Noticias Vivienda, Obras Públicas y Transportes
Es

Arriola anuncia la construcción de una estación soterrada en Pasajes y la cubrición del apeadero de Galtzaraborda

20 de octubre de 2010

Arriola ha emplazado a las instituciones guipuzcoanas a "unir fuerzas, voluntades y economías" para ejecutar el resto de tramos exportando la fórmula de colaboración de Metro Bilbao

El consejero de Vivienda, Obras Públicas y Transportes, Iñaki Arriola, ha desvelado hoy en Rentería que el Gobierno Vasco Vasco construirá una nueva estación soterrada en Pasajes, en lugar de la actual, así como la cubrición total del apeadero de Galtzaraborda, ubicado en el término municipal de Rentería. Estas conclusiones forman parte de la memoria del estudio informativo del tramo Herrera-Galtzaraborda del futuro Metro de Donostialdea, que incluye también el desdoblamiento del trazado (3.000 metros) y la construcción de una estación de nueva creación en el barrio donostiarra de Altza.

Este anuncio ha sido realizado esta mañána en un acto desarollado en el Ayuntamiento de Rentería en el que junto al Consejero han tomado parte el Alcalde de la localidad, Juan Carlos Merino, así como Ander Poza, teniente alcalde de Pasajes.

Antes de esta comparecencia, Iñaki Arriola, se ha desplazado al barrio de Herrera para conocer de primera mano el desarrollo de las obras de desdoblamiento del tramo Loiola-Herrera y, en concreto, los trabajos de construcción de la nueva estación que dará servicio a las personas residentes en Herrera y zonas limítrofes.

DESCRIPCIÓN DEL TRAZADO

Las obras en el tramo en cuestión consistirán en la construcción de una vía doble de ferrocarril a lo largo de tres kilómetros, soterrada en su integridad. El presupuesto estimado de los trabajos rondará los 126 millones de euros y su plazo de ejecución será de 40 meses.

El nuevo trazado parte de la nueva estación de Herrera, cruzando bajo la N1 y las vias de Adif para luego ascender y desemboca en la nueva estación de Altza.

El proyecto dotará al barrio donostiarra de Altza de una estación de ferrocarril, transporte del que carece en la actualidad. De esta manera, se dará servicio directo a una población de 21.500 habitantes situados además en una zona catalogada como de expansión urbanística. La terminal se ubicará junto al paseo Félix Iranzo y dispondrá de dos vestíbulos y dos cañones de acceso que desembocarán en el paseo de Larratxo y en la barriada Arriberri. La tipología de la estación será en caverna con andenes laterales y a ella se podrá llegar también a través de un ascensor.

A un kilómetro de Altza y tras atravesar bajo tierra por la zona de Auditz-Akular,  se alcanza la nueva estación de Pasaia. La terminal pasaitarra se ubicará en su mayor parte bajo la plaza Gure Zumardia. Para su construcción se utilizará la técnica "cut and cover". Se excava, se instalan pantallas verticales y se tapa. Así la plaza recupera su aspecto inicial.

La configuración interna es de andenes laterales con la salvedad de que en este caso las escaleras de los andenes desembocan en un único vestíbulo, desde el que se accede a la calle. Para dar acceso a las personas de movilidad reducida se ha dispuesto un ascensor desde la plaza. La actual estación desaparecerá, liberando el espacio que hoy ocupa y eliminando la barrera arquitectónica que supone el paso del actual "Topo"..

Al final del tramo se encuentra la estación de Galtzaraborda, la cual se cubrirá para regeneración de la zona colindante a la misma.

La alternativa elegida para el desdoblamiento entre Herrera y Galtzaraborda es compatible con el Proyecto de Acceso y Penetración al Puerto de Pasaia y ha sido diseñada para tráfico exclusivo de viajeros.

METRO DE DONOSTIALDEA

En la actualidad, en el entorno de Donostia ya se desarrollan obras de desdoblamiento en los tramos Lasarte-Errekalde-Añorga, Loiola-Herrera y Fandería-Oiartzun, así como en las futuras cocheras y talleres de Araso.

Además, ETS, ente público del Departamento de Vivienda, Obras Públicas y Transportes del Gobierno Vasco, coordina y dirige el Estudio Informativo que concretará los siguientes aspectos:

- La entrada del metro en la zona centro de donostia con estaciones en el campus de Ibaeta, Ondarreta, Centro y Amara

- El corredor entre la Plaza Easo y Anoeta a través de Errondo

- El intercambiador de Riberas de Loyola

- El ramal Irún-Hondarribia con paradas en el aeropuerto y el centro de la villa costera.

Esta iniciativa persigue tres grandes objetivos: Mejorar el acceso comarcal y urbano a las principales zonas de servicios y empleo en el casco urbano de San Sebastián; mejorar los accesos ferroviarios a barrios y localidades que en este momento no gozan de este servicio (Intxaurrondo, Altza, Hondarribia, etc...) y, por último, fomentar la intermodalidad, mediante la mejora de los sistemas de intercambio de viajeros entre los distintos modos de transporte público, de forma que estos actúen de manera complementaria y coordinada.

En este sentido, la puesta en marcha de esta infraestructura permitirá pasar de los 7 millones a los que actualmente sirve la red a los cerca de 25 millones que se prevén lograr. El Metro de Donostialdea dará servicio directo al 65% de la población guipuzcoana y, gracias al interconector contemplado en Riberas de Loyola que enlazará con la red de Cercanías de RENFE, será accesible al 80% de guipuzcoanos y guipuzcoanas.

Donostia-San Sebastián, 20 de octubre de 2010

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)
Otros invitados
  • Consejero de Vivienda, Obras Públicas y Transportes, Iñaki Arriola