Noticias Medio Ambiente y Política Territorial
Es

Ana Oregi: “la Red Natura 2000 es la apuesta europea más decidida para conservar la biodiversidad”

16 de marzo de 2016

 

  • “Su definición en el País Vasco ha contado con un gran proceso de participación”
  • “Los mayores retos a los que se enfrenta la humanidad son la detención de la pérdida de biodiversidad y la actuación contra el cambio climático”
  • “Al igual que los países más avanzados de Europa, Euskadi gestiona su Estrategia de Cambio Climático 2050 y define su Estrategia de Biodiversidad 2030”
  • Gobierno Vasco y Diputaciones Forales invierten anualmente alrededor de 10 millones de euros que generan más de 230 millones de euros en servicios de los ecosistemas: agua, alimentos, madera, turismo, etc. Cada euro genera más de 22 euros de beneficios, un 30% superior a la media europea.

VG 16 03 16

La Consejera de Medio Ambiente y Política Territorial, Ana Oregi ha indicado en el Parlamento Vasco que “la Red Natura 2000 es la apuesta europea más decidida para conservar la biodiversidad y su definición en el País Vasco ha contado con un gran proceso departicipación ya que los mayores retos a los que se enfrenta la humanidad son detener la pérdida de biodiversidad y combatir el cambio climático”.

Oregi ha explicado las distintas actuaciones que el Gobierno Vasco “realiza en los últimos años en relación a la conservación de la biodiversidad y para la creación e implantación de la Red Natura 2000 en Euskadi, la principal apuesta de las instituciones y la ciudadanía europea para frenar la pérdida de biodiversidad en el territorio de la Unión”.

El Gobierno Vasco finaliza estos días el proceso de designación de 52 Zonas Especiales de Conservación (ZEC), con sus correspondientes medidas de conservación, así como el establecimiento de las medidas de conservación para las 8 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

 

“La comunidad internacional ha asumido que dos de los mayores retos a los que se enfrenta la humanidad son la contención de la pérdida de biodiversidad y la actuación contra el cambio climático” ha señalado Oregi. “Hemos diseñado la Estrategia de Cambio Climático 2050 del País Vasco para hacer frente a este desafío y la Estrategia de Biodiversidad 2030, conscientes de que nuestro bienestar y el de las generaciones futuras dependen de la conservación y restauración de ecosistemas sanos que contribuyan a regular inundaciones, absorban los gases de efecto invernadero, nos protejan de eventos meteorológicos extremos y permitan adaptarnos al cambio climático”.

 

Ana Oregi ha detallado la situación del estado de la naturaleza en Europa y en el País Vasco, la aportación vasca a la protección y mejora de la naturaleza de la Unión, ha hecho referencia al proceso de tramitación de la Red Natura 2000 en Euskadi y su participación; ha expuesto la fotografía actual de la Red Natura 2000 en Euskadi y ha citado algunos ejemplos de buenas prácticas en la Red Natura 2000.

 

Informes europeos

El último informe sobre el Estado de la Naturaleza, publicado por la Comisión Europea –radiografía del estado de la flora, la fauna y los hábitats- concluye que solo el 23% de las especies protegidas por la Directiva de Hábitats tiene en Europa un estado favorable de conservación. Más de la mitad, el 60% tiene un estado desfavorable, con un 42% considerado desfavorable-inadecuado y un 18%, desfavorable-malo.

 

El estado de más de la mitad de las especies euroepas de aves silvestres evaluadas (52%) es seguro. Sin embargo, alrededor del 17% de las especies se encuentra todavía amenazado y otro 15% está casi amenazado, en declive o empobrecido.

 

El estado de conservación y las tendencias de los hábitats, en su conjunto, son peores que los de las especies. En los 28 estados de la Unión Europea solo el 16% de los hábitats evaluados tiene un estado de conservación favorable. En el caso de Euskadi la situación respecto al estado de conservación de los hábitats es muy similar, siendo favorable en el 19% de los casos, frente al 16% en Europa.

 

En Euskadi viven algo más de 700 especies de animales vertebrados, 1.780 invertebrados y unas 7.600 plantas. 46 de las especies de vertebrados se encuentran amenazadas -21 en peligro de extinción- al igual que 125 especies de flora vascular, 54 de ellas en peligro.

 

“La rana meridional; el águila perdicera, el quebrantahuesos o el milano real; el cangrejo de río común; la libélula; el murciélago del bosque, la nutria euroasiática y el visón europeo; la lamprea; o las droseras, el pie de gato, el geranio de roca, el nenúfar blanco y el  acebuche precisan protección” ha destacado Ana Oregi.

 

Máxima protección

Según ha detallado la Sailburu Oregi “la Red Natura 2000 centra los esfuerzos de conservación en los espacios de la red, sin olvidar el resto del territorio. Existe una correlación positiva entre el nivel de cobertura de Natura 2000 y las tendencias favorables en el estado de conservación de los hábitats y especies”.

 

“Los datos del primer Eurobarómetro especial sobre biodiversidad, realizado en base a 28.000 entrevistas en toda la Unión Europea, son muy significativos: ocho de cada diez personas piensan que la pérdida de biodiversidad es un problema grave. Cinco de estas diez personas creen que se verán afectadas por esta pérdida” ha citado Oregi.

 

En Euskadi, según un estudio realizado por el Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno Vasco en mayo de 2013, tres de cada cuatro habitantes denotan una alta preocupación por los temas medio ambientales y los consideran un problema inmediato y urgente. “Por ello, el Gobierno Vasco ha dado un paso al frente para que la Red europea Natura 2000 sea el principal instrumento para frenar la pérdida de biodiversidad en nuestro país” ha indicado la Consejera.

 

“Estamos ante una red saludable que los lugares Natura 2000 han sido elegidos por representar lo más valioso y a la vez más amenazado del patrimonio natural europeo y  necesitado de medidas de conservación. Son los ecosistemas ambientales más saludables del continente. Pertenecer a la red Natura 2000 constituye un certificado de buena salud ambiental” ha añadido Oregi.

 

Euskadi aporta a Red Natura 2000, 60 espacios, con una extensión de 1.500 kilómetros cuadrados –un 0,22% del total europeo- superando la media europea en la designación de espacios de la Red Natura 2000, ya que más del 20% del País está incluido en esa figura de protección europea, mientras que la media comunitaria es del 18%. El porcentaje de espacios protegidos sube hasta el 23% del territorio incluyendo los biotopos de Deba-Zumaia y Meatzaldea, y la Reserva de Biosfera de Urdaibai. En la actualidad la superficie protegida es del 20,5% de la totalidad del territorio vasco. El 25% de la superficie arbolada de Euskadi se encuentra englobada en espacios que forman parte de la Red Natura 2000.

 

La Estrategia de Biodiversidad de Euskadi 2030, en fase final de elaboración, se basa en dos directivas comunitarias: Hábitats y Aves para garantizar la biodiversidad mediante la conservación de los hábitats naturales y de la flora y fauna silvestres en el territorio europeo. Los Lugares de Importancia Comunitaria son zonas que contribuyen de forma apreciable a mantener o restablecer un tipo de hábitat natural. Las Zonas de Especial de Protección para las Aves (ZEPA) son lugares en los que se aplican las medidas de conservación y recuperación en cuanto a su hábitat.

 

Participación e inversión

Según ha indicado Ana Oregi, “desde el Gobierno Vasco hemos considerado prioritarios los proceso de participación social que van más allá de las obligaciones de información pública que fija la Unión Europea. Los trabajos han sido intensos, con una media de cuatro reuniones en cada espacio y una media de seis meses de tiempo. Ante todo, se ha tenido en cuenta a las personas que viven en estos espacios de la Red Natura. Vecindarios, ayuntamientos y otras entidades locales, empresariado, asociaciones conservacionistas, comunidades locales y cualquier ciudadana o ciudadano preocupados por nuestra herencia natural y biodiversidad están teniendo un papel importante en el desarrollo de este proyecto”.

 

El Gobierno Vasco y las diputaciones trabajan de forma coordinada en una misma ZEC: mientras el ejecutivo vasco aprueba las normas, las diputaciones se responsabilizan de las medidas de gestión. Desde la Administración vasca –Gobierno Vasco y Diputaciones Forales- se invierten cada año en los espacios de la Red Natura 2000 alrededor de 10 millones de euros, entre estudios de la biodiversidad,  restauración de riberas y bosques y otras inciativas. “Esa inversión anual de 10 millones de euros genera más de 230 millones de euros en servicios que ofrecen los ecosistemas -agua, alimentos, madera, turismo, etc.-. Cada euro que la Administración vasca destina a proteger la Red Natura 2000 genera más de 22 euros de beneficios. Nuestra inversión en la Red Natura 2000 es un 30% superior a la media europea.

 

Oregi ha destacado que “Natura 2000 es más que una red de espacios protegidos por su valiosa biodiversidad, ya que también permite a las comunidades locales beneficiarse de los servicios ecosistémicos que generan; no pretende establecer santuarios para la vida silvestre ya que el ser humano es parte integral de la naturaleza y algunos hábitats naturales, animales y plantas silvestres dependen de las condiciones ambientales que favorecen algunas actividades humanas”.

 

Entre los ejemplos de la Red Natura 2000 como efecto tractor sostenible para una comarca están el incremento de turismo de naturaleza en la zona de Valderejo; la Reserva de la Biosfera de Urdaibai como equilibrio entre la protección de la naturaleza y actividad económica; o, en Alkiza, el Centro de Interpretación de Hernio-Gazume, denominado Fagus Alkiza.

 

“Un dato de la importancia de conservar en buen estado los espacios de la Red Natura 2000 para el mantenimiento de la biodiversidad y también para nuestra salud es que de los 2.173.000 habitantes de la Comunidad Autónoma Vasca, más de 1.550.000 (71%) beben agua de los Consorcios Bilbao-Bizkaia, Aguas del Añarbe o Amvisa que captan principalmente en espacios de la Red Natura 2000. El 60% de la población vasca bebe agua de calidad procedente de espacios de la Red Natura 2000, especialmente de los embalses del Zadorra y Añarbe y otros situados en las ZEC, con un coste notablemente inferior al que supone cualquier sistema artificial de depuración” ha señalado Oregi.

 

La consejera ha concluido que “una adecuada respuesta a estos retos nos va a exigir un esfuerzo de concertación, dotación de recursos e impulso para que la Red Natura contribuya a conservar la biodiversidad en el territorio europeo”.

Aguas

En la misma comisión, la Sailburu Oregi se ha referido a la situación de las aguas en el País Vasco indicando que “los programas de seguimiento indican una notable mejoría de las condiciones de nuestras masas de agua y nos hacen ser optimistas en cuanto a la consecución de los objetivos ambientales establecidos para cada una de ellas. Los planes hidrológicos recientemente aprobados determinan para cada masa de agua las medidas específicas necesarias para la consecución del buen estado, su horizonte de ejecución, y los plazos previstos, realistas, para alcanzar el objetivo de cada masa de acuerdo con lo establecido por la directiva marco ambiental 2015, 2021 o 2027.

 

 

INFO +

  • La Red Natura 2000 está constituida en su parte terrestre por 27.384 espacios y abarca algo más del 18% del territorio de la Unión Europea, una superficie de 1,1 millones de kilómetros cuadrados. Incluye Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) y Zonas Especiales de Conservación (ZEC), con una superficie de 601.633 kilómetros cuadrados, y Zonas Especiales de Protección para las Aves (ZEPA), con una superficie de 537.130 kilómetros cuadrados. Incluye también una red cada vez mayor de Zonas Marinas Protegidas (ZMP) que ocupan actualmente 318.133 kilómetros cuadrados, según la última actualización del Barómetro Natura 2000.

 

  • La selección de los espacios de la Red Natura 2000 en Euskadi comenzó en 1997: el ejecutivo vasco declaró 6 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y se propusieron secuencialmente 52 espacios para ser designados como Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) trfasladándolas a la Comisión Europea, que las aprobó y designó como Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) en diciembre de 2004 para la vertiente atlántica y en junio de 2006 para la mediterránea. Una vez designados los espacios que pasan a conformar la Red Natura 2000, el reto es declarar todos los Lugares de Interés Comunitario (LIC) como Zonas Especiales de Conservación (ZEC).

 

  • Los espacios que conforman la Red Natura 2000 vasca pueden agruparse de forma orientativa en 7 tipologías: 1) Espacios exclusivamente marinos: Únicamente contamos con una ZEPA “Espacio marino de la Ría de Mundaka-Cabo de Ogoño”, declarado por la Administración General del Estado y competencia exlusiva suya. 2) Espacios litorales: Son 5 ZEC Jaizkibel, Ulia, Inurritza, San Juan de Gaztelugatx (solapamiento parcial con la ZEPA Ría de Urdaibai) y la duna de Astondo. 3) Estuarios: (2 espacios ZEC/ZEPA y 3 ZEC) Txingudi-Bidasoa y Urdaibai, que son a la vez ZEC y ZEPA; Ría del Oria; Ría del Urola; Barbadun. 4) Humedales interiores: (3 ZEC y 1 ZEC/ZEPA) Salburua; Embalses del Zadorra; Lagunas de Laguardia y Lago de Caicedo Yuso y Arreo. 5) Ríos: (15 ZEC). Por territorio histórico: Araba Álava (8 ZEC): Arakil, Barrundia, Ega-Berrón, Zadorra, Baia, Ihuda (Ayuda), Omecillo-Tumecillo y Ebro. Bizkaia (3 ZEC): Red fluvial de Urdaibai, Lea y Artibai. Gipuzkoa (4 ZEC): Alto Oria, Araxes, Leizaran y Urumea. 6) Espacios representativos de algunos tipos particulares de bosques: 5 ZEC. Se trata de ZEC en los que prácticamente la totalidad de su territorio se corresponde con un tipo de bosque concreto o la conbinación de un par de tipos. Arno y los encinares cantábricos de Urdaibai, protegen encinares que siendo un tipo de bosque marcadamente mediterráneo, aparecen en estos casos en la vertiente atlántica. Gárate-Sta Bárbara: es el único espacio donde tenemos alcornocales en Euskadi en la vertiente atlántica. Robledales isla de la llanada alavesa y Robledales isla de Urkabustaiz, son prácticamente los únicos espacios de cierta relevancia donde conservamos robledales de fondo de valle, aunque muy fragmentados o dispersos en el territorio. 7) Espacios montañosos o de media montaña (14 ZEC y 3 ZEC/ZEPA). En estos espacios, generalmente de superficie media a grande conviven bosques autóctonos naturales o seminaturales, con diferentes tipos de pastos y brezales-matorrales, también con grandes roquedos y sus cuevas asociadas. Casi todos ellos albergan cabeceras de ríos y arroyos y medianas y pequeñas zonas húmedas, destacando especialmente la única turbera activa en Euskadi que es la de Zalama en Ordunte. Araba/Álava: Entzia, Montes Altos de Vitoria, Montes de Aldaia, Izki (ZEC/ZEPA), Sierras meridionales de Álava (ZEC/ZEPA), Valderejo- Sobrón-Sierra de Árcena (ZEC/ZEPA), Arkamo-Gibijo-Arrastaria(se solapa parcialmente con la ZEPA Sierra salvada) y Gorbeia (compartido con Bizkaia). Bizkaia: Armañon, Ordunte, Urkiola (compartido con Álava). Gipuzkoa: Aiako-harria, Pagoeta, Hernio-Gazume, Izarraitz, Aralar y Aizkorri-Aratz (compartido con Araba).

 

 

Un comentario
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
  • @XabiGV
    16 de marzo de 2016

    Comentario de Twitter:
    Ana Oregi: “la Red Natura 2000 es la apuesta europea más decidida para conservar la biodiversidad” https://t.co/2RsBObyIuG

Cargos asistentes al acto
(X legislatura 2012 - 2016)