Noticias
Es

Aintzane Ezenarro dirigirá el nuevo Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos, que se ubicará en Bilbao

29 de mayo de 2015

El Instituto iniciará sus actividades durante el mes de junio y será inaugurado oficialmente el próximo 10 de noviembre, Día de la Memoria.

El lehendakari nombrará el próximo mes de junio a Aintzane Ezenarro directora del Instituto.

La Secretaría General para la Paz y la Convivencia ha informado a los grupos parlamentarios sobre el nombramiento y la ubicación y la situación de los trámites para la puesta en marcha del Instituto.

El Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos iniciará sus actividades el próximo mes de junio, en cumplimiento de la Ley 4/2014, de creación del mismo aprobado el 27 de noviembre de 2014. Según lo dispuesto en la Disposición Adicional Primera de la citada ley el instituto deberá iniciar sus actividades en el plazo máximo de seis meses, a partir de su entrada en vigor. Así, la orden de inicio de las actividades será dictada este próximo mes de junio.

La Secretaría General para la Paz y la Convivencia prevé celebrar el acto de inauguración oficial del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos, el próximo 10 de noviembre de 2015, Día de la Memoria.

DIRECCIÓN:

Aintzane Ezenarro, hasta ahora Asesora para la Atención a las Víctimas del Gobierno Vasco, será nombrada por el Lehendakari Directora del Instituto. Una persona que ha mantenido una sólida trayectoria de compromiso en las políticas públicas de memoria, de víctimas y de derechos humanos. Atesora, además, un conocimiento profundo de la materia así como experiencia en las áreas de educación y divulgación de las políticas de convivencia.

En la comparecencia que ha realizado la Secretaría de Paz y Convivencia para presentar el nuevo instituto, Aintzane Ezenarro ha mostrado su agradecimiento por la confianza depositada en ella y ha señalado que afronta  este reto con ilusión para construir “una memoria entre todos y con mucho diálogo”.

El Consejo de Dirección se constituirá plenamente a partir de julio, una vez puedan ser nombrados las personas representantes de las Diputaciones Forales y de Eudel.

Por otro lado, está previsto que la organización interna del Instituto cuente con un área de dirección y se estructuraría en torno a tres servicios: gestión, investigación y divulgación. La plantilla estaría formada por un equipo técnico de entre 7 y 12 personas.

UBICACIÓN:

En cuanto a la sede del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos, el estudio de diferentes alternativas, ha dado como resultado que la mejor ubicación es Bilbao, compartiendo edificio con el Archivo Histórico de Euskadi, situado, en la calle María Díaz de Haro, nº 3. Esta es la opción con la que la Secretaría Gral. para la Paz y la Convivencia está trabajando.

Esta elección se corresponde con los dos criterios en los que se ha basado el análisis de las distintas opciones: el menor costo económico (permite optimizar un espacio amplio de instalaciones del Gobierno Vasco, ya existente y habilitado) y el mayor consenso (se ha optado por una capital evitando otros simbolismos o lecturas políticas). Además, en este caso, el hecho de compartir espacio con el Archivo Histórico de Euskadi, permitirá generar sinergias entre dos instituciones que compartirían actividades, dotaciones e instalaciones con evidentes puntos en común.

La Secretaría General para la Paz y la Convivencia ha informado a los grupos parlamentarios sobre el nombramiento y la ubicación y la situación de los trámites para la puesta en marcha del Instituto.

MÁS INFORMACIÓN:

En este momento y en este marco se están tramitando simultáneamente cinco decretos: el Decreto de Relación de Puestos de Trabajo, el Decreto de Presupuestos para 2015, el Decreto de nombramientos de director/a, el Decreto de nombramiento de Presidente y el Decreto de inicio de actividades. La previsión es que todos ellos puedan estar aprobados durante el mes de junio.

Simultáneamente se esta tramitando igualmente el proyecto de estatutos del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos que será aprobado una vez se haya constituido el Consejo de Dirección y éste haya sido informado del contenido del mismo.

Tal y como establece en su artículo 3 la Ley 4/2014 de creación del Instituto las finalidades del mismo serán: 

  1. La participación en el diseño, promoción, desarrollo y ejecución de la política pública relativa a los valores éticos y los principios democráticos que resulten sustanciales a la memoria de la lucha por la libertad, la garantía de los derechos humanos y la convivencia democrática de la sociedad vasca. 
  2. Ser un agente activo en la permanente conmemoración de los valores políticos y sociales que garanticen el conocimiento, comprensión y conciencia de la ciudadanía respecto al proceso sostenido a lo largo de décadas en defensa de la libertad y del desarrollo de la democracia en nuestro país. 
  3. Velar por la preservación, desarrollo y difusión del patrimonio colectivo que supone la memoria de la defensa de los principios y valores en que se sustenta la convivencia democrática y que encuentra en el testimonio de las víctimas parte insustituible de ese patrimonio. 
  4. Impulsar la difusión, promoción y defensa de los derechos humanos, y los valores de la paz.

 

 

Un comentario
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
  • 13 de noviembre de 2015

    Egun on: He tenido ocasión de seguir lo relacionado con este Instituto desde su puesta en marcha, incluso, estuve siguiendo el programa de ETB, "minuto a minuto" del pasado miércoles, con la participación de la propia Directora, Aintzane Ezenarro. El motivo de este comentario es el de ver si mi caso podría estar contemplado entre los que se están incluyendo en la Memoria: la noche del 19 al 20 de marzo de 1975, fui tiroteado por la Guardia Civil en un control sin señalización de ningún tipo, con una bala que me quedó alojada en la pierna izquierda, por lo que fui operado de urgencia en Cruces. Increíblemente, al tratarse de un Cuerpo militarizado y dada la época, fui víctima de un Consejo de Guerra, con una petición, por el Fiscal Militar, de seis años de prisión, aunque finalmente, y gracias a Abogado y Procurador particular, conseguimos la absolución. No obtuve indemnización de ninguna clase e, incluso, debido a que posteriormente tuve que hacer la mili (estaba con prórrogas de estudios) no tuve opciones de destinos para los que tenía posibilidades. Si les parece oportuno, podríamos hablar sobre esto de una forma más amplia. Eskerrik asko