Noticias Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca
Es

Ura-Agencia Vasca del Agua y la Fundación Valle Salado de Añana suscriben un convenio para restaurar más de 300 eras con una aportación de 2,7 millones de euros

14 de abril de 2010
  • La dotación económica supone la aportación de mayor entidad que se realiza hasta la fecha dentro del proceso de recuperación integral del Valle Salado.
  • Se recuperará el doble de eras de lo que se ha rehabilitado en los últimos 8 años.
  • Este año los trabajos se centrarán en el entorno del manantial de Santa Engracia y durante 2011 y 2012 en la zona de cabecera del Valle Salado.

Salinas de Añana (Álava), 14 de abril.- La consejera de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca de Gobierno Vasco, Pilar Unzalu; el director general de URA - Agencia Vasca del Agua, Iñaki Urrizalqui; y la presidenta de la Fundación Valle Salado de Añana-Añanako Gatz Harana Fundazioa, Lorena López de Lacalle, han presentado el convenio suscrito entre URA - Agencia Vasca del Agua y la Fundación Valle Salado de Añana para restaurar el Valle Salado, concretamente, el elemento intrínseco de este entorno tan singular: las eras. 

Unzalu ha apuntado que la dotación económica del convenio "supone la aportación de mayor entidad que se realiza hasta la fecha dentro del proceso de recuperación integral del Valle Salado de Salinas de Añana". Se distribuirán 900.000 € por año (2009, 2010 y 2011), esto es, un total de 2,7 millones de euros que serán dispuestos por URA, entidad adscrita al departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca del Gobierno Vasco.

Según señaló el director general de URA - Agencia Vasca del Agua, se trata de "financiar mediante la aportación económica que realiza URA una serie de obras tendentes a la recuperación del extremo Sur del Valle, donde se encuentran integrados todos los manantiales hipersalinos existentes". Además, Urrizalqui ha indicado que el Valle Salado entra de lleno en las competencias de actuación de URA, "no sólo por tratarse de un humedal artificial único en sus características, sino además en tanto en cuanto este ámbito se trata de un Humedal Ramsar de importancia internacional desde 2002, reconocimiento para el que la aportación del entonces Departamento de Aguas de Gobierno Vasco resultó trascendental".

Por su parte, López de Lacalle ha indicado que la fundación que preside se compromete a redactar los proyectos de obra, obtener los terrenos para ejecutar los trabajos, obtener las licencias y autorizaciones pertinentes y contratar y dirigir las obras. Tras la recepción de éstas, "la Fundación toma el compromiso de poner las eras ya restauradas en explotación para la prestación del servicio a que se destinan y a conservarlas debidamente", ha apuntado.

A lo largo de este año 2010 se recuperará la configuración original del manantial de Santa Engracia, tal y como se conoció históricamente hasta principios de los 90, y su entorno (113 eras). En este momento se está tramitando el proyecto para licencia, de modo que la obra como tal podría empezar en junio. Durante los próximos dos años, las labores de restauración se trasladarán a la zona de cabecera del Valle Salado (95 eras en 2011 y 99 en 2012, respectivamente). En definitiva, se rehabilitarán más de 300 eras, correspondientes al espacio más característico y emblemático de todo el Valle.

La consejera de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca, Pilar Unzalu, ha subrayado que "a pesar de que hablamos de la rehabilitación de una parte muy pequeña del total de eras del entorno (hay cerca de 5.000 en su conjunto), se va a restaurar el doble de lo que se ha recuperado en los últimos 8 años, lo que da cuenta de una iniciativa de restauración sin precedentes en la historia reciente del Valle Salado".

La consecuencia directa que se va a derivar de la ejecución de este proyecto es que, durante el proceso a realizar estos años, se va a ir implementando un nuevo foco de atención y punto de interés cara al programa de visitas de la zona. Además, otro de los efectos es que se pondrán a disposición de la producción de sal artesanal un buen número de eras que permitirán ir aumentando progresivamente la producción de sal y posibilitar su afianzamiento en el mercado de la alta gastronomía.

No hay que olvidar que existen más implicaciones puesto que una intervención de estas características abarca ámbitos muy diversos. Desde la perspectiva histórica, las eras forman parte esencial del pasado del pueblo y sus gentes, lo cual está directamente conectado a lo que es la cultura de la zona. En cuanto a la óptica económica, el trabajo en las eras fue durante un tiempo una actividad de calado y las intervenciones en curso también pretenden dotar a esta zona de Álava de nuevas oportunidades en el futuro. Asimismo, desde el punto de vista geológico, se trata de un diapiro salino de gran interés y, respecto a la perspectiva medio ambiental, todo el ámbito el Valle Salado es una zona de gran valor.

Por último, en referencia al proceso de redacción del convenio, la presidenta de la Fundación Valle Salado de Añana ha indicado que "se comenzó a trabajar con el anterior equipo de URA, pero ha sido en la presente legislatura cuando se ha culminado y materializado el acuerdo".

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación
Otros invitados
  • Pilar Unzalu