Noticias Desarrollo Económico y Competitividad
Es

El Gobierno Vasco revisa la actual Estrategia Energética 2020 y anuncia una nueva Ley de Sostenibilidad Energética para el conjunto de la administración. (Resumen del acuerdo del Consejo de Gobierno del 15-12-2015)

15 de diciembre de 2015

RESUMEN

Somete a consulta pública dicha revisión con el objetivo de dotar a Euskadi de una Estrategia Energética 2016-2025
La 3E2025 planifica la transición energética hacia un mayor uso de Energías renovables y se centra en la eficiencia energética como principal eje de actuación.
Arantxa Tapia ha presidido la constitución de la Comisión interdepartamental de Sostenibilidad Energética que impulsará la máxima eficiencia en todos los edificios del Gobierno vasco.
Anuncia la elaboración de una nueva Ley de Sostenibilidad Energética que contribuya a la extensión del ahorro del consumo en el conjunto de las instituciones de la administración vasca.

Definición de la Estrategia Energética de Euskadi 2025

El Gobierno vasco viene trabajando la revisión y actualización correspondiente a la Estrategia Energética de Euskadi 2020 (3E2020), con el nuevo período de referencia 2025, y que someterá desde esta semana a consulta pública de la sociedad vasca antes de su definitiva aprobación.

El nuevo documento fija los objetivos específicos para el desarrollo energético sostenible durante la próxima década y dispone de su correspondiente estudio estratégico de Evaluación Ambiental, un informe que aun no no siendo obligatorio, se considera esencial para el desarrollo de los objetivos de la Estrategia.

La revisión de la Estrategia Energética de Euskadi responde a la necesidad de adecuar esta planificación al nuevo marco resultante de los cambios en la coyuntura mundial, a los nuevos reglamentos y legislaciones, así como a la evolución de la propia sociedad vasca durante los años de crisis económica. Este es uno de los principales factores que han hecho necesaria la revisión de la Estrategia Energética vigente. La negativa coyuntura económica se ha alargado en el tiempo, incidiendo profundamente en todos los sectores, si bien, la recuperación se está produciendo de manera desigual en los mismos, dificultando regresar a los niveles de empleo previos a la crisis.

Por todo ello, se ha visto necesaria una adaptación de la 3E2020 a esta nueva realidad. Los trabajos iniciados por el Gobierno Vasco, a través de su agencia energética, el Ente Vasco de la Energía, pretenden aglutinar las aportaciones de los agentes técnicos, empresariales, industriales y sociales para lograr una planificación equilibrada a medio plazo, técnicamente solvente y energéticamente sostenible.

Próximamente, el nuevo documento 3E2025 se someterá a consulta pública con el ánimo de aglutinar posibles aportaciones así como abrir nuevos cauces en la toma de decisión en este ámbito, el energético, que es clave para el avance del desarrollo y bienestar de la sociedad vasca.

La información pública estará disponible en Irekia desde el 19 de diciembre hasta el 2 de febrero. Transcurrido este plazo, se revisarán las nuevas aportaciones y se realizarán las incorporaciones oportunas junto con un informe justificativo de los cambios realizados antes de ser aprobado por el Consejo de Gobierno.

Inversiones y Financiación
Para la consecución de los objetivos energéticos planteados se deben promover unas inversiones en todos los sectores de 2.790 M de € en el período 2016-2025.

En estas cantidades no están incluidas las inversiones en I+D de desarrollo tecnológico, ni tampoco las inversiones realizadas en las actividades reguladas de gas y electricidad que son objeto de aprobación estatal en las correspondientes planificaciones sectoriales

Áreas de actuación de la nueva 3E2025
1. Mejorar las competitividad y sostenibilidad energética en la industria vasca
2. Disminuir la dependencia energética del petróleo
3. Reducir el consumo e incrementar el uso de renovables en edificios y el hogar
4. Promover una administración pública más eficiente energéticamente
5. Aprovechamiento de los recursos existentes en el sector primario (ejemplo de la Biomasa)
6. Impulsar la producción de energía eléctrica renovable
7. Supervisar infraestructuras y mercados de suministro energético
8. Orientar el desarrollo tecnológico energético
En definitiva, contribuir a lograr un sistema social y económico que requiera menos energía para producir bienes y servicios en la empresa, el hogar y el transporte, fomentando el ahorro y la eficiencia energética.

La Administración vasca, referente en políticas de sostenibilidad

Por otro lado, en cumplimiento con los objetivos marcados por la Unión Europea, el Gobierno Vasco ha asumido el liderazgo de las políticas de sostenibilidad energética a través del Decreto 178/2015 de 22 de setiembre, sobre la sostenibilidad energética del sector público de Euskadi.

Esta mañana, la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantxa Tapia ha presidido la constitución de la Comisión interdepartamental de Desarrollo Sostenible (CIDS), encargada de aplicar el mencionado Decreto que hará del sector público vasco un modelo en la aplicación de medidas de eficiencia, ahorro de energía y sostenibilidad en todos los departamentos, entes y sociedades públicas dependientes del Gobierno Vasco. Se aplicará, asimismo, a los edificios de gestión centralizada, EITB, Eusko Tren, Osakidetza, centros públicos de enseñanza, palacios de justicia y juzgados, museos y archivos, así como en viviendas propiedad del Gobierno.

La CIDS ha sido compuesta por representantes con rango de viceconsejero o viceconsejera de todos los departamentos del ejecutivo.

La norma concreta un marco general, pionero y medible, con objetivos de reducción de consumo de hasta el 25% para el año 2015, lo que supondrá un ahorro económico de en torno a 200 M de €.

Su aplicación será paulatina y se requerirá del uso de tecnologías innovadoras que den paso a energías más limpias.

Las principales actuaciones irán encaminadas al ahorro y la eficiencia energética de manera que se optimicen los consumos de las instalaciones: mayor control de consumos; rehabilitación de edificios en cubiertas, ventanas, iluminación interior y exterior, sistemas de climatización etc.

Algunos de los objetivos concretos definidos en el Decreto:
un 32% de los edificios públicos deberá contar con instalaciones de aprovechamiento de renovables, y un 40% de los edificios lo tendrá para 2020, relevante para las tecnologías de aprovechamiento de la biomasa y la geotermia.
En el plazo de 3 años, todos los edificios e instalaciones dispondrá de una auditoría energética así como la correspondiente Certificación de Eficiencia Energética.
Los centros de trabajo de la Administración con más de 100 empleados desarrollará en dos años un plan de transporte que analice costes y beneficios energéticos.
Los edificios de nueva construcción contarán con puntos de recarga de vehículos alternativos y de espacios para facilitar su uso y el aparcamiento de bicicletas.
Con carácter general, las licitaciones públicas para la compra de energía eléctrica valorarán especialmente el origen de renovable de la misma.

Nueva Ley de Sostenibilidad Energética en Euskadi

El Gobierno vasco asume una función tractora y de actuación ejemplarizante hacia la sociedad y hacia el resto de las instituciones públicas vasca. Por ello, una vez aplicado el Decreto 178/2015 que afecta sólo al Gobierno vasco, ha iniciado la redacción del proyecto de Ley de Sostenibilidad Energética que, aun no estando prevista inicialmente en su calendario legislativo, la ha incorporado como relevante y necesaria.
Esta nueva Ley de Sostenibilidad Energética será de aplicación al conjunto de instituciones públicas, y próximamente se procederá a fase de información pública y contraste con resto de instituciones con la previsión de poder aprobar el proyecto de ley antes del verano de 2016.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia