Noticias Seguridad
Es

La Ertzaintza incauta de nuevo PMMA y recuerda su peligrosidad

10 de septiembre de 2015
En agosto se han intervenido seis pastillas en Zestoa
 
La peligrosa droga sintética, PMMA, sobre la que la Ertzaintza está alertando en los últimos meses, ha vuelto a aparecer en el mes de agosto en la localidad guipuzcoana de Zestoa, donde se han incautado seis pastillas de ese tipo. La Policía Vasca recuerda que se trata de una sustancia que puede resultar letal aún en pequeñas cantidades.
 
Tras el primer decomiso de esta droga, realizado el pasado mes de marzo por la Policía Municipal de Santurtzi, en el mes de julio la Ertzaintza aprehendió 239 pastillas de PMMA en un domicilio de Lezo, donde se había producido la muerte de un varón. La investigación de este caso continúa abierta y se sigue a la espera de los resultados de la autopsia que confirmen las causas del fallecimiento y su posible relación con la ingesta de estas pastillas.

El pasado 15 de agosto una patrulla de la Ertzaintza identificó a un varón que estaba consumiendo droga en la terraza de un bar de Zestoa Los agentes se incautaron de seis pastillas PMMA y una pequeña cantidad de marihuana, y denunciaron a su poseedor por una posible infracción a la Ley de Seguridad Ciudadana. Los laboratorios de la Policía Científica confirmaron después que se trataba de esas dos sustancias ilegales.

El PMMA (Para-metoxi-metanfetamina) es una droga de síntesis que tiene una intensidad, toxicidad y peligrosidad mayores que el “éxtasis”, MDMA ( Metilenodióxido-metanfetamina) y sus efectos pueden llegar a ser letales, como ya ha sucedido en diversos países europeos, según informó Europol en el mes de enero.

Estas pastillas aparecen habitualmente con el logotipo “S” (Superman) impreso en sus dos caras, o en una de ellas. Aunque su aspecto puede variar, se suelen presentar en forma de triángulo o diamante, y con color rosa o anaranjado. Para su venta se ofrece habitualmente como MDMA.

Los consumidores que adquieren las pastillas descritas, creyendo que están ingiriendo “éxtasis”, tienen un gran riesgo de sufrir una sobredosis debido a que el PMMA tarda más tiempo en hacer efecto. Tras la ingesta de una primera pastilla, y creyendo que no está haciendo efecto, consumen más dosis, lo que les puede llevar a la hipertermia, entre otras posibles consecuencias, y en el peor de los casos a la muerte.

La Policía Vasca ha difundido ya, desde el pasado mes de abril, tres comunicados públicos de alerta sobre la peligrosidad de esta sustancia; uno de ellos a raíz del primer hallazgo de la droga, registrado en Santurtzi, y otros dos tras la muerte de un varón en un piso de Lezo y el hallazgo junto al cuerpo de una notable cantidad de esas pastillas. Desde la Ertzaintza se alerta nuevamente a los posibles consumidores sobre la alta toxicidad del PMMA y las fatales consecuencias de su consumo.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Descargas medios de comunicación