Noticias Empleo y Políticas Sociales
Es

41,8 millones de euros para promover la formación en el ámbito laboral (Acuerdo del Consejo de Gobierno del 14-05-2013)

14 de mayo de 2013

Acuerdo de autorización de gasto superior a 5.000.000 de euros para la financiación de subvenciones en el marco del subsistema de formación profesional para el empleo, en materia de formación de oferta, para la realización de acciones formativas dirigidas prioritariamente a trabajadores y trabajadoras desempleadas de la Comunidad Autónoma del País Vasco.

Acuerdo de autorización de gasto superior a 5.000.000 euros para la financiación de las ayudas económicas a la formación para el empleo de oferta dirigida prioritariamente a personas trabajadoras ocupadas de la Comunidad Autónoma del País Vasco, para el ejercicio 2013.

RESUMEN

El Gobierno vasco va a subvencionar con 41,8 millones de euros el conjunto de acciones destinadas a la formación de las personas desempleadas (ocupacional) y de las que ya cuentan con un empleo (continua).

En su reunión de hoy, el Consejo de Gobierno ha aprobado las convocatorias de subvenciones para la realización de acciones de formación en el ámbito de la formación ocupacional y la formación continua, acuerdo que previamente ha sido ratificado por el Consejo de Administración de Lanbide-Servicio vasco de empleo.

Para la primera de ellas, las acciones formativas que se enmarcan en el subsistema de formación para el empleo, el Ejecutivo destinará 24,9 millones de euros para la adquisición, mejora y actualización permanente de las competencias y cualificaciones profesionales.

Podrán beneficiarse de las ayudas los centros de formación privados o públicos no dependientes del Departamento de Educación, Política Lingüística y Cultura del Gobierno Vasco. Asimismo, podrán ser beneficiarios de las subvenciones las organizaciones empresariales y sindicales que impartan formación profesional para el empleo por sí mismas o a través de los centros y entidades dependientes de las mismas.

No serán financiables las acciones formativas que incluyan enseñanzas aplicables a puestos de trabajo de una única empresa y que ofrezcan cualificaciones que no sean transferibles a otras empresas y aquellas cuyo componente fundamental no sea el desarrollo de un proceso de formación (enseñanza-aprendizaje).

La formación profesional para el empleo, en su conjunto, es la herramienta más completa de las políticas activas de empleo, considerando de una forma global e integrada la labor de orientación y asesoramiento, impartición efectiva de la acción formativa, con su vertiente teórica y práctica, la realización de prácticas profesionales no laborales, el ofrecimiento de compromisos de contratación, y sobre todo, la dimensión del itinerario formativo y profesional que se desarrolla con las personas desempleadas y ocupadas en este subsistema de formación profesional.

Formación continua

En la misma reunión, y a propuesta del Departamento de Empleo y Políticas Sociales, el Gobierno vasco ha acordado dotar con 16,9 millones de euros el programa de ayudas destinado a promover planes de formación para las personas trabajadoras ocupadas.

A través de la Fundación Hobetuz, se podrán beneficiar de las ayudas todas las entidades radicadas en la CAPV que oferten acciones formativas orientadas a la mejora de competencias y cualificaciones profesionales. Entre éstas se encuentran las entidades de formación y universidades, las organizaciones empresariales y sindicales que en 1995 firmaron el acuerdo interprofesional de formación profesional de la CAPV, y las confederaciones y federaciones de cooperativas y sociedades laborales.

En las acciones de formación subvencionadas por este programa podrán participar las personas trabajadoras de la CAPV, así como aquellas personas no profesionales que se dedican al cuidado de las personas en situación de dependencia.

Igualmente, lo podrán hacer las personas trabajadoras en situación de desempleo inscritas como demandantes de empleo en Lanbide-Servicio Vasco de Empleo, aunque su participación deberá ser como mínimo del 20% y como máximo del 40% en el conjunto del correspondiente plan y en relación con el total de personas que inicien la formación dentro del mismo. En este sentido, la consideración como personas desempleadas vendrá determinada por la situación laboral en que se hallen al inicio de la formación. Asimismo, se recomienda que hayan sido prescritos por los Servicios de Orientación de Lanbide, para asistir a la acción formativa seleccionada.

Las ayudas que se concedan a entidades privadas de formación no reconocidas por Lanbide se destinarán a la financiación de programas específicos para personas con necesidades formativas especiales o dificultades para su inserción o recualificación profesional. Así, deberá garantizarse que al menos un 70% de los participantes pertenezcan a alguno de los siguientes colectivos: personas ocupadas de pequeñas y medianas empresas, mujeres, personas afectadas y víctimas de terrorismo y de la violencia de género, mayores de 45 años, personas trabajadoras con baja cualificación, personas con discapacidad, desempleados jóvenes, de larga duración o con riesgo de exclusión social.

Las iniciativas deberán iniciarse entre el 1 de enero y 31 de diciembre del año 2013 y finalizar como máximo el 30 de junio del 2014.

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia