Noticias Interior
Es

Interior niega que se plantee pedir condiciones de privilegio para los ertzainas en el acceso a Osakidetza

17 de junio de 2010

El Departamento de Interior niega que se esté planteando pedir condiciones de privilegio para los agentes de la Ertzaintza en el acceso a la red pública sanitaria en detrimento de las del conjunto de usuarios de la misma, algo que ya aclaró a los representantes sindicales en una de las reuniones de la mesa creada para abordar el problema del absentismo en nuestra policía. Lo que se pretende es intensificar la relación permanente entre el servicio médico de la Ertzaintza y los servicios de atención primaria para una mejor coordinación en el seguimiento de la salud de los agentes de baja. La intención de Interior es, asimismo, dotar de un presupuesto suficiente a los servicios médicos concertados, de titularidad privada, para que sean éstos los que adelanten en los casos necesarios pruebas diagnósticas y tratamientos.

Todas estas medidas están recogidas en el borrador de conclusiones de la mesa de absentismo, un documento de trabajo que no tiene carácter definitivo y que en uno de sus párrafos aludía  a la posibilidad de buscar un acuerdo para agilizar las listas de espera en casos puntuales. A pesar de que, tal y como conocen las centrales sindicales, la intención del Departamento no ha sido, en ningún caso, pedir que los ertzainas tengan prioridad en las listas de espera de Osakidetza, este párrafo será retirado del documento para  evitar las falsas interpretaciones del mismo que de manera interesada está realizando algún sindicato.

En vez de plantearse el establecimiento de estas supuestas condiciones de privilegio, las propuestas realizadas por el Departamento de Interior en la mesa de absentismo van en la línea de potenciar una mejor utilización de los recursos ya existentes, especialmente de aquellos de los que dispone el propio Departamento.

Tras varios meses de trabajo a cargo de los integrantes de la comisión, formada por representantes de la Dirección de Recursos Humanos del Departamento de Interior y de las cuatro formaciones sindicales presentes en la Mesa de la Ertzaintza, la comisión ha preparado un primer documento de conclusiones, en el que se analizan las características del problema del absentismo en el seno de la Ertzaintza y se adelantan una serie de propuestas para abordarlo.

Partiendo de la base de la aceptación general de la existencia, y del incremento progresivo durante los últimos años, de un porcentaje elevado de absentismo laboral en la Ertzaintza, la comisión ha formulado sus conclusiones en base a tres enfoques fundamentales: un tratamiento más efectivo de las bajas, un análisis de las circunstancias que pueden  generar desmotivación en los agentes y una mejor vigilancia de las bajas cíclicas.

Mejor gestión de las bajas

Dentro de las medidas para gestionar mejor las bajas, el documento realiza propuestas concretas que apuntan a un mejor control de la salud de los agentes y de los riesgos sanitarios de su trabajo, propone potenciar los programas de prevención, la asistencia psicológica preventiva y la formación de los ertzainas en prevención de riesgos laborales.

También en este terreno y en cumplimiento de lo establecido en el propio Convenio de la Ertzaintza, se potencia la utilización de los recursos sanitarios concertados por el propio Departamento al margen de la red sanitaria pública "para adelantar pruebas diagnósticas y tratamientos, si lo precisara, ante la existencia de listas de espera en el Servicio Público de Salud". Para tal fin, Interior dotará de un presupuesto adecuado la partida destinada a financiar estos servicios concertados.

Combatir la desmotivación

En cuanto a las circunstancias que pueden generar desmotivación entre los agentes e inducir, como consecuencia, situaciones de baja, el documento realiza un análisis de todos los factores que inciden sobre la actividad laboral de los ertzainas: sistema de trabajo, turnicidad, edad de la plantilla, desplazamientos al lugar de trabajo, descanso, clima laboral, perspectivas profesionales, etc., haciendo especial incidencia en la cuestión de la plantilla y de la falta de personal, situada por las formaciones sindicales como el principal factor potenciador del absentismo.

Para abordar esta cuestión, el documento establece la necesidad de continuar potenciando las medidas para mantener la plantilla real de la Ertzaintza (8.000 agentes) en el 100% de sus efectivos, con nuevas promociones que compensen de manera automática los descensos por prejubilaciones y por otras causas, estudiar los puestos administrativos que pudieran ser desempeñados por personal no policial, así como otras propuestas novedosas, la no contabilización a efectos de plantilla de los agentes en situación de segunda actividad.

Dentro de estas medidas se enmarca, asimismo, la puesta en marcha por parte del Departamento de la Brigada de Refuerzo de Seguridad Ciudadana, que entrará en funcionamiento en próximas semanas con el objetivo de evitar al máximo los llamamientos para trabajar en jornadas libres de servicio.

Además, tras recoger las críticas de las organizaciones sindicales al actual sistema de trabajo, se ha constituido una comisión para el estudio y análisis del mismo así como de la forma de determinación de los objetivos y la verificación de su cumplimiento. Las conclusiones de esta Comisión serán trasladadas al Consejo de la Ertzaintza, donde las organizaciones sindicales tendrán la oportunidad de hacer sus aportaciones.

Por otra parte, el Departamento se propone convocar próximamente un concurso de traslados y se compromete a articular, a través de la Academia de Policía del País Vasco, un calendario plurianual de cursos de ascenso y de especialidad en base a las necesidades existentes. 

Absentismo cíclico

El tercer aspecto analizado por la comisión en sus conclusiones es la existencia de un absentismo cíclico que a lo largo de los últimos años afecta a un importante porcentaje de la plantilla de la Ertzaintza.

El documento concluye con una serie de propuestas concretas dirigidas tanto a mejorar el seguimiento y la atención de la salud de los agentes, como la gestión de las bajas, especialmente las reiteradas o de larga duración.

Estas propuestas tienen como objetivo articular los mecanismos necesarios para desarrollar los procedimientos de gestión de citas recogidos en el Acuerdo Regulador de la Ertzaintza. Entre otras, se proponen, además, medidas para impulsar que los ertzainas en ausencia por incapacidad temporal comuniquen su situación al Servicio Médico desde el primer día, o evitar que agentes de baja dejen de acudir sin justificación a la cita de consulta del Servicio Médico.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados