Noticias Empleo y Políticas Sociales
Es

El Gobierno aspira a que la seguridad y la salud en el trabajo se conviertan en un rasgo distintivo de la excelencia empresarial vasca

1 de julio de 2015

En la presentación del informe de siniestralidad correspondiente al año 2014, el Consejero de Empleo y Políticas Sociales, Angel Toña,  ha destacado que “en 2014, la tendencia descendente de los últimos quince años ha entrado en una fase de estabilidad”, aunque ha puntualizado que, ante esta realidad, “no cabe ningún tipo de conformismo ni autocomplacencia”. El consejero ha asumido el reto de seguir avanzando en el área de la seguridad y salud laboral en Euskadi hasta convertirlas en un rasgo distintivo de la excelencia empresarial vasca.

Izaskun Urien, directora general de OSALAN por su parte, destacó que si aspiramos a evitar que se produzcan accidentes y enfermedades profesionales “tenemos que hacer real el principio de un entorno de trabajo saludable como parte de una vida saludable”. Para ello, la directora general de Osalan manifestó la necesidad de “poner el énfasis en una política proactiva y consensuada, lo que se ha logrado con la elaboración de una nueva Estrategia Vasca de Seguridad y Salud en el Trabajo 2015-2020”. Con ella, afirmó “se pretende anticiparse al nuevo ciclo económico y a las nuevas pautas de innovación en todos los sectores, y así hacer de la seguridad y salud en el trabajo un rasgo distintivo de la excelencia empresarial vasca”.

 

ACCIDENTES DE TRABAJO

En 2014, el total de accidentes de trabajo con baja en jornada laboral notificados a la autoridad laboral fue 24.602. En 2013 se contabilizaron 24.318 accidentes. El incremento de 284 accidentes con baja en jornada laboral supone un aumento del 1% con respecto a 2013. Esto se produjo debido al aumento de accidentes en el territorio de  Álava/Araba, ya que en Bizkaia y Gipuzkoa las cifras fueron similares a las del año anterior. El índice de incidencia, por su parte, sube levemente, de 35,28 a 35,65 accidentados/as con baja por cada 1.000 trabajadores/as.

El total de accidentes con baja “in itinere” es de 3.225; 84 menos que en el año 2013. En índices de incidencia baja  de 4,80 en 2013 a 4,67 en 2014.

El número de accidentes con baja en jornada laboral, clasificados por grado de lesión fue de 24.440 leves, 134 graves y 28 mortales. Aumento del 1% en accidentes leves y del 12% en los mortales y un descenso del 4% en graves.

La disminución de accidentes en jornada laboral sólo ha ocurrido en empresas del sector de la construcción (-1%). En los otros tres sectores ha aumentado, siendo más intenso en el sector primario (+ 15%) y muy ligero en la industria (+2%) y en los servicios (+0,4%). El incremento en el sector primario ocurrió en Álava/Araba y en Bizkaia, y descendió en Gipuzkoa.  En la industria, construcción y servicios, el  incremento fue más elevado en Álava/Araba.

Por modalidad de contratación de la empresa, el 69% de los trabajadores  que sufrieron un accidente en jornada laboral y el 73,6% de los que sufrieron un accidente “in itinere” eran trabajadores directos de la empresa principal. Un 8% de los accidentes en jornada laboral fueron trabajadores de contratas y un 1,9% de empresas de trabajo temporal.

 

ENFERMEDADES PROFESIONALES

Disminuyeron las enfermedades sin baja y aumentaron un 6%  las enfermedades con baja laboral. La prescripción de baja fue mucho más frecuente en las recaídas que en los episodios iniciales. Las empresas del sector industrial de Gipuzkoa fueron las que tuvieron más elevada incidencia de notificación de EE.PP. En las más severas – las que precisaron baja laboral -  la incidencia fue más alta en las empresas del sector industrial de Bizkaia.

Las cinco actividades productivas con más alta tasa de incidencia de nuevos casos de EP fueron, por orden: “industria de la madera y del corcho”, “metalurgia”, “fabricación de productos metálicos, excepto maquinaria y equipo”,  “recogida, tratamiento y eliminación de residuos” , “fabricación de material y equipo eléctrico” y “actividades relacionadas con el empleo “.

Disminuyeron las patologías profesionales del oído (hipoacusias por ruido) y se incrementaron los trastornos músculo-tendinosos. También se produjo un aumento inusual de las enfermedades infecciosas, debido a un brote de zoonosis por fiebre Q en una planta de tratamiento de residuos en Bizkaia.

El tipo de lesión más frecuente en los accidentes en jornada laboral fueron los esguinces, torceduras y dislocaciones que alcanzaron al 39,7% de estos accidentes. Un 16,3% fueron “lesiones superficiales” y un 10,8% “heridas abiertas” de diversa localización”.

Ampliar información

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto
(X legislatura 2012 - 2016)