Noticias Medio Ambiente y Política Territorial
Es

Iriarte: “hemos de calcular el alcance de cada acción humana en el Territorio para preservar a los ecosistemas”

25 de noviembre de 2014

 

  • XIII Congreso Euskal Hiria, Infraestructuras Verdes e Innovación Territorial

La Viceconsejera de Planificación Territorial del Gobierno Vasco Izaskun Iriarte ha aconsejado esta mañana  que sociedad e instituciones “han de calcular el alcance de cada acción que realicemos en el territorio para preservar a los ecosistemas”. Iriarte ha clausurado el XIII Congreso Euskal Hiria dedicado  a Infraestructuras Verdes e Innovación Territorial que ha reunido a doscientas personas profesionales en el Campus Universitario de Araba/Álava.

Como conclusiones del Congreso Iriarte ha señalado que “unos ecosistemas saludables favorecen los servicios para las personas. Hay que tener en cuenta los servicios que prestan los ecosistemas a la sociedad. Prevenir es más barato que implementar. Las sociedades son cada vez más complejas, empoderadas, vivimos en un marco continuo de incertidumbre... El urbanismos tiene que estar abierto a la innovación, debe poner en valor el espacio como lugar de encuentro y obedecer a paradigmas sostenibles. Hemos de poner en valor el ámbito rural desde todos los puntos de vista: administrativo, político, económico, social, ecológico, medioambiental, etc. La aplicación de infraestructuras verdes supone trabajar en todos los ámbitos preservando los servicios de los ecosistemas. El valor de los servicios que nos prestan los ecosistemas debe ser apreciado por la sociedad. Hay que implementar una cultura de utilización de las infraestructuras verdes”.

En el encuentro, el ponente Miguel Angel Añibarro se ha referido a la relación entre el paisaje y el territorio y ha asegurado que “el paisaje está en cambio constante, con sus complejidades, pero la intervención humana es capaz de introducir transformaciones, como en los cultivos agrícolas o en obras públicas o decisiones administrativas que intervienen en el paisaje”.

Añibarro ha indicado que el “concepto del paisaje como forma es producto de una evolución debida a la acción de cambios en la naturaleza. Problema de paisajes contemporáneos cuyos tributos han sido modificados por infraestructuras o por el abandono de ellas.  En el último medio siglo aparecen los ámbitos desolados como lagos expoliados, desolados, aislados. Se han arteriarizado”.

Según el profesor “las emisiones de gases, poblaciones degradadas aparecen en el arte de la fotografía. Es indudable que la estética del feísmo está en la base de la aceptación de estos temas pero esto no garantiza la asimilación cultural. Se produce una disociación entre paisaje imagen y paisaje forma.  Lo que resulta atractivo en la obra artística es rechazado en la contemplación de la obra. Algunos paisajes destruidos nos parecen detestables y fascinantes en la observación de la obra. Lo sublime produce sentimientos ambivalentes de rechazo y de deleite sobre lo bello y lo sublime. Son sentimientos que surgen siempre y cuando el espectador se encuentre a salvo del paisaje que contempla”.

“Es en los paisajes devastados donde impera la estética de lo feo. No es lícita la producción artística para conservar la fealdad porque el paisaje es un bien común. Hay que preservar el paisaje. Es una responsabilidad. Deberíamos llegar a la convicción de que hay que llegar a un cambio de raíz. La necesidad de conservar el paisaje y la necesidad económica y social son indisociables. Una contribución positiva sería identificar los criterios para configurar paisajes nuevos planificando los aspectos necesarios para recuperar los paisajes desde todos los puntos de vista: medioambiental, social y económico” ha añadido Añibarro.

También ha citado el ejemplo de la ordenación de parques eólicos sobre terrenos abiertos: “es un buen planteamiento porque permiten expresar plásticamente la morfología del terreno. Hay otro tipo de paisaje que propicia otro tipo de lectura. El problema del paisaje industrial y mineros competen a las disciplinas medioambientales no reside en el rechazo social sino el problema es u falta de interacción en el paisaje. La cuestión no es cambiar la imagen pública sino lograr un buen entendimiento entre paisaje social y medio ambiente”.

 

Ejemplo industrial

Ion Agirre presidente de la cooperativaAMPO ha explicado que en su sociedad se desarrollan “tres tipos de actividades, de fundición para industria pesada y contaminante, de planta de válvulas y de      servicios de ingeniería para esa producción. Tenemos un compromiso como empresa con una serie de valores que nos identifican y por ello presentarnos ante el mundo la confianza, la participación y la coherencia entre principios y nuestras actuaciones. La ética, transparencia, y la  comunicación son nuestros valores”.

Según Agirre “hay elementos de pasado que hay que respetar y luego tenemos que adaptarnos a los ordenadores y nuevas tecnologías dentro de nuestro masterplan que pretende disponer de recursos necesarios para vivir pero de acuerdo a tecnologías avanzadas. Este masterplan tiene tres pilares educativo, tecnológico y eficiencia energética. Hay que entender que, cuando nos enfrentamos a un reto no se va a conseguir una rentabilidad inmediata pero en un plazo más lejano podemos buscarla. Por ejemplo, Bilbao hace 30 años era gris y oscuro como consecuencia de su industria. El Bilbao actual es diferente, se ha invertido mucho dinero y esfuerzo para esa modificación. Si las empresas vierten residuos a los ríos es nefasto para el futuro”.

A juicio del presidente de Ampo “la eficiencia y la tecnología son importantes. Se pueden aplicar tecnologías renovables que son de perfecta utilidad. Ahora miramos a nuestros retos con un pensamiento diferente ya que hay una serie de actividades a las que tenemos que saber sacarles beneficio desde el punto de vista industrial. Tenemos dos plantas entre las que tenemos que hacer un ejercicio de comunicación en el sentido de transportar energía y personas, además de agua, electricidad, etc. Todo ello necesita de una respuesta global”.

Agirre ha citado el ejemplo de las bicicletas eléctricas “ya que se empezó con 40 bicicletas para evitar 40 plazas de aparcamiento lo que desde el punto de vista de la salud tiene importancia. También la alimentación es muy importante pero…¿fundición y válvulas, cómo se va a preocupar de la alimentación?... en nuestro equipo hemos llegado a la conclusión de que lo que comemos llega a nosotros después de un recorrido de 4.000 kms, desde Chile, África, o Marruecos. Hay una falta de eficiencia y gran contaminación en ese proceso, así que tenemos una pequeña huerta para que cada uno de nosotros sepa que es lo que generamos y sus consecuencias”.

Otra iniciativa de Ampo expuesta por Ion Agirre ha hecho referencia a una “construcción especial de un puente de fibra. Lo que pesa esta estructura es menor que el peso que soporta. Esto es novedoso. En este caso, la estructura de este puente pesa 1200 kg y el peso que soporta es superior. Esto es tecnología nueva y buscamos el equilibrio y la eficiencia. Como conclusión: comprar un puente así es más barato que comprar un puente de acero. Eso es eficiencia ecológica”.

En cuanto a la energía geotérmica, el presidente de Ampo ha expuesto que “si necesitamos una casa para 365 días, cómoda, con sistemas de calefacción, etc, y llegamos a la conclusión de que el precio baja de manera importante. Le llamamos “sormenaren eguna” ó “día de la construcción”. Usamos tecnología muy puntera que nos cubre las necesidades básicas. Cuando vienen nuestros clientes les informamos de cómo conseguir todos estos retos respetando siempre nuestro entorno”. Según ha explicado las teorías del  MASTERPLAN impulsan en el norte de Francia aplicadolas a una zona geográfica que dobla al País Vasco. “Si queremos ser eficientes, educación, tecnología innovadora  son importantes” ha concluido Agirre.

Fernando Espiga, director de negocios emergentes de Tecnalia, ha indicado que se observan una serie de “retos compartidos entre el mundo de la industria y el mundo del territorio ya que estamos asistiendo a una convergencia de ambos mundos.. esos retos globales como sociedad suponen nuestro objeto de actuación como Tecnalia. Transformamos en conocimiento en calidad de vida para los ciudadanos”.

Para Espiga son prioritarios los retos fundamentales de “la fábrica del futuro, cómo tiene que ser el entorno industrial del futuro y el otro, cómo tiene que ser el entorno de las ciudades. Los dos convergen, son la industria y el territorio. En la convergencia encontraremos oportunidades para nuestro territorio. Asistimos al Renacimiento Industrial. La industria hoy es un elemento de riqueza para nuestra sociedad y así lo están viendo países que están haciendo esfuerzos en reindustrialización, como USA, Alemania y es el camino por el que tenemos que ir en Euskadi”.

Según el directivo de Tecnalia, “el rol que tienen los territorios en la sostenibilidad es muy importante. Las ciudades son responsables del 80% de las emisiones de carbono. Esto es, lo que hagamos en el territorio urbano tiene una trascendencia para el impulso de la “economía verde”. Es una oportunidad sin precedentes de cara a buscar una transformación del modelo económico que necesitamos. Para hacer esto necesitamos innovación y tecnología. Se trata de reinventar la industria y de hacerla compatible con la sostenibilidad del territorio y que sea industria con valor añadido. La innovación es una necesidad junto a la tecnología para generar oportunidades de negocio para las empresas y una mejor calidad de vida”.

Según Espiga “la innovación hoy es cada vez más abierta y transversal. Cada vez es más colaborativa entre agentes diversos. La innovación requiere cada vez más de los ciudadanos. En la confluencia de estas tendencias estamos viendo oportunidades de mejora. La industria del futuro debe ser compatible con los usos residenciales. Para integrar fábricas e industria en el entorno urbano es fundamental la innovación y la tecnología. El reto: cómo hacemos factorías bien integradas en nuestro entorno y que además nos ayuden a vivir mejor”.

Fernando Espiga propone “buscar soluciones sostenibles para la ciudad y el territorio. Se está previendo hoy en día el crecimiento e la industria de bienes y servicios para el sector medioambiental. El empleo en este tipo de actividad está creciendo en Europa. En los últimos años de la crisis, el empleo en este tipo de actividad relacionada con las soluciones sostenibles ha crecido. Es un sector emergente. Esto es la “economía verde”.

“Estamos trabajando en proyectos que integran usos industriales como usos residenciales. Estos proyectos contribuyen a la mejora de la economía. El conocimiento, en este sentido, es un recurso que hay que aprovechar. Se trata de poner el territorio como laboratorio de la industria. Este es el reto. Hoy en día lo que domina en el mundo de la empresa es la innovación abierta. Por tanto, los proyectos de desarrollo urbano y territorial también los podemos poner al servicio de la industria. En Nord-Pas de Calais están ya poniendo su territorio al servicio de la industria local que mejora la calidad de vida. Otro ejemplo, Copenhague, con plataformas de innovación. Integra industria en el territorio con participación de ciudadanos, administraciones, cluster de tecnologías limpias, etc. Ofrece la marca de la ciudad a las empresas para que la usen como marketing al exterior” ha detallado.

“Podemos hacer que nuestro territorio vasco se convierta en un laboratorio donde las empresas podamos aplicar tecnologías para contribuir al desarrollo urbano sostenible y aprovecharlo para desarrollar nuevos productos para que mejore nuestra economía. Hay que hacer confluir la iniciativa pública con la privada para avanzar: Euskadi, polo de excelencia mundial en ecotecnología y soluciones urbanas. Esto es posible. Hay proyectos de futuro que nos pueden llevar a ello, como el parque proyectado en Zorrozaurre, en Bilbao. En Barakaldo, se están haciendo parques industriales que aprovechen la energía de manera sostenible. La industria es un motor de innovación para el territorio y el territorio es un activo generador de ventaja competitiva para la industria” ha concluido.

 

Zona Minera

María Uribe, directora General de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Bizkaia ha expuesto el proyecto de la zona de Abando-Zierbena, Ortuella y Trapagaran de municipios que se asocian en una zona minera. “Responden a un pasado de explotación minera en Bizkaia. Hoy esta área es un testigo vivo de este pasado, no sólo por la riqueza mineral sino porque la forma de explotación a cielo abierto ha alterado el territorio de forma importante. Son huellas del pasado de Bizkaia. Es un Plan especial que aprobó en 1994 la Diputación Bizkaia. El Plan que está elaborando la Diputación contiene algunas modificaciones relacionadas con los trazados, la inclusión de un monte de utilidad pública, la integración del área de las calizas. Este ámbito de las calizas tienen un paisaje marcado por la actividad minera de la zona”.

Los objetivos del plan, según Uribe, son la recuperación ambiental y paisajística de la zona minera, la recuperación y protección con el objetivo de convertirse en un parque metropolitano, una infraestructura verde compatible con la mejora ambiental, la Conservación del patrimonio cultural y medioambiental, compatibilizando este aspecto con actividades lúdicas en contacto con la naturaleza, el fomento de la actividad económica de esta zona, ahora en grave declive económico, el fomento de actividad turística y de atracción y, por último, preservar la memoria histórica”

“Queremos frenar la pérdida de valores naturales del ámbito de actuación de esta zona minera. Se persigue la mejora ambiental que parte de un sistema que tiene en cuenta los valores del área: recursos del paisaje y su biodiversidad. El plan delimita una serie de 15 áreas homogéneas que permite ordenar el ámbito destacando la ordenación para tres áreas: ORKONERA, con 11 hectáreas, propiedad de la Diputación Foral de Bizkaia. Se prevé la implantación de infraestructuras de gestión de residuos. Se tendrán en cuenta los análisis de riesgos; los  LAGOS MINEROS DE LA ARBOLEDA, zona con uso recreativo. Es un ámbito con unos valores naturales desde el punto de vista de la fauna y de la flora. Se plantean acciones para mejorar la zona de las lagunas y se fomenta el uso público del área teniendo en cuenta la biodiversidad de la zona y el MONTE Y LADERAS DE PICKWICK-PEÑAS NEGRAS” ha destacado María Uribe.

Según detalla la directora a de Medio Ambiente de Bizkaia, las directrices fundamentales del plan de actuación son las correspondientes a uso público: relacionadas con la salud y la calidad de vida; la de   Conservación de la naturaleza, evitando impactos ecológicos; el Mantenimiento y manejo de la vegetación y el paisaje. Se trata de prevenir erosión, favorecer la calidad paisajística, respeto el ciclo hídrico, etc; la Conservación del patrimonio arquitectónico ambiental y de la memoria histórica de esta zona de ruinas mineras. Como infraestructura ligada a esta directriz contamos con el museo minero de Abanto y la Directriz de educación ambiental y participación ciudadana Es importante para la protección de este área. Sólo aquello que se conoce se va a proteger.

 

Nuevas DOT

Elena Lete, directora de Planificación Territorial y Urbanismo del Gobierno Vasco,  se ha referido a la Ordenación Territorial vasca que “consideró al medio físico con especial atención desde 1997. En las DOT se advierte de la importancia del tratamiento del suelo como recurso básico de los procesos humanos y ambientales. Se incidió en los suelos agrícolas. Se advertía de la necesidad de tratamiento específico para la fauna, para las aguas superficiales, de los recursos hídricos subterráneos, se advertía de la importancia del tratamiento del paisaje, de las masas forestales. Ya entonces se tenían en cuenta estos aspectos”.

“Las determinaciones elaboraron un inicio de infraestructura verde. La sociedad antes, hace 15 años, priorizaba la explotación de recursos frente al valor de los mismos” ha señalado Lete quien se ha referido “al medio físico, a la importancia que desde las DOT se le da al medio rural y a sus explotaciones, se mapeaban las categorías de suelo no urbanizable y se establecía también una matriz de usos. Ya entonces se mostraban interés por cuestiones que hoy son de gran actualidad. Aquellas DOT no han perdido importancia. Ahora lo que toca es implementar estructuras más complejas sobre aquellos mimbres. Ahora la sociedad nos exige a la ordenación territorial. La sociedad exige participación en la ordenación del territorio”.

Según Elena Lete “estamos empezando a diseñar cómo integrar la participación ciudadana en los procesos de desarrollo territorial. Es lo que llamamos el empoderamiento ciudadano. Hoy en día es imprescindible pensar en una infraestructura verde capaz de conectar entre sí las zonas naturales, este es el reto. Para ello hace falta una planificación asumiendo compromisos entre todos los agentes implicados. Hay que preservar los servicios que los ecosistemas prestan a la sociedad”.

“Los bosques, conectores ecológicos e infraestructuras lineales unidas al transporte pueden tener el reto de favorecer la permeabilidad de los suelos. La fuente de inspiración ha de ser el funcionamiento de la naturaleza. Hay que preservar la naturaleza y sus recursos. El reto de la Ordenación territorial tendría dos líneas: aumentar eficacia y eficiencia y desarrollar estrategias dirigidas a crear empleo verde” ha apuntado la directora del Gobierno Vasco.

 

Amurrio

Iosune Irabien,  alcaldesa de Amurrio, ha destacado “la importancia que las personas tienen en los proyectos ambientales. Amurrio es un pueblo de 10.200 habitantes con una trayectoria fuerte en temas medioambientales. Amurrio estaba en la Agenda Local 21, estamos en el Pacto de Alcaldes y Alcaldesas por la sostenibilidad y nos movemos en dos territorios históricos: Bizkaia y Araba y a veces es difícil gestionar los ritmos de las diferentes instituciones con distintos colores políticos”.

Irabien se plantea los objetivos de “fomentar una movilidad alternativa al coche y la apuesta por una mejora del entorno urbano. Tenemos una comarca rica en naturaleza y como reto está el recuperar los 33 km de parque fluvial desde Delika hasta Arrigorriaga. Hemos vivido de espaldas al río y ahora debemos emplearnos a fondo en ello. Debemos impulsar la conectividad ecológica y paisajística y fomentar el acercamiento de la ciudadanía a los espacios naturales para aumentar la calidad de vida”.

“El 90% de las personas de la comarca vivimos en torno al río Nervión. Poco a poco se están elaborando proyectos que recuperen las zonas adyacentes al río”. Con una serie de videos domésticos, Iosune Irabien ha mostrado cómo se puede caminar por rutas blandas que son utilizadas a diario por la población de la zona en  el curso del río.

“En Amurrio es interesante la movilidad sostenible para los trabajadores, por ejemplo, de Tubos Reunidos, con 900 trabajadores” ha destacado Irabien. La alcaldesa plantea como reto terminar el parque lineal del río Nervión corrigiendo la variante de Saratxo, con coordinación institucional en otros proyectos supramunicipales, tratando de satisfacer la demanda de la ciudadanía, uniendo los pueblos más allá de las fronteras administrativas y con la mejora ecológica del río”.

 

ENBA

Xabier Iraola, portavoz de ENBA-Euskal Nekazarien Batasuna, ha sido crítico con las políticas de preservación preguntando “¿por qué  los baserritarras se sienten incómodos en un entorno como éste?... Sienten que están en un entorno hostil entre técnicos y ello no debería ser así porque gestionamos el 80% del país. Nos sentimos incómodos los agricultores, ganaderos y forestalistas.

A su juicio “unos miran el territorio como algo a ocupar, otros están obsesionados con preservar y el resto sólo quieren disfrutar: montañeros, cazadores, etc. Ninguno de estos cuenta con los baserritarras. Somos un estorbo para unos y otros”.

“Los baserritarras queremos que se preserve la tierra. Necesitamos tierra buena y cerca. Necesitamos políticas que limiten y acoten las ciudades, que aboguen por la densificación de las propias ciudades sin abarcar más territorio. Los baserritarras necesitamos que se aplique la ley del suelo en vivienda aislada en suelo no urbanizable. No trasladar la industria a suelo no urbanizable” ha destacado Iraola.

Con respecto a la revisión de las DOT, Iraola plantea que “el  PTS que más territorio abarca, el forestal, se aprobó hace 15 días. Es incongruente el atasco que ha tenido durante 14 años. Los baserritarras queremos que se preserve el sistema polinuclear. Esto es, que el desarrollo de las ciudades vaya en consonancia con las comarcas. Es importante tener cabeceras de comarcas. Hay que tejer una red de ciudades intermedias”.

“Creo que vamos hacia una macrocabecera que es Bilbao y el resto somos la periferia…alguien debería pensar en la Euskadi de ciudades, con cabeceras de comarca que ofrezcan los servicios mínimos. Tenemos capacidad para desarrollar actividades de alto valor añadido, como el diseño en 3D, ingenierías, etc que no requieren grandes infraestructuras de polígono industrial. Planteamos  que hay que tener en cuenta las consecuencias de los nuevos modelos de familia y el envejecimiento de la población. Hay que buscar soluciones acordes a estos cambios sociales. Soluciones para caseríos sin segregación de terreno. La tierra se deja para el que la necesita, intacta aunque se segreguen los caseríos como viviendas. Hay que instalar pequeñas soluciones de energía renovable en el medio rural. Es necesario para el autoconsumo. Los baserritarras ejercen una actividad económica. Son protagonistas del territorio y exigen una política realista donde la actividad primaria tenga capacidad de desarrollo” ha planteado el sindicalista agrario.

Iraola ha concluido diciendo que “los baserritarras nos sentimos en un ambiente hostil cuando se habla de políticas de preservación del territorio. El agricultor preserva el medio con su actividad. Es inherente y hay que contar con él. Si no hay actividad no va a haber preservación del medio. Territorio que no se gestiona, territorio que se abandona”.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Descargas medios de comunicación