Noticias Lehendakaritza
Es

El Gobierno analiza en un estudio la evolución de la opinión pública vasca en los últimos 20 años.

11 de marzo de 2016

Sociometro Vasco

El  Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno Vasco ha hecho público el Sociometro Vasco nº 60 que recoge la evolución de la opinión pública vasca sobre diversos temas en los últimos veinte años, cuando se realizó el primer  sociometro. El estudio  recoge las opiniones de la ciudadanía sobre cuestiones que se recogen a lo largo de toda la serie de sociometros iniciada en 1996, sobre principales preocupaciones de la población,  familia, religión, inmigración,  Europa o las instituciones  vascas. La muestra se realizó  entre el 25 de enero y el 2 de febrero, sobre un total de 2.310 entrevistas domiciliarias.

UNA VISIÓN DE LA EVOLUCIÓN SOCIAL 1996-2016

1)     Los problemas relacionados con el mercado laboral, tan presentes como en 1996

Nuevamente son los problemas relacionados con el mercado laboral los más mencionados por la ciudadanía como principales problemas de Euskadi. En 1996 el porcentaje de personas que mencionaban los problemas relacionados con el mercado laboral era muy similar al actual (80% en 1996, 83% actualmente), tras haber descendido notablemente (hasta el 51%) la mención a estos problemas hasta el final de la primera década de los 2000.

En estos 20 años ha cambiado el “tipo de preocupaciones” sociales. En 1996 eran llamativamente más que en la actualidad quienes mencionaban la violencia y el terrorismo como uno de los principales problemas de Euskadi (62%, frente al 1% actual). También se mencionaban bastante más que en la actualidad las drogas (17% frente a menos de un 1%) y la delincuencia y la inseguridad ciudadana (22% frente al 2% actual). Por el contrario, hace veinte años, la población mencionaba algo menos que ahora los problemas económicos (7% frente al 15% actual), la vivienda y los desahucios (4% frente a 11%) o la corrupción y el fraude (1% frente a 7%). Con respecto a este último problema, cabe destacar la gran diferencia actual entre Euskadi y España, ya que mientras en Euskadi menciona la corrupción un 7%, en España lo hace un 48%.

2)     Familia, religión, inmigración

En estos 20 años, se ha producido un cambio notable en las formas de familia. Han disminuido las personas que conviven con su pareja e hijos e hijas (del 48% al 34%) y quienes viven con su padre y/o madre (del 24% al 17%); por el contrario, han aumentado las personas que viven solo con su pareja (12% al 25%) o solos/as (7% al 10%). En cualquier caso se mantiene la importancia que la familia tiene en la vida de las y los vascos (más de un 90% la considera muy o bastante importante).

La población vasca ha cambiado mucho en estos años en cuanto a las creencias religiosas. Por un lado, ha descendido la importancia que las y los vascos conceden a la religión en sus vidas (un 45% la consideraban muy o bastante importante hace 20 años; actualmente lo hacen un 27%); y por otra parte la ciudadanía es cada vez menos creyente, las personas que se declaran católicas practicantes han disminuido de un 38% a un 18% y las no practicantes de un 44% a un 37%. Han aumentado las personas ateas (de un 8% a un 24%) y las agnósticas (de un 7% a un 10%), así como las creyentes de otras religiones (de un 1% a un 6%) y quienes dicen creer en Dios, pero no en religiones (de un 2% a un 4%).

También es notable el cambio en cuanto a la percepción sobre las personas extranjeras que viven en Euskadi. En una primera etapa, entre 1996 y 2006, se dio un fuerte crecimiento de la percepción de que había “demasiadas personas extranjeras” en Euskadi (de 12% a 36%) y también de la percepción de que había “muchas, aunque no demasiadas” (del 24% al 42%). Desde 2006, prácticamente no han variado esos porcentajes, y en los últimos 8 años, ha aumentado la percepción de que “no hay muchas personas extranjeras” (del 9% al 19%).

3)     La actitud hacia Europa vuelve a los valores de 1996

La valoración de la pertenencia a la UE es muy similar a la que se hacía hace 20 años. Un 45% de la población opina que pertenecer a la UE es una buena cosa, un 37% cree que no es ni bueno ni malo y un 12% que es algo malo. A finales de los años 90 y en la primera década del 2000 mejoró notablemente la opinión sobre la pertenencia a la UE, que ha empeorado mucho en esta última medición, hasta volver a los valores de hace 20 años. Este retroceso se ha producido a pesar de que:

-       En estos años ha aumentado de manera notable el número medio de países de la UE visitados por las y los vascos. Hace 20 años eran 1,9, y en la actualidad son 3,4. Un 15% de la población de Euskadi nunca ha visitado ningún país de la UE.

-       Un 68% de la población de Euskadi opina que las empresas vascas están muy o bastante preparadas para competir en el mercado europeo. Hace 20 años esa opinión la manifestaba el 43%.

 4)     Estabilidad en la opinión sobre las instituciones vascas, empeoramiento sobre las de España y Europa

La población vasca se muestra satisfecha con su ayuntamiento (72%), con el Gobierno Vasco (65%) y con su diputación (63%); esta opinión se mantenido estable desde hace 20 años.

Por el contrario, la satisfacción con el Gobierno Español y con el Consejo Europeo, que han sido siempre más bajas, han experimentado un fuerte descenso en estos últimos años, llegando a su punto de máxima insatisfacción registrada hasta el momento (un 69% y un 49% se muestran insatisfechos/as, respectivamente).

VALORACIÓN DE LA SITUACIÓN Y ACTITUDES POLÍTICAS 2016

Continúa mejorando, como ha hecho desde 2013, la percepción de la situación personal (6,4 en una escala de 0 a 10), la de Euskadi (5,8) y la de España (4,1), aunque esta última se percibe claramente peor que la vasca. Además, la población de Euskadi cree que la situación mejorará durante este año. En comparación con los datos de hace dos décadas, la población vasca se muestra actualmente menos positiva que entonces en cuanto a su situación personal, pero ve mejor que entonces tanto la situación de Euskadi como la de España.

El Lehendakari Iñigo Urkullu vuelve a ser el único líder político vasco que aprueba (5,3), seguido de Andoni Ortuzar (4,7), Hasier Arraiz (4,4), Idoia Mendia (3,9), Alfonso Alonso (2,3) y, por último, Gorka Maneiro (2,0).

En cuanto a la actitud sobre la independencia, un 38% de la población se muestra en contra y un 19% a favor, lo que supone la actitud más contraria a la independencia recogida hasta el momento, desde que se empezó a medir en 1998. Un 30% de la población afirma que estaría o no de acuerdo con la independencia, dependiendo de las circunstancias y un 12% no contesta. Esta tendencia a la baja del independentismo se viene registrando desde comienzos de 2015, tras el referéndum de Escocia en septiembre de 2014 y la consulta catalana de noviembre de 2014 y posteriores Elecciones en septiembre de 2015.

La satisfacción con el funcionamiento de la democracia en Euskadi ha mejorado de manera notable, llegando al nivel máximo recogido desde que se empezó a medir en 2002; un 62% dice estar muy o bastante satisfecho/a. Este porcentaje solo llega al 29% cuando se pregunta sobre la democracia en España y al 31% sobre Europa.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto
(X legislatura 2012 - 2016)