Noticias Justicia y Administración Pública
Es

El Gobierno Vasco firma un convenio para el efectivo cumplimiento de las penas de Trabajo en Beneficio de la Comunidad (TBC)

4 de marzo de 2010

La consejera de Justicia y Administración Pública del Gobierno Vasco, Idoia Mendia, firma hoy en Madrid un convenio de colaboración con el Ministerio de Interior para el efectivo cumplimiento de las penas de Trabajo en Beneficio de la Comunidad (TBC) en la Administración Pública Vasca.

El convenio tiene por objeto establecer la forma de colaboración entre el Ministerio del Interior, a través de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, y el Departamento de Justicia y Administración Pública del Gobierno Vasco, quien se compromete a facilitar un número de plazas a los penados a trabajos en beneficio de la comunidad.

Actualmente, según datos de Instituciones Penitenciarias, la CAV cuenta con 1.473 plazas (324 en Álava, 1.051 en Bizkaia y 98 en Gipuzkoa), una oferta aún insuficiente para cubrir la creciente demanda de medidas alternativas a las penas de prisión.

Los TBC son, como su propio nombre indica, TRABAJOS, actividades, tareas o labores a llevar a cabo por las personas sometidas a esta medida con las siguientes características:

- Debe ser una actividad laboral constructiva, útil y práctica.
- Es una actividad complementaria, no remunerada, que en ningún caso sustituye puestos de trabajo ni compite con el mercado laboral.
- Debe compaginarse con las obligaciones laborales de quien cumple la medida.
- Es una obligación positiva, un trabajo con duración determinada.

La persona sometida a esta medida invierte determinadas horas/días de trabajo que debe ser recibido y controlado de manera que cumpla fielmente su finalidad de utilidad pública.

Son en BENEFICIO porque hablamos de una medida que pretende reparar los daños causados por una infracción penal. Las infracciones que están siendo sancionadas con esta medida son, en su mayoría, infracciones leves, muy frecuentemente relacionadas con la seguridad vial, por lo que el perfil del infractor es el de una persona normalizada e integrada en la sociedad.

Se trata además de medidas para cumplir en sociedad, en COMUNIDAD y para la comunidad. La comunidad es la receptora y la beneficiaria directa de las tareas que realizan las personas. La comunidad puede estar representada para ejercer esta función mediante sus propias instituciones públicas (Administración central, autonómica o entidades locales) o mediante asociaciones que permiten que las personas que deben realizar estos trabajos tengan acogida en su organización. 

Frente a otras sanciones penales (por ejemplo, las multas) los TBC son una medida igualitaria, pues no dependen de la capacidad económica de las personas; se cumplen en libertad, evitando la ruptura con la vida familiar, laboral y social del penado; y promocionan valores como la solidaridad, la responsabilidad y el bien común.

El objetivo que se ha fijado el Gobierno Vasco, en colaboración con los ayuntamientos, es duplicar el número de plazas conveniadas en 2010.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación