Noticias Salud
Es

El 13 junio 2014 se inicia la aplicación de la reforma legislativa sobre protección de las personas consumidoras

13 de junio de 2014

El pasado 28 de marzo se publicó la Ley 3/2014, de 27 marzo, por la que se establece una importante reforma de la normativa sobre protección de las personas consumidoras y usuarias.

Las disposiciones de la ley son aplicables a los contratos celebrados a partir del 13 junio 2014.

El principal objetivo de la reforma ha sido adaptar nuestra legislación a la normativa europea más reciente, en concreto a la Directiva 2011/83/UE, la cual introdujo importantes modificaciones en orden a impulsar la protección de las personas consumidoras y usuarias considerando, entre otros aspectos, el importante avance que en los últimos tiempos está teniendo la contratación a distancia y, en particular, el comercio electrónico.

Entre otras novedades significativas que introduce la reforma, podemos mencionar las siguientes:

 

Información precontractual

Se amplía la información que la empresa, de forma clara y comprensible, debe facilitar a la persona consumidora con carácter previo a la celebración del contrato (por ejemplo, el recordatorio de la existencia de una garantía legal para los bienes, así como la existencia y condiciones de los servicios postventa y las garantías comerciales; los procedimientos de pago, entrega y ejecución; el procedimiento para atender las reclamaciones...)

 

Derecho de desistimiento

En relación a los contratos a distancia y los contratos celebrados fuera del establecimiento, se amplía el plazo mínimo legal para el ejercicio del derecho de desistimiento a catorce días naturales –a contar desde la recepción del bien objeto del contrato o desde la celebración del contrato, si su objeto fuera la prestación de servicios– (hasta ahora era de 7 días hábiles). No obstante, si la empresa no hubiera cumplido con el deber de informar a la persona consumidora sobre el derecho de desistimiento, la persona consumidora dispondrá de  12 meses más para poder ejercerlo.

Por otro lado, se incorpora un modelo de documento de información a la persona consumidora y usuaria sobre el desistimiento, así como un modelo de formulario normalizado con objeto de facilitar el ejercicio del derecho.

 

Cargas encubiertas

La reforma incorpora algunas novedades con objeto de evitar 'cargas encubiertas':

Las empresas no podrán cobrar a las personas consumidoras y usuarias por el uso de ciertos medios de pago cargos que superen el coste soportado por aquéllas.

Las personas consumidoras no quedan vinculadas a pagos adicionales si no consta su consentimiento expreso para ello. De hecho, si la empresa deduce importes por dicho concepto utilizando opciones por defecto (es decir, que la persona consumidora y usuaria tenga que rechazar para evitar el pago adicional), dicha persona tendrá derecho a que se le devuelva el importe correspondiente.

En las compras por internet, la persona consumidora y usuaria, para resultar vinculada, siempre deberá aceptar el precio final antes de finalizar la transacción; de esta manera, las empresas deben velar porque las personas consumidoras confirmen que son conscientes de que la compra por internet implica una obligación de pago.

Si la empresa habilita una línea telefónica para comunicarse con sus clientes, el coste por el uso de esta línea no puede superar el de la tarifa básica.

 

Contratos telefónicos

Se quiere garantizar que la persona consumidora y usuaria sea totalmente consciente de lo que está aceptando. En este sentido, si la empresa llama por teléfono a una persona consumidora y usuaria para celebrar un contrato a distancia, deberá confirmarle la oferta por escrito o –salvo oposición de la persona– en cualquier soporte duradero. La persona consumidora y usuaria sólo quedará vinculada una vez que haya aceptado la oferta mediante su firma o mediante el envío de su acuerdo por escrito (en papel, por correo electrónico, fax, sms...).

 

Facturación electrónica

Las personas consumidoras y usuarias tienen derecho a recibir la factura en papel (sin coste adicional alguno).

La factura electrónica sólo se puede emitir si la persona consumidora da su consentimiento expreso, el cual es revocable.

 

Comunicaciones telefónicas comerciales

Las comunicaciones telefónicas comerciales deben realizarse desde un número de teléfono identificable; y en ningún caso podrán realizarse antes de las 9:00h ni más tarde de las 21:00h, ni festivos o fines de semana.

Con objeto de limitar el acoso (‘spam’) comercial telefónico, cuando la persona consumidora y usuaria reciba la primera oferta comercial de la empresa emisora, deberá ser informada de su derecho a manifestar su oposición a recibir nuevas ofertas.

Un comentario
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
  • @ezkerraldea_enk
    15 de junio de 2014

    Comentario de Twitter:
    El 13 junio 2014 se inicia la aplicación de la reforma legislativa sobre protección de las personas consumidoras
    http://t.co/28iso1tGAy