Noticias Empleo y Asuntos Sociales
Es

Foro de debate sobre acoso laboral

18 de marzo de 2010

Gemma Zabaleta: "Practicar el acoso moral en el trabajo tiene que tener consecuencias, no puede salir gratis"

La consejera de Empleo y Asuntos Sociales aboga por "severas políticas sancionadoras" para erradicar este fenómeno

Alrededor de 30.000 trabajadores vascos viven situaciones de acoso en su empresa

La Inspección de Trabajo realizó en 2009 un total de 218 actuaciones por acoso psicológico

La consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, ha inaugurado esta mañana en Bilbao el foro de debate sobre acoso laboral  organizado por UGT. Zabaleta ha calificado este maltrato de "inaceptable", y ha reprochado a quien lo practica porque "no hay la más mínima moralidad ni decencia en la actitud de quien a sabiendas agrede a un ser humano hasta destruirlo moralmente".

Para hacer frente a esta situación, Gemma Zabaleta ha asegurado que las respuestas deben de llegar desde distintos hábitos: "desde el mundo jurídico y el legislativo, desde el ámbito de la seguridad y la salud laboral, desde la medicina y, por supuesto, desde los poderes públicos".

Para que el combate contra las conductas abusivas sea realmente efectivo, la consejera apeló al compromiso de las empresas, de los trabajadores y sus representantes,  de los servicios de prevención, de jueces, fiscales y de la Administración. "Y lo primero en lo que hay que pensar es en medidas preventivas para evitar que el acoso se desarrolle sin trabas como ha ocurrido en muchos casos y durante demasiados años. La prevención es el escalón básico desde el que partir y que pude exigir en estos momentos un mayor esfuerzo".

También apuntó que habrá que desarrollar "severas políticas sancionadoras" para los autores de un daño que puede llegar a ser irreversible sin olvidar que la reparación del mal causado debe ser igualmente una exigencia fundamental.

Según las conclusiones de la VI Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo, el 1,4% de los trabajadores españoles aseguró que había sufrido algún tipo de acoso diario durante los últimos doce meses. Si se amplia el criterio, es decir, si el acoso se ha producido alguna vez a la semana o al mes, el porcentaje crece hasta el 2,9%. Extrapolando este cálculo a la realidad vasca, alrededor de 30.000 trabajadores de la comunidad autónoma están viviendo situaciones de acoso y para 14.000 de ellos la presión sicológica es constante y diaria.

Los datos disponibles sobre situaciones de acoso en los centros de trabajo de la CAPV durante el año 2009 confirman que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social realizó 424 actuaciones: 218 por acoso psicológico, 193 por incumplimiento de la prevención de riesgos psicosociales, 7 en función del acoso por razón de sexo y 6 más por acoso sexual. Por su parte, el Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laboral-Osalan gestionó otros 7 casos de acoso,  seis de los cuales se desarrollaron en administraciones públicas.

Zabaleta ha lamentado que el actual ordenamiento jurídico no tenga aún una respuesta unitaria en torno al fenómeno del mobbing: "Practicar el acoso tiene que tener consecuencias, no puede salir gratis y en esta línea se deben desarrollar las propuestas legislativas aprovechando el debate abierto para introducir modificaciones en el Código Penal". Y ha añadido que "es necesario el compromiso de las empresas, de los trabajadores y sus representantes, de los servicios de prevención, de jueces, fiscales y de la Administración para que el combate contra las conductas abusivas sea realmente efectivo".

Según ha adelantado la consejera, el Departamento de Empleo y Asuntos Sociales trabaja en la elaboración de un decreto que abordará los aspectos de la calidad del clima en el trabajo.  "La calidad del clima debe basarse en el apoyo a la conciliación, la promoción de la inclusión social y la igualdad de género, el fomento del conocimiento y aprovechamiento de nuevos medios y herramientas tecnológicas para la mejora de la productividad, así como el fomento del desarrollo personal de todos y cada uno de los empleados", ha concluido Zabaleta.

 

Un comentario
  • 18 de marzo de 2010

    Un poquito de vergüenza, por favor, que desde que está alguno de los gobernantes actuales el acoso moral viene siendo el pan de cada día en este gobierno.
    Algún alto cargo ha dicho. " me importan una mierda los funcionarios" y eso no es precisamente algo muy moral.

    Un saludo y un abrazo a todos los funcionarios

Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)
Otros invitados
  • Gemma Zabaleta