Noticias Cultura
Es

Iconos vascos en el mundo: no se fracasa por falta de dinero sino por falta de fantasía

13 de octubre de 2012

12-10-2012 La intercooperación en un sistema empresarial integral y equilibrado; lo esencial de diferenciarse de otras manifestaciones culturales y de buscar lo que más aporta; la fuerza de la imagen y el poder de lo simbólico unido a la creatividad. Son sólo algunas de las claves para la internacionalización de la cultura y la empresa vasca que plantearon ayer en el Instituto Cervantes de Nueva York Mikel Lezamiz, director de Difusión Cooperativa de Mondragón Corporación, José Luis Rebordinos, director del Festival de cine de San Sebastián y Mikel Urmeneta, fundador y director creativo de Kukuxumusu en la interesantísima mesa redonda Iconos vascos en el mundo, parte del programa Basque Cultural Exchange in New York.

La mesa redonda, que fue moderada por Javier Rioyo, director del Instituto Cervantes de Nueva York, se centró en estas tres referencias que, junto a otras como la gastronomía, los San Fermines o el Museo Guggenheim de Bilbao, se están conviertiendo hoy, 75 años después de que Picasso pintase el Gernika, en los nuevos iconos de lo vasco en el exterior.

Mikel Lezamiz, el primero en intervenir, expuso las particularidades de Mondragón Corporación, grupo compuesto por 120 cooperativas pequeñas pero interrelacionadas, que exporta el 70 % de su producción y es líder a nivel mundial en varios sectores, En su opinión la clave del éxito de MCC es que sustenta su actividad en cuatro pilares -educación, bienestar social y salud, finanzas e investigación y desarrollo- en un sistema equilibrado y multilocalizado, cuyo eje es la persona: los socios cooperativistas (100.000) , que comparten propiedad, gestión y resultados.

José Luis Rebordinos comenzó con un breve repaso por los 60 años de historia del Festival centrarse después en las claves de su éxito, que lo sitúa hoy como cuarto festival de cine competitivo generalista, después de Cannes, Berlin y Venecia. Sin olvidar sus objetivos primordiales -el cultural, principal de todos, junto con el de comunicación y el turístico- reivindicó también su carácter de negocio. En este momento tan complicado, el Festival de San Sebastián está logrando una enorme repercusión internacional; el secreto, indicó, es forjarse una personalidad propia, "competir con otros festivales sólo donde no hay más remedio y convertirse en imprescindible" en algunas líneas de trabajo. Y explicó sus apuestas diferenciadoras en estos dos últimos años: ser un referente de las producciones españolas y vascas e impulsar los foros de coproducción para potenciar la industria.

"Los primates somos animales visuales por excelencia", aseguró Mikel Urmeneta, que hace 24 años puso su creatividad al servicio de Kukuxumusu, conocida por crear una imagen basada en las raíces vascas, poco ortodoxa y reconocible en todo el mundo, cuyo nombre vasco tambien aporta su grano de arena en la difusión del euskera. "Lo simbólico es una herramienta poderosa que nos diferencia y que crea grupo; en este caso nos ayuda a situar el País Vasco en el mundo", indicó. "Hoy lo más moderno nos vuelva a llevar al lenguaje ancestral, el lenguaje de los símbolos", añadió, y está en nuestra mano crear símbolos singulares: "no se fracasa por falta de dinero sino por falta de fantasía".

Tras un animado turno de preguntas y un intercambio de impresiones varias, el agudo humor de Urmeneta fue capaz de sintentizar todo lo expuesto en una propuesta muy concreta para quien quiera conocer mejor estos referentes actuales y futuros de lo vasco en el mundo: "comprarse una Orbea, ponerse una camiseta Kukuxumusu y acudir al Festival de San Sebastián".

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)
Otros invitados
  • José Luis Rebordinos, Mikel Lezamiz, Mikel Urmeneta