Noticias Empleo y Políticas Sociales
Es

La mujer incrementa su participación en el mercado laboral vasco a pesar de la crisis

16 de diciembre de 2013

El empleo generado por la economía vasca entre 2008 y 2012 cayó un 9,1%, al pasar de 986.569 a 896.650 puestos de trabajo. Sin embargo, durante ese mismo periodo la tasa de empleo femenino aumentó en 1,7 puntos.

El Censo de Mercado de Trabajo 2008-2012 (CMT), informe elaborado por el Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno vasco, computa mayoritariamente del lado masculino la pérdida de esos 90.000 empleos, puesto que la mujer aumentó su tasa de empleo en 1,7 puntos durante ese mismo ciclo.

El tratamiento estadístico del CMT (http://www.contenidos.servicios.jakinaplus.ejgvdns/r33-2287/es/contenidos/informe_estudio/cmt_2012/es_def/cmt_2012.html) contempla la mayoría de los sectores y ramas de la economía vasca, salvo el sector primario y el servicio doméstico, y se desarrolla a partir de la información obtenida de una muestra de 6.803 establecimientos de la Comunidad Autónoma de Euskadi. Estos establecimientos suman 296.649 empleos; esto es, el 33,1% del total de los empleos existentes en la CAE.

El Censo de Mercado de Trabajo, un informe estadístico que mide la situación del empleo desde el lado de la demanda de las empresas, confirma la consolidación de una tendencia que los analistas vienen observando desde mediados de los noventa, como es la cada vez mayor presencia de las mujeres en el entramado productivo de la Comunidad autónoma vasca.

En efecto, la presencia de la mujer en el mercado de trabajo no ha dejado de crecer en los últimos 16 años. En 1996 representaba el 32,8% del empleo total vasco, mientras que en 2012 ese porcentaje se situó en el 42,4%. En la actualidad, en un contexto marcado por la crisis, cuatro de cada diez empleos están ocupados por mujeres.

Esa tendencia se extiende a prácticamente todos los sectores productivos y a todas las categorías profesionales, pero los últimos registros ponen el acento en el peso dominante de la mujer en el sector terciario, donde ocupa el 53,3% del empleo total (casi 8 puntos más que en 1996).

En los demás sectores, los incrementos observados de forma continuada desde 1996 no se han traducido en un aumento significativo de la presencia femenina en el empleo (12% en la construcción y 20,5% en la industria).

La tendencia expansiva de este tipo de empleo se observa tanto en categorías profesionales cualificadas (técnicos o mandos intermedios), como entre la población trabajadora no cualificada. En el caso del colectivo técnico, los registros de 2012 muestran un completo equilibrio en la distribución del empleo por sexos.

Otro aspecto positivo es que, después de caer de manera continuada desde 1996 a 2008, en el último año el peso de la mujer entre el personal directivo repuntó al alza.

Frente a los incrementos significativos del empleo en la industria manufacturera, el comercio y la hostelería, por primera vez desde 1996 se reduce de forma significativa el peso de la mujer en el empleo del sector público (equivalente al 66%) y en la industria de la energía, educación, sanidad o servicios sociales, todas ellas áreas que tradicionalmente han venido caracterizándose por el equilibrio en la distribución del empleo por sexos e incluso por el carácter dominante del empleo femenino.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Cargos asistentes al acto
(X legislatura 2012 - 2016)