Noticias Seguridad
Es

Donostia registró en 2015 un descenso del 5,26% en el conjunto de los delitos

7 de marzo de 2016
(*) Este servicio de subtitulación se genera de forma automatizada con una versión de software en pruebas. Disculpen los errores.

La tasa delictiva de la ciudad se redujo en 3,5 puntos con respecto a 2014

La delincuencia en la capital gipuzkoana se redujo el año pasado en un 5,26% respecto al año pasado, según los datos estadísticos conjuntos derivados de las actuaciones de la Guardia Municipal y la Ertzaintza. En 2015, se registraron un total de 11.960 delitos frente a los 12.624 del año anterior. Estos datos arrojan una tasa de delitos por mil habitantes de 64,30, con un descenso de 3,5 puntos con respecto al año 2014. Los robos con fuerza en vivienda descienden un 25,72% al igual que los robos con fuerza en otras dependencias, que también bajan un 47,67% respecto a los datos del año anterior.

Delitos contra el patrimonio

Los delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico representan el 81,5% del total de delitos registrados en Donostia en 2015, siendo ésta una tipología delictiva que el pasado año se redujo un 4,5%, al denunciarse 9.476 hechos frente a los 9.923 del año anterior, casi 500 delitos menos.

Se da la circunstancia de que en este apartado bajan casi todos delitos, siendo el descenso más llamativo el de los robos con fuerza en las cosas en viviendas, que bajan de 836 a 621 casos, un 25,72% menos que en el ejercicio 2014. Si desglosamos este apartado, observamos que el mayor descenso se produce en los robos con fuerza en dependencias anexas a vivienda (garajes, trasteros, portales y patios) con un 47,67, que en números reales supone que en 2015 se registraron 225 frente a los 430 del 2014. En los robos con fuerza en las cosas en domicilio la bajada es de un 2,46%, de 406 delitos a 396.

También es significativa la disminución de los robos con violencia e intimidación, que disminuyen un 5,6%, fruto del ‘Plan de Acción de Ocio Nocturno’, que han llevado a efecto los dos cuerpos policiales de manera coordinada.

Otro capítulo que ha experimentado un descenso considerable son los hurtos, que bajan de 5.809 a 5.189, más de un 10% respecto a 2014. Un porcentaje similar al delito de sustracción de vehículos a motor que en 2014 se registraron 243 y en 2015 219, casi un 10% menos.

Las estafas y los robos en otros lugares, así como los daños son los que suben un 16,53%, un 17,10 y un 5%.

La delincuencia violenta

En 2015, la tipología clasificada por Eurostat como ‘delincuencia violenta’ por la alarma social que genera y que incluye delitos de lesiones, agresiones sexuales y robos con violencia e intimidación también experimentó una reducción del 12% con respecto al 2014, de 822 a 723. Se da la circunstancia de que el decremento se da en los tres conceptos: las lesiones bajan de 505 a 437, las agresiones sexuales de 33 a 18 y los robos con violencia e intimidación de 284 a 268.

En el caso de las agresiones sexuales el descenso es de un 45%, dándose el hecho de que en la mayoría de los casos se produjeron en el ámbito privado, con la dificultad que ello entraña para desarrollar la prevención policial.

En el caso de los espacios abiertos y especialmente cuando por cualquier circunstancia o evento se produce una afluencia masiva de personas al centro de Donostia, la Guardia Municipal y la Ertzaintza establecen dispositivos conjuntos para el regreso, sobre todo en barrios periféricos, para aumentar la seguridad de las personas que vuelven a sus hogares.

Dos homicidios

Los delitos de homicidio y sus formas han sufrido un importante descenso del 33%, teniendo como dato más negativo que se han consumado dos homicidios, ambos esclarecidos policialmente y con sus presuntos autores detenidos. El 17 de septiembre, en el barrio de Buenavista, un joven de 25 años con antecedentes por problemas psiquiátricos, supuestamente mató a su padre de varias cuchilladas. Cinco días más tarde, el 22 de septiembre, en el barrio de Intxaurrondo, una patrulla de la Ertzaintza alertada por los vecinos por una fuerte discusión, localizó el cuerpo sin vida de un varón, amordazado y con las manos atadas. En la vivienda se encontraba otro indivíduo, al que se detuvo como presunto autor del homicidio, motivado supuestamente por el tráfico de drogas. Ambos presuntos homicidas ingresaron en prisión.

Por otra parte, los delitos de tortura y contra la integridad física, que incluyen delitos de malos tratos habituales en el ámbito familiar han descendido casi 24%.

Los delitos contra la seguridad colectiva, que incluyen los delitos contra la salud pública y seguridad vial, han disminuido un 4%, impulsado fundamentalmente por el descenso en el número de delitos relacionados con la conducción bajo la influencia del alcohol y drogas que baja un 28% (de 345 en 2014 a 246 en 2015).

Los delitos contra el orden público han mantenido la tónica descendente de los últimos años, reduciéndose un  20 % y, por último, los agrupados bajo el epígrafe de “otros delitos”, que engloban hechos de muy diversa tipología, bajan de 294 a 235 en 2015.

La delincuencia por barrios

Del estudio pormenorizado de la delincuencia en los barrios se desprende que el descenso ha sido general en casi todos ellos, teniendo especial importancia el registrado en aquellos barrios que soportan una mayor carga como Amara, Centro, Gros y Parte Vieja. En el otro lado, han sufrido ligeros aumentos barrios como Altza-Herrera, Amara, Miracruz-Bidebieta, Miramón, Igeldo y Zubieta. En los tres últimos barrios hay que resaltar en cualquier caso el bajo número de delitos que soportan.

Delincuencia estacional

Al igual que en años anteriores, son los meses de verano, principalmente, el mes de agosto cuando se produce un repunte de la delincuencia en una ciudad que, durante esos meses, incrementa su población por ser una ciudad turística.

Disminuyen los encausados

De los datos aportados por ambos cuerpos policiales, se desprende que ha habido una disminución del 5% en el número de personas encaudadas, impulsado por el descenso de las personas imputadas.

Cabe destacar el importante aumento de las detenciones por delitos contra el patrimonio en un 50%, con un total 475 detenidos.

Objetivos estratégicos

El hecho de que la ciudad de Donostia haya sido nombrada Capital Europea de la Cultura en el año 2016 representa un plus de responsabilidad en materia de seguridad tanto para la Ertzaintza como para la Guardia Municipal.

Partiendo de la prevención activa como referencia bases, ambos cuerpos policiales están aumentando los planes conjuntos de actuación con el fin de obtener las mayores cotas de seguridad basadas en la eficacia en la actuación y el mayor aprovechamiento de los recursos disponibles.

En este contexto, durante los dos primeros meses del año 2016, ya se han puesto en marcha diversos planes de prevención conjuntos, con notables resultados entre los que destacan los dirigidos a evitar robos en zonas comerciales en temporada de navidad y rebajas; robos hurtos y agresiones en zonas de ocio nocturno y agresiones sexuales y robos en violencia en las celebraciones del día de Donostia, caldereros y carnavales.

De igual manera, en el mes de marzo se van a poner en marcha nuevos planes de acción, uno de robos en domicilios y otro en robos en comercios en horario nocturno.

Asimismo, el patrullaje preventivo combinará las modalidades de vehículo y a pie, incrementando ésta, lo que posibilitará la actuación en el mayor ámbito geográfico posible, una más rápida respuesta a la demanda y a la cercanía de/a la ciudadanía.

2 comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
  • @rgartzia
    7 de marzo de 2016

    Comentario de Twitter:
    Donostia registró en 2015 un descenso del 5,26% en el conjunto de los delitos... https://t.co/SgRj46eeJl

  • @GlaciarBlue
    7 de marzo de 2016

    Comentario de Twitter:
    RT @Irekia: [DELINKUENTZIA] % 5,26 delitu gutxiago izan ziren Donostian 2015ean ➡ https://t.co/4tayTIpQSR

Cargos asistentes al acto
(X legislatura 2012 - 2016)
Otros invitados
  • Martín Ibabe, Concejal SC Donostia, Patxi Ardanaz, Nagusi de la Ertzain-etxea de Donostia y Mikel Santamaria, Comisario de la Guardia Urbana.