Noticias Empleo y Políticas Sociales
Es

En su décimo aniversario, el consejero de Empleo y Políticas Sociales destaca la consolidación del teléfono 900 840 111 que atiende a víctimas de la violencia contra las mujeres

11 de mayo de 2016
(*) Este servicio de subtitulación se genera de forma automatizada con una versión de software en pruebas. Disculpen los errores.

El Consejero de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Ángel Toña, ha celebrado hoy el décimo aniversario del Servicio de Información y Atención a Mujeres Víctimas de Violencia Doméstica o por razón de Sexo a través del teléfono 900 840 111, destacando “la utilidad, cercanía, accesibilidad e inmediatez” del servicio.

 

Un servicio que tal y como ha explicado el Consejero en la rueda de prensa celebrada hoy en Bilbao, “se ha consolidado”, si se tienen en cuenta los datos de los últimos años, pero que, sobre todo, ofrece un recurso a las mujeres víctimas de violencia que es “cercano, profesional y útil”. Según se desprende de los datos de los últimos años, su uso ha ido creciendo:

2013

2014

2015

3.173 atenciones

3.030 atenciones

3.539 atenciones

1.730 usuarias

1.823 usuarias

2.103 usuarias

 Este servicio de la Dirección de Servicios Sociales del Gobierno Vasco, atiende a todas las víctimas de la violencia contra las mujeres en su sentido más amplio: no solo aborda la violencia que sufren las mujeres por parte de su pareja o ex pareja, sino también la ejercida por algún hombre de su entorno familiar distinto a la pareja (padre, hermano, hijo…), el abuso, agresión y acoso sexual, la trata, la prostitución forzada, el acoso en el ámbito laboral, etc.

El teléfono 900 840 111 está atendido por profesionales en formación continua: no solo en materia de violencia contra las mujeres e igualdad, sino en todas aquellas disciplinas imprescindibles para una atención integral: derecho, extranjería o psicología, entre otros. Estas profesionales, psicólogas, educadoras y trabajadoras sociales principalmente, atienden el teléfono las 24 horas del día, los 365 días del año.

El fin último de este servicio es que la mujer pueda salir de esa situación de maltrato y que esté en condiciones de iniciar una vida autónoma, con sus hijas e hijos si los tuviera. Para ello, las profesionales de este servicio realizan labores de acompañamiento en ese proceso de fortalecimiento y empoderamiento personal respetando, por encima de todo, sus tiempos y sus circunstancias. “Este es un elemento que diferencia a este servicio de otros similares, y que le aporta un valor añadido que consideramos de gran valor”, tal y como ha acentuado Toña.

El teléfono 900 840 111, al tratarse de un servicio eminentemente vasco, cuyo ámbito de actuación es única y exclusivamente la Comunidad Autónoma del País Vasco, permite que las personas que llaman obtengan información completa y detallada de todos los recursos existentes en su entorno más cercano y a los que puede acudir”, como servicios sociales, sanitarios, judiciales, policiales… facilitando direcciones y teléfonos concretos, e incluso derivando directamente a éstos, sobre todo, cuando se evidencia una situación de riesgo y la mujer lo consiente. Igualmente, el servicio se coordina con los restantes servicios a través de los protocolos de derivación y seguimiento establecidos con lo que se consigue una atención integral de la mujer.

Una de las mejoras incorporadas a este servicio en los últimos tiempos es que el terminal de telefonía móvil que la Ertzaintza ofrece a todas las mujeres a las que otorga protección, el teléfono ‘Bortxa’, está dotado de una tecla (la tecla 4) que conecta automáticamente con la marcación memorizada del 900 840 111. Gracias a esto, se pueden dispensar los primeros auxilios psicológicos en las situaciones de crisis, ofrecer información, y dar apoyo en la toma de decisiones para continuar en su proceso de salida de la violencia que sufren.

Toña ha destacado el valor añadido que este servicio aporta para conocer la realidad que se vive en Euskadi en esta materia. “Al ser un servicio tan cercano a las mujeres, el teléfono realiza una función de observatorio: de cómo están funcionando los distintos recursos y servicios, de qué aspectos valoran las mujeres, qué quejas presentan, qué nuevas formas de maltrato surgen, etc.”, ha subrayado. Además, el servicio del 900 840 111 registra las características de las atenciones prestadas, lo que permite analizar las necesidades concretas y realizar propuestas de mejora en la prestación de servicios.

Cabe recordar, que el servicio no solo atiende a mujeres que sufren la violencia, sino que puede utilizarlo igualmente cualquier persona allegada a estas mujeres (familiares, vecindario, compañeras y compañeros de trabajo…) y profesionales que las atienden, si necesitan cualquier tipo de información o asesoramiento.

Características del servicio

  • El teléfono 900840111es inmediato y está disponible 24 horas al día, todos los días del año, con lo cual no hay que coger cita, ni hacer cola, ni  aguantar tiempos de espera.
  • No deja rastro en la factura telefónica, algo imprescindible para aquellas mujeres que conviven con el agresor y están controladas por éste.  
  • Atiende en 51 idiomas.
  • Cuenta con un dispositivo para atender a personas con diversidad funcional del habla y/o auditiva.
  • Atiende a todas las mujeres, independientemente de su situación administrativa regular o irregular, si tienen padrón o no, si mantienen su relación con el agresor o no… etcétera.
  • Al tratarse de un servicio anónimo y confidencial, atrae a muchas mujeres que aún no se atreven a acudir a los recursos presenciales habituales (servicios sociales municipales o forales, policiales, jurídicos, médicos…) por distintos motivos: porque les avergüenza hablar de este tema, ya que se sienten culpables; porque no reconocen que es violencia contra las mujeres lo que están sufriendo, o porque tienen dudas; porque son mujeres más mayores o demasiado jóvenes, más reacias a acudir a los servicios sociales; porque residen en un entorno rural o en entorno donde “todos se conocen”; porque tienen miedo de acercarse a la administración por no tener padrón o por estar en situación no regularizada; porque están sufriendo violencia sexual y sienten vergüenza y temor por sus familiares; porque no quieren revelar la identidad del agresor o la suya propia; porque hay mujeres que no pueden salir de casa, bien porque tienen algún problema de movilidad o porque sus agresores las mantienen aisladas; etcétera.

Cuándo llamar al 900 840 111

Este servicio es, y pretendemos que siga siendo, ha explicado el Consejero Ángel Toña, un recurso al que acceden las mujeres y/o cualquier persona, en cualquier momento aunque especialmente cuando:

  • Están tristes, bloqueadas, asustadas o sienten vergüenza, temor o inseguridad por lo que les está ocurriendo.
  • Necesitan información y orientación sobre servicios y recursos en cualquiera de los  ámbitos: social, sanitario, judicial, policial, etc.
  • Necesitan sentirse escuchadas y hablar de la situación en la que se encuentran.
  • Tienen dudas o quieren tomar nuevas decisiones.
  • Necesitan ser derivadas al recurso de atención presencial más adecuado a sus necesidades.
  • Quieren un acompañamiento profesional en el proceso de salida de la violencia que ya han iniciado y en el que encuentran momentos de indecisión o de fragilidad.
Un comentario
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
  • @biocrucesHRI
    11 de mayo de 2016

    Comentario de Twitter:
    RT @Irekia: Décimo aniversario del teléfono 900 840 111 que atiende a víctimas de la violencia contra las mujeres ➡ https://t.co/xPHTcS0lr4

Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto
(X legislatura 2012 - 2016)