Noticias Medio Ambiente y Política Territorial
Es

Iriarte: “el Gobierno Vasco, a través de la modificación de la Cuantificación residencial en las DOT, pretende evitar la artificialización del suelo limitando el parque residencial y el suelo urbano a la necesidades reales”

29 de julio de 2014

 

  • Viceconsejera de Política Territorial del Gobierno Vasco: “la modificación propuesta trata de evitar una innecesaria artificialización del suelo y de promover el máximo aprovechamiento del suelo ya urbanizado”  
  • “La reutilización de viejos suelos construidos y la renovación de espacios obsoletos o en desuso debe formar parte de los estudios y factores a tener en cuenta en todo planeamiento urbanístico municipal”
  • Se trata de que tengamos en cuenta el factor de la vivienda vacía al realizar las estimaciones de viviendas requeridas en nuestros municipios. La aplicación concreta corresponde a cada municipio que tendrá en cuenta sus datos disponibles 
  • La modificación de la cuantificación residencial supone una modificación puntual de las Directrices de Ordenación Territorial (DOT), que, una vez aprobada, serán objeto de un proceso de revisión integral. 
  • La propuesta de modificación de la cuantificación residencial de las DOT está disponible en las webs irekia y euskadi.net y se encuentra en fase de información pública y abierta a alegaciones hasta el 30 de septiembre

La Viceconsejera de Política Territorial, Izaskun Iriarte considera que “el Gobierno Vasco, a través de la modificación de la Cuantificación residencial en las DOT- Directrices de Ordenación Territorial, pretende evitar la artificialización del suelo limitando el parque residencial y el suelo urbano a la necesidades reales”. Según explica “la reutilización de viejos suelos construidos y la renovación de espacios obsoletos o en desuso debe formar parte de los estudios y factores a tener en cuenta en todo planeamiento urbanístico municipal”

 

A juicio de la viceconsejera “las cosas están cambiado mucho y las anteriores definiciones de lo que debía de ser la ordenación del territorio, formuladas hace quince o veinte  años,  se adaptan ahora al actual contexto económico y social ya que la sociedad no contempla esos viejos crecimientos ilimitados de ciudades y pueblos. Ahora es tiempo de definir cómo queremos que sea la localidad en la que vivimos: bien planificada, con servicios próximos, cómoda y con una acertada cuantificación residencial que redensifique los volúmenes en zonas residenciales donde antes se dio un consumo exagerado de suelo buscando la rehabilitación de los barrios” explica la viceconsejera de Política Territorial.

 

Según Iriarte, “en el País Vasco, como en el resto de Europa, se ha producido un gran crecimiento de los espacios urbanizados sin que la población haya experimentado aumento alguno. La superficie artificializada, o asentada en el entorno natural, crecerá en Europa un 20% en los próximos 30 años. El control ejercido en los espacios urbanizados, gracias a las Directrices de Ordenación del Territorio, ha limitado los procesos de edificación mediante las Categorías de Ordenación del Medio Físico. La clasificación del suelo no urbanizable realizada por los planes municipales y los Planes Territoriales Parciales supone que aproximadamente el 65% de la superficie total vasca no sea susceptible de ocupación urbanística por razones de protección y sostenibilidad territorial”.

 

Para la Viceconsejera “la densidad preserva el paisaje y hace más eficiente la gestión de los recursos naturales. Unos volúmenes de viviendas bien distribuidas y agrupadas mejoran  los servicios públicos y optimizan los sistemas de transporte, reducen las necesidades de desplazamientos cotidianos y aumentan las posibilidades de relación social. Se trata de espacios de calidad, atractivos y conectados con lugares de encuentro. Nada será igual que hace ocho años. La crisis económica prorrogará en el tiempo las actuaciones urbanísticas y, especialmente ahora, es necesario un detallado trabajo en las actuaciones de recuperación de espacios. Los nuevos criterios sobre necesidades de vivienda principal, segunda residencia e incidencia de la vivienda vacía establecen una capacidad residencial más limitada. Una gran labor que cada municipio tiene en su mano con la revisión de las DOT”. 

 

Los planeamientos municipales parten en sus procesos de revisión de un dato de cuantificación residencial como es la capacidad de crecimiento en número de viviendas que determinará cuánto podrá aumentar el parque de viviendas del municipio en el periodo de vigencia de dicho plan. Este periodo de vigencia fácilmente llega a los 14-16 años. Así es fácil entender la necesidad de esta directiva de cuantificación en los desarrollos que se produzcan durante los próximos años que hemos activado desde el Gobierno Vasco. Eso es precisamente lo que supone fijar unos números máximo y  mínimo para la cuantificación residencial señalando entre qué parámetros se dará el crecimiento del tejido residencial en el municipio.

 

El proceso de modificación de la Directriz de Cuantificación Residencial propone un cambio de modelo  modificándose el modo de cuantificación residencial para utilizar de un modo más sostenible el territorio.  Entre las correcciones que la modificación de las DOT plantea están aquellas que corrigen el modelo territorial en aquellas áreas funcionales donde se ha visto que el crecimiento no se ha ajustado a las necesidades que el área funcional realmente ha presentado.

 

Correcciones

Entre las correcciones del modelo de cálculo de cuantificación residencial se han adoptado una serie de medidas que perseguían plantear unos crecimientos más moderados y comedidos y para ello se han reducido los coeficientes de esponjamiento de 2’4-3’5 a una horquilla del 2’2-3.

 

El Gobierno Vasco ha puesto a disposición de los municipios unas medidas nuevas para computar qué parte del patrimonio edificado que no está en uso o resulta obsoleto. Con este fin, se crea la obligación de que, dentro de la cuantificación residencial, se tome en consideración parte de la vivienda vacía del municipio para que, como mínimo, un 2% de ella sea computada dentro de la cuantificación residencial.

 

Además, los  municipios podrán incluir hasta un 50% de la vivienda vacía en la directriz de cuantificación residencial con el fin de diseñar su crecimiento  sostenible y ajustado a sus necesidades. Asimismo, se abre la posibilidad de que las operaciones de redensificación, regeneración urbana y rehabilitación sean computadas dentro de la cuantificación residencial.

 

“Con esta batería de medidas, correcciones de los desajustes en el crecimiento, planteamiento de crecimientos más moderados y nuevos elementos para ser incluidos dentro de la cuantificación residencial podemos afirmar que las posibilidades de aumento del número de viviendas en toda la comunidad es de 186.463 cuando el documento del que partíamos estimaba que la capacidad de alojar nuevas viviendas en la comunidad era de 238.417.  También en la ordenación del territorio es el momento de un nuevo desarrollo y evolución y es lo que se propone desde el Gobierno Vasco con la revisión de las DOT en cuanto a cuantificación residencial” explica Izaskun Iriarte.

 

 

DOT

El ordenamiento territorial ha estado dirigido en el País Vasco por las Directrices de Ordenación del Territorio (DOT) desde su aprobación en 1997. Ese instrumento de ordenación de máximo rango ha sido complementado durante estos años por planes territoriales y planes sectoriales. “El resultado ha sido relativamente bueno, pero no es menos importante la cultura de respeto hacia la ordenación territorial que se ha forjado durante estos años gracias a que se ha conseguido una estrecha colaboración entre todas las administraciones intervinientes en el proceso de la ordenación territorial.” indica Iriarte.

 

Para la viceconsejera, “el proceso de revisión tiene como objetivo la necesidad de modificar la “cuantificación residencial”. La reutilización de viejos suelos construidos y la renovación de espacios obsoletos o en desuso suponen unas opciones elementales que cualquier gestión local ha de observar junto a una mayor flexibilidad del planeamiento urbano en cuanto a mezcla de usos, tipologías y densidades y la vinculación entre crecimientos urbanísticos y sistemas de transporte colectivo”.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Cargos asistentes al acto
(X legislatura 2012 - 2016)