Noticias Seguridad

Los artificieros de la Ertzaintza han desactivado en lo que va de año sesenta proyectiles militares

19 de octubre de 2013

La neutralización de esta clase de artefactos constituye una de sus tareas habituales

La Unidad de Desactivación de Explosivos (UDE) sigue teniendo entre sus cometidos la neutralización o destrucción de artefactos militares, muchos procedentes de la Guerra Civil. El número de estas actuaciones no ha disminuido con el paso del tiempo, en lo que llevamos de 2013 los artificieros han desactivado 60 proyectiles militares. Aunque pueda parecer algo evidente, estos proyectiles nunca han de ser manipulados por las personas que los encuentren, y se debe avisar inmediatamente del hallazgo a Sos Deiak 112.

La UDE desde sus orígenes ha tenido entre sus diferentes ocupaciones la desactivación de artefactos militares o reglamentarios como una de sus tareas más destacables. Estos proyectiles tienen tipologías diversas que abarcan desde las guerras napoleónicas hasta artefactos procedentes principalmente de la Guerra Civil o de maniobras militares. En los nueve primeros meses de 2013 han sido neutralizados 60 artefactos, 20 en cada uno de los tres territorios históricos. En 2010 fueron 71, en 2011 se desactivaron 50, y en 2012 se destruyeron 44. Estos datos permiten aseverar que estas actuaciones se mantienen constantes en su número con el paso de los años.

Los artefactos militares suelen ser localizados con mayor frecuencia en lugares donde se llevan a cabo obras que supongan movimiento de tierras, aunque también son hallados por particulares en montes, playas o inmediaciones de viviendas. Ante estas situaciones nunca hay que manipular el proyectil, a pesar de que tenga un aspecto muy deteriorado y de lugar a pensar que no entraña peligro. Con relativa frecuencia se da el caso de ciudadanos con escasa nociones en esta materia, que los recogen bien para coleccionarlo bien para revenderlos con los riesgos que conlleva su manipulación. De hecho se han producido accidentes con graves lesiones físicas debido a estos manejos inadecuados. Ejemplo de ello fue la explosión ocurrida el 13 de marzo de 2009 en una chabola del alto de Arrate en Eibar. Dos personas resultaron heridas de gravedad cuando manipulaban un obús, y la UDE retiró cerca de una tonelada de proyectiles procedentes de la Guerra Civil que tenían almacenados en el lugar.

Cuando se localiza un artefacto militar se debe avisar inmediatamente a Sos Deiak 112, y de esta manera se activará el protocolo que procede ante estos casos. Ertzainas de la comisaría más próxima acudirán al lugar y procederán a establecer un perímetro de seguridad o acordonar la zona, y si es necesario desalojarán preventivamente a las personas que se encuentren en las inmediaciones.

Mientras tanto se habrá movilizado el reten de la UDE que se encuentre más cercano, los hay en las tres provincias, para dirigirse rápidamente al lugar. Los especialistas en explosivos determinarán si hay que ampliar las medidas de seguridad, y procederán a evaluar si el obús se puede neutralizar o destruir "in situ" o si es necesario su traslado a un lugar más idóneo para realizar estas tareas. En este último caso se emplea un porta-obuses para su evacuación a una ubicación apropiada y próxima para neutralizarlo o, en su caso, a dependencias de la UDE.

En el supuesto de artefactos inertes se toman las medidas para trasladar los mismos al museo de la UDE o, en su defecto, tratarlo de acuerdo a las normas medioambientales de eliminación de residuos.

2 comentarios
  • @rgartzia
    21 de octubre de 2013

    Comentario de Twitter:
    La Unidad de Desactivación de Explosivos (UDE) de la #Ertzaintza tiene entre sus cometidos la neutralización o... http://t.co/lAIfqJGiad

  • @PCTolosa
    19 de octubre de 2013

    Comentario de Twitter:
    Artificieros de la @ertzaintzaEJGV han desactivado en lo que va de año 60 proyectiles militares: http://t.co/0ppVfGT6r4 >Via @Irekia_News

Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación