Noticias Empleo y Políticas Sociales
Es

El Gobierno Vasco y Cruz Roja suman fuerzas para que las familias afectadas por la crisis puedan pagar el agua y la luz

27 de octubre de 2015

El consejero de Empleo y Políticas Sociales, Ángel Toña, y el presidente de Cruz Roja País Vasco, Iñaki Irusta, han firmado esta tarde en Vitoria-Gasteiz un convenio que impulsará un proyecto contra la pobreza energética y ayudará a familias con pocos recursos.

Tal y como anunció hace unos días el consejero Ángel Toña en el Parlamento, el Gobierno Vasco ha puesto a disposición de Cruz Roja una partida de 200.000 euros para facilitar el pago de las facturas de luz, agua y gas a familias que pasan por graves dificultades económicas y que no son beneficiarias de las Ayudas de Emergencia Social (AES) y de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI). La firma de este convenio se suma a las reuniones que el Departamento ha mantenido con las compañías Iberdrola, Endesa y Unión Fenosa para paralizar los procesos de suspensión de suministro de electricidad y gas.

Para el Consejero Ángel Toña, el convenio “ayudará a paliar las necesidades más inmediatas de familias en situación vulnerable o en riesgo de exclusión social”. Igualmente, “permitirá detectar otras necesidades que se intentarán solventar mediante derivación, orientación y coordinaciones con los recursos adecuados". El proyecto contra la pobreza energética se enmarca dentro del Plan de acción 2015-2019 de Cruz Roja País Vasco, el cual presta ayuda a las personas más desfavorecidas.

A pesar de que el índice de pobreza energética en Euskadi está por debajo del resto del Estado, en 2014 se dieron 38.255 casos de personas que se vieron afectadas por un corte en el suministro. La llegada del invierno recrudece este escenario al que cada año se ven abocadas algunas familias. Según el responsable de Cruz Roja, este hecho refleja una problemática aún más grave porque “el que no puede pagar la luz o el gas, tampoco puede comprar alimentos o pagar el alquiler”, ha afirmado Iñaki Irusta.

Para paliar esta situación, el convenio contempla una ayuda a las familias de 80 euros durante un máximo de tres meses, que será ampliable a seis meses en función de la valoración y seguimiento del caso que haga la organización humanitaria. El importe se ampliará a 150 euros en caso de re-alta o para evitar el corte de suministro. Personal voluntario de Cruz Roja hará labores de acompañamiento para la realización de las gestiones necesarias y favorecerá la adquisición de nuevas habilidades con talleres de gestión y ahorro doméstico (Hogares sostenibles).

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto
(X legislatura 2012 - 2016)
Otros invitados
  • Iñaki Irusta, presidente de Cruz Roja País Vasco