Noticias Interior
Es

Interior establece un nuevo protocolo para optimizar la actuación ante fenómenos meteorológicos adversos

17 de mayo de 2010

La Viceconsejería de Interior del Gobierno vasco pone en marcha, a partir de mañana, martes, un nuevo protocolo (*) para la predicción, vigilancia y actuación ante fenómenos meteorológicos adversos. Con esta iniciativa se busca mejorar la capacidad de anticipación, seguimiento y respuesta coordinada de los servicios de urgencia dependientes de las diferentes administraciones públicas. A partir de ahora, por ejemplo, cada vez que se produzca una situación de riesgo meteorológico, cerca de un millar de personas, entre técnicos, responsables y profesionales de distintos ámbitos recibirán en sus teléfonos móviles un mensaje alertando sobre el peligro.

El nuevo protocolo que mañana entra en vigor establece de una forma pormenorizada los pasos a seguir en cada situación de alerta por las diferentes instituciones que participan en la gestión de las emergencias (Departamentos del Gobierno vasco, Diputaciones Forales, Ayuntamientos, etc.), regula los mecanismos para el intercambio de información entre ellas, el seguimiento de las alertas, las medidas a activar, las primeras actuaciones a afrontar y las alertas a transmitir a la ciudadanía.
El documento toma como referencia el proyecto europeo EMMA (European Multi-service Meteorological Awareness), de cara a establecer criterios y pautas de actuación homogéneos en el conjunto de la Unión ante las alertas meteorológicas.
El abanico de fenómenos ante los que está contemplada su activación abarca lluvias, nevadas, vientos, temperaturas extremas y riesgos marítimo-costeros, así como el apoyo meteorológico ante sucesos extraordinarios de otra índole. En su contenido, se establecen de forma concreta y pormenorizada los umbrales, cantidades, medidas y datos de cualquier tipo que caracterizan las situaciones de alerta y los niveles de las mismas.

Tres niveles de riesgo

Con caracter general se determinan tres niveles de alerta: amarillo, cuando no existe riesgo para la población en general pero sí para alguna actividad concreta, naranja, cuando existe un riesgo importante y peligra la integridad física de las personas, y rojo, cuando el riesgo pasa a ser extremo, los daños materiales pueden ser elevados y peligra la integridad física de un sector de la población.
El protocolo determina para cada uno de los fenómenos meteorológicos los umbrales y medidas a considerar dentro de las previsiones, tales como velocidad del viento, cantidad de lluvia, nieve acumulada, nivel de los cauces de los ríos, etc, para determinar así su ubicación en uno de los tres niveles de riesgo y activar la alarma correspondiente.
Una vez decretada la alarma el documento determina los diferentes pasos a seguir por los servicios de emergencias, comenzando por el envío a medio millar de destinatarios de organismos e instituciones, vía correo electrónico, de un conjunto de recomendaciones y pautas de actuación, tanto para los ciudadanos como para las instituciones, junto con los partes meteorológicos y la determinación del nivel de aviso (amarillo, naranja o rojo). Asimismo, desde SOS Deiak se remite el aviso, a través de SMS de telefonía móvil, a casi un millar de personas claves en la protección civil de la Comunidad Autónoma.
Para los niveles de alarma naranja y rojo se establece la creación de comisiones de seguimiento, integradas por profesionales y responsables de las distintas instituciones y organismos de emergencias. Las comisiones serán específicas para cada fenómeno meteorológico, estableciendo el procolo de forma precisa en cada caso los organismos que deben integrarlas. Su cometido será el de gestionar de forma centralizada y coordinada la actuación ante la emergencia hasta el final de la misma.


(*) El documento puede ser consultado en:  www.euskadi.net/emergencias112

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación