Noticias Empleo y Políticas Sociales
Es

Las empresas vascas redujeron su índice de siniestralidad un 13% en 2012

20 de septiembre de 2013

En 2012, las empresas vascas contabilizaron 25.307 accidentes con baja en jornada laboral, 4.870 siniestros menos que en 2011. El descenso de la siniestralidad se hizo extensivo a los tres territorios históricos y a todos los sectores productivos.

La reducción en un 13% del índice de incidencia interanual supone el descenso más acusado de la siniestralidad con baja desde el año 2000. Desde Osalan, la caída de este valor, que fija el número de accidentes con baja registrados por cada cien mil trabajadores afiliados a la Seguridad Social, se vincula a la mayor presencia de la prevención de riesgos en las empresas de Euskadi. Entre los años 2008 y 2012 se ha producido un descenso medio anual del 11,6% en la tasa de accidentalidad.

En 2012 también fue menor el nivel de gravedad de los siniestros laborales. Aunque hubo que lamentar 29 fallecimientos por causas traumáticas, el dato supone una reducción del 24% respecto a 2011. Para el consejero de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno vasco, Juan María Aburto, esta circunstancia dista mucho de ser aceptable. “No podemos caer en la autocomplacencia, sino que debemos seguir trabajando con todos los medios a nuestro alcance para reducir drásticamente el número de fallecimientos en el puesto de trabajo”. El mayor número de accidentes mortales se contabiliza entre los trabajadores de más de 45 años.

Por otro lado, 144 personas resultaron heridas de gravedad (un 28% menos que en 2011), y otros 25.134 accidentados fueron diagnosticados como leves (16% menos).
La disminución de accidentes con baja en jornada laboral se produjo en mayor medida en la construcción (26%) y en la industria (23%), y en menor medida en el sector servicios (7%) y en el sector primario (8%). En el sector Industria de Bizkaia y el sector servicios de Gipuzkoa la reducción de los accidentes con resultado de muerte alcanzó un 70% y 90 % respectivamente.
Los accidentes no traumáticos también se redujeron un 14% durante el pasado año. En cuanto a los accidentes “in itinere”, los ocurridos al ir o volver del trabajo, en 2012 se registraron 8 accidentes mortales (11% menos que en 2011), 27 graves (incremento del 29%), y otros 3.249 accidentes de tráfico leves.
Este tipo de accidentes laborales se redujeron tanto en el sector de la construcción como en el industrial (24% y 18%, respectivamente), mientras que en el sector servicios se incrementaron ligeramente, un 3%. Por contra, el aumento de este tipo de accidentes en las empresas agrícolas y ganaderas alcanzó el 113%.
La disminución de accidentes en jornada laboral en 2012 fue más acusada en Álava (18%), mientras que en Bizkaia y Gipuzkoa fue del 16% y 14%, respectivamente. Sin embargo, la evolución de los accidentes “in itinere” fue más acusada en Álava (12% del índice de incidencia) que en Bizkaia y Gipuzkoa. En términos generales, Alava es el territorio con mayor índice de incidencia de accidentes con baja en jornada laboral, 36,7 por 1000 trabajadores; mientras que Gipuzkoa tiene el menor (34,56).

Enfermedades profesionales

En el año 2012 se declararon 2.615 enfermedades profesionales, un 8% menos que el año anterior. Del total, 2.194 fueron enfermedades nuevas (un 9% menos) y 491, recaídas. La incidencia de nuevos casos de EE.PP se redujo un 5%.
También se produjo una reducción importante en la duración media de las bajas por enfermedad profesional, principalmente en los episodios iniciales. El factor que más influyó en la duración media de las bajas fue el tipo de enfermedad.
Las empresas del sector industrial de Gipuzkoa fueron las que tuvieron más elevada incidencia de notificación de EE.PP. Dentro del sector industrial, la mayor frecuencia se dio en las actividades de “metalurgia”, “fabricación de productos metálicos”, “otras industrias extractivas”, “industria textil” e “industria de la madera y corcho”. En estas empresas se produjo la incidencia más elevada de trastornos músculoesqueléticos, hipoacusias, síndromes de túnel carpiano, dermatitis y enfermedades por agentes químicos.
La mayor incidencia de silicosis se produjo en Bizkaia, en empresas de “fabricación de productos minerales, no metálicos”.
Las enfermedades músculo-tendinosas continúan siendo las más numerosas, aunque han ido descendiendo progresivamente  en el último quinquenio, a la vez que se han incrementado las enfermedades del oído por ruido. En las patologías que producen baja laboral, las mujeres muestran un mayor riesgo de enfermedad profesional que el hombre.

(Los informes completos sobre siniestralidad laboral y enfermedades profesionales 2012 pueden consultarse en la web de Osalan/Instituto vasco de seguridad y salud laborales www.osalan.net)

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto
(X legislatura 2012 - 2016)