Noticias Empleo y Asuntos Sociales
Es

Comparecencia de la Consejera de Empleo y Asuntos Sociales para trasladar los resultados de la reflexión en torno al CES y al CRL

1 de marzo de 2010

 

EL DEPARTAMENTO DE EMPLEO Y ASUNTOS SOCIALES CAMBIARÁ EL SISTEMA DE VOTACION DEL CES Y DEL CRL PARA EVITAR SU BLOQUEO

 

 

  • El sistema actual de toma de decisiones, basado en la mayoría en cada uno de los bloques que conforman el CES y el CRL, no ha funcionado y ha propiciado que los grupos utilicen el veto

 

  • Para el CES se plantea un cambio en el número de miembros y apertura a nuevos colectivos

 

  • Para evitar solapamientos con el CES, el CRL debería tener un función consultiva exclusivamente en materia laboral 

 

La consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, ha trasladado  hoy a los miembros de la comisión de Políticas Sociales, Trabajo e Igualdad del Parlamento el resultado de un proceso de reflexión abierto desde el pasado mes de junio en torno a la "falta de funcionamiento" del Consejo de Relaciones Laborales (CRL) y el Consejo Económico y Social (CES). Esta reflexión aconseja "una reforma severa necesaria por el tiempo transcurrido y los cambios producidos desde su creación, así como por los escasos resultados obtenidos y los bloqueos frecuentes padecidos en el pasado. Todo ello encaminado a garantizar un mejor funcionamiento en el futuro".

A mediados del pasado mes de junio, Gemma Zabaleta se comprometió ante los miembros de la comisión parlamentaria a establecer un diagnóstico sobre las razones que han llevado a que, en la actualidad, ninguno de los dos órganos de participación "cumpla adecuadamente las funciones para las que fue creado". Su inoperancia se debe, sobre todo, al sistema de adopción de acuerdos que propicia los bloqueos a la hora de votar los informes.

Zabaleta apuntó las propuestas del departamento para mejorar la actividad de ambos organismos y que pasan, especialmente, por cambiar este procedimiento de toma de decisiones, basado hasta ahora en la consecución de mayorías en cada uno de los bloques que conforman el CRL y el CES. Esta fórmula ha propiciado el uso del veto y el consiguiente bloqueo a la hora de emitir informes. Por eso, la consejera abogó por establecer en el CES el voto conjunto de todos los miembros y en el CRL también, salvo en la adopción de acuerdos  interprofesionales, para los que se mantendría el formato actual.

Para Gemma Zabaleta, resulta "grave" para una sociedad democrática que sean precisamente órganos de diálogo, de participación y de encuentro los que defrauden al ciudadano por su inoperancia". Hay que recordar que el presupuesto del CRL es de 2.544.000 euros y el del CES alcanza los 1.791.000 euros.

A la hora del diagnóstico y las propuestas, la consejera recalcó en cuanto al CES y al CRL que a pesar de que su naturaleza y funciones no tienen nada que ver, ambas instituciones se han solapado a la hora de desarrollar una función consultiva. "El CES debe mantener un carácter consultivo de temas exclusivamente socio-económicos, y el CRL como lugar de encuentro y concertación bipartita y, en su caso, tripartita, para consulta para temas exclusivamente laborales". Además, muchas de las capacidades consultivas que la diversidad legislativa atribuye a otros consejos sectoriales podrían ser asumidas por el CES.

Sobre el sistema de adopción de acuerdos, una vez constatado que el juego de mayorías por bloques no ha funcionado ni en el CES ni en el CRL, el departamento plantea una modificación del procedimiento en el sentido de que para sustanciar acuerdos baste con obtener el voto mayoritario de las personas que los integran. En el caso del CRL, este sistema serviría para el ejercicio de su función consultiva, pero se mantendría el formato actual (mayoría en el bloque sindical y el patronal) a la hora de suscribir acuerdos interprofesionales.

También se ha certificado que en el caso del CES el reglamento interno de funcionamiento es excesivamente prolijo y meticuloso, lo que hace imposible responder en plazo a las peticiones de informe. De hecho, según ha apuntado la consejera, "los dictámenes emitidos no superan los siete por año y hay años que se quedan muy por debajo de esta cifra". Por eso, se plantea una metodología más ágil para emitir informes y dictámenes.

En cuanto a la actual composición del CES (patronal, sindicatos y entidades varias) se ha detectado un déficit de representatividad social por lo que se plantea un cambio en el número y asignación de miembros, así como una apertura a nuevos colectivos hoy ausentes (colectivos sociales, redes de organizaciones no gubernamentales, colegios profesionales). Respecto al CRL, un órgano paritario de encuentro y concertación bipartita entre sindicatos y patronal para que desarrollen el diálogo social de alta intensidad, la consejera anunció que "habría que introducir fórmulas que ampliaran el margen de actuación del organismo en el diálogo tripartito entre Administración, patronal y sindicatos".

"Entendemos que el CRL debe conservar su carácter bipartito y paritario así como su independencia jurídica y funcional con respecto al Gobierno. No obstante, planteamos la conveniencia de adoptar fórmulas que le permitan ampliar su actuación en la concertación de iniciativas de contenido estrictamente laboral impulsadas por el Gobierno, configurándose como órgano tripartito donde se sustancia la Mesa del Diálogo Social" ha añadido Zabaleta, quien ha destacado el papel del CRL en relación con el impulso y negociación de los acuerdos profesionales (PRECO).

Ante la Comisión parlamentaria, la consejera de Empleo y Asuntos Sociales ha querido dejar claro que el CRL y el CES son dos órganos diferentes y las funciones que cumplen ambos son necesarias, por lo que mostró favorable a que ambos organismos pervivan de manera separada, ". En el caso del primero, "porque los interlocutores sociales necesitan de un lugar en el que puedan dialogar, discutir y acordar las cuestiones que les afectan"; en el segundo, "porque la sociedad civil precisa de una vía de participación en los asuntos públicos y tanto a los gobernantes como a los legisladores les conviene escuchar sus reflexiones".

La conclusión de la consejera es que resulta imprescindible en ambos Consejos  dinamizar y agilizar el funcionamiento para que den  respuestas rápidas. Además, las convocatorias podrán ser   urgentes según el criterio del presidente y habrá que optar por la profesionalización de la secretaría general. Establecer mayorías en función del número de miembros y no de los grupos, así como garantizar la emisión de votos son otras de las propuestas. "Y todo ello con el  apoyo decidido del Gobierno y del Parlamento", recalcó Zabaleta.

El Departamento de Empleo y Asuntos Sociales trasladará estas líneas de trabajo a la Mesa de Diálogo Social para su consideración y, posteriormente, para su ulterior debate y resolución a este Parlamento a través de un proyecto de ley.

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)
Otros invitados
  • Gemma Zabaleta