e Innovación Sociosanitaria con personas dependientes, que se desarrollará   en colaboración con el departamento de Sanidad y en el marco de la política de ciencia, tecnología e innovación liderada desde la Lehendakaritza.

Un proyecto que cuenta con una dotación de 3.000.000 de euros para la investigación en cuidados a la dependencia, con cargo al Plan extraordinario de inversiones en I+D+I y en 2.000.000 con cargo al plan de Ciencia y tecnología.

“Se trata de una apuesta importantísima, que va a contar con la Fundación Matía e Ingema, como socios colaboradores en la investigación aplicada a nuevas maneras de intervención y cuidados, a personas dependientes, gravemente afectadas por enfermedades neurodegenerativas como el alzheimer y que quiere sumar a esta investigación a todos quienes estan investigando en esta materia en Euskadi o fuera de ella, y convertir a Euskadi en un referente sociosanitario en esta cuestión”, recalcó la consejera Zabaleta.

Viceconsejería de Trabajo

En la viconsejería de trabajo se inscriben dos direcciones, la de Trabajo y la de Economía Social. La cantidad más importante es la que se aporta al Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laboral-Osalan, que este año dispondrá de un presupuesto  cercano a los veinte millones de euros.

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)
Otros invitados
  • Gemma Zabaleta