Noticias Medio Ambiente y Política Territorial
Es

El Gobierno Vasco recuerda que el baño está prohibido en los puertos y su práctica puede suponer grandes lesiones

5 de julio de 2015
  • Riesgo para la persona infractora y para el colectivo de usuarios de los puertos deportivos y pesqueros
  • Oregi “es cuestión de sentido común ya que operan constantemente embarcaciones cuyas maniobras son difíciles con la presencia de bañistas además del peligro de los saltos

 

Atendiendo a la sugerencias e inquietudes de diversos colectivos ciudadanos de arrantzales, personas patrones de embarcaciones y usuarias profesionales de instalaciones portuarias y policías locales, el Gobierno Vasco hace un llamamiento a que se respete la prohibición de baños y zambullidas en los puertos costeros de Bizkaia y Gipuzkoa “tanto por el riesgo que ello supone para la persona infractora como para el colectivo de usuarios de los puertos deportivos y pesqueros”.

 

La Consejera de Medio Ambiente y Política Territorial, Ana Oregi, recuerda que “está prohibido el baño y los saltos en los puertos deportivos y pesqueros. Hay carteles y señales que lo indican perfectamente y es muy triste el balance que cada verano arroja el incumplimiento de esta medida ya que las lesiones, fracturas e incluso tetraplejias se suceden por la inconsciencia de algunas personas”.

 

“Es cuestión de sentido común” explica Oregi. “En nuestros puertos operan constantemente embarcaciones cuyas maniobras son difíciles y la presencia de bañistas ocasiona un gran riesgo. Otro tanto sucede con quienes se lanzan desde lo alto de los muelles y espigones al agua pudiendo encontrarse con fondos de poco calado, embarcaciones amarradas, hélices en funcionamiento de los barcos del lugar, cadenas y cabos de amarre sumergidos o situaciones similares. Los puertos son para la náutica y las playas son para el baño”.

 

Ana Oregi sugiere a las familias que “expliquen a sus hijas e hijos esta situación y se eviten situaciones de riesgo como las que suceden cada verano tanto para los niños y jóvenes como para quienes amarran sus barcos en los puertos”.

3 comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
  • 15 de julio de 2015

    Mi opinión lo que más reclama es una solución. Y no la veo en su respuesta, porque solamente se reafirman en la prohibición.
    La seguridad de las personas se arregla poniendo unas normas de convivencia, con el fin de que todos podamos desarrollar lo que queremos hacer.
    Antes que los puertos, fueron calas y playas, después puertos pesqueros, después además puertos deportivos y quien sabe más inventaremos. Pero no hemos inventado nada para conservar que en las calas se bañaba la gente, en los puertos se bañaba la gente.
    Lo único inventado es saber COMPAGINAR las cosas, PORQUE EL ESPACIO ES EL QUE HAY.
    Una boya nunca ha sido un peligro, sino puede ser una salvaguarda si se pone señalizando, aquí, bañistas, aquí canal de navegación, aquí profesionales de la pesca, aquí embarcaciones deportivas.
    Las cadenas y cabos sumergidos no son ningún problema si su presencia es un riesgo y por tanto se señaliza.
    Las piedras o rocas cercanas a los lugares de baño como la altura o profundidad debiera estar señalizado.
    Los responsables de dichas zonas debieran velar porque todo el mundo tenga conocimiento del peligro. E incluso con vigilancia de personal con el fin de que se cumplan las señalizacciones. No se puede dejar al azar de que alguien no cumpla y se provoquen daños.
    Es demasiado cómodo el prohibir.
    En el 99,99 % de los casos de accidentes, los daños se producen por desconocimientos.
    Una cosa es prohibir para garantizar la seguridad de las personas y otra cosa es regular los usos para garantizar la seguridad de todos.
    Saludos y gracias por responder.

  • Ingurumena eta Lurralde Politika
    13 de julio de 2015

    Estimado Sr. Lazkano: Gracias por aportar su opinión en Irekia. La medida vela por la seguridad de las personas con el fin de evitar accidentes, lesiones y daños irreparables. Evidentemente en los puertos se desarrolla una actividad náutica intensa debido a las maniobras de pesca, turismo náutico y otros movimientos habituales de embarcaciones. A ello hay que añadir el peligro que supone la presencia de boyas, barcos amarrados, cadenas y cabos semisumergidos, piedras y objetos depositados en los fondos y que han podido desplazarse por causa de las tormentas y mareas de estos últimos años y que pueden generar graves lesiones a quienes se lanzan desde los muelles e instalaciones portuarias. Así lo atestiguan las continuas intervenciones de los servicios de urgencias y los partes emitidos por los servicios de Traumatología de los diferentes hospitales vascos. Sr. Lazkano, claro que se entiende su argumentación pero es necesario garantizar la seguridad de las personas y regular, de la forma más racional posible las distintas actividades humanas.Muchas gracias por sus apreciaciones.

  • 6 de julio de 2015

    Seguro que estas personas que prohiben tienen su playa particular, su yate o su dinero para desplazarse a otros lugares donde haya playa.

    Hoy en Zierbena hay mas de 3.000 personas de ezkerraldea bañandose entre los muelles, los espacios públicos convertidos a privados para embarcaciones deportivas y los diferentes rellenos que se han hecho.

    Se les ha robado toda la costa y se les pretende prohibir el bañarse.

    Es inadmisible.

Cargos asistentes al acto
(X legislatura 2012 - 2016)