Noticias Sanidad y Consumo

Osakidetza dispensará gratuitamente en los hospitales medicamentos para facilitar el seguimiento de los tratamientos contra la tuberculosis

4 de octubre de 2012

Nuevo Plan de Prevención y Control de la Tuberculosis de Euskadi

Los casos serán seguidos por enfermeras y los principales beneficiados serán las personas con dificultades socioeconómicas

El objetivo del Plan es reducir la incidencia por debajo de los 10 casos por cada 100.000 habitantes en 2020. En 2011 la tasa fue de 18/100.000

El pasado 3 de octubre se aprobó el nuevo Programa de Prevención y Control de la Tuberculosis en Euskadi. Una de las principales novedades del Plan es la dispensación gratuita en los hospitales de los medicamentos necesarios para seguir el tratamiento una vez recibido el alta y así reforzar la adherencia al mismo.

En la actualidad la tasa de abandono de los tratamientos contra la Tuberculosis se sitúa entre el 10 y el 15% y se da fundamentalmente entre personas con dificultades socio-económicas y con escaso arraigo. El coste económico de la dispensación de los medicamentos en hospitales se calcula en torno a los 10.000 € al año.

El seguimiento de los casos correrá a cargo de las Enfermeras Gestoras de Casos de Tuberculosis, quienes además de suministrar la medicación a los pacientes, recabarán información necesaria como: conocer los contactos qué ha mantenido para detectar el posible origen, hipotéticos contagios y marcar las pautas de tratamiento que deben seguir una vez recibida el alta hospitalaria. Este servicio de enfermería se encuentra en 6 hospitales de Euskadi: HUA-Txagorritxu, Cruces, Basurto, Santa Marina, Hospital Donostia y Hospital de Zumárraga.

Con esta medida para fortalecer la adherencia a los tratamientos, se pretende disminuir el riesgo de infección, morbilidad y mortalidad por Tuberculosis en la CAPV, y conseguir reducir la tasa de incidencia por debajo de los 10 casos por 100.000 habitantes para el año 2020. Desde el año 1996, en que se registró una tasa de 43,7 casos por cien mil habitantes, la incidencia anual ha ido disminuyendo paulatinamente hasta llegar al año 2011 donde se registraron 396 casos y una tasa de 18,2 por cada 100.000 habitantes.

A pesar de la tendencia descendente, en todo el mundo se registran más de 8 millones de casos nuevos al año. Dentro de la UE, España es considerada un país de baja incidencia de tuberculosis con menos de 20 casos por cada 100.000 habitantes.

Porqué un nuevo Plan de Prevención y Control de la Tuberculosis

Este nuevo Plan supone una actualización del  Programa puesto en marcha en 2001 con la participación y colaboración de un grupo de trabajo integrado por profesionales del Departamento de Sanidad y de Osakidetza, las Diputaciones Forales, como ámbito de actuación de los servicios sociales especializado, los Ayuntamientos, como responsables de los servicios sociales de base y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

Después de una década y de la reducción del número de casos, a pesar del incremento de los flujos migratorios, se hacía necesario revisar y evaluar dicho Plan contando de nuevo con la colaboración de los diferentes agentes de las diferentes instituciones implicadas en el control y vigilancia de esta enfermedad.

La tuberculosis, características

La Tuberculosis es una  enfermedad que se transmite principalmente por vía aérea y de forma menos frecuentemente por ingestión. La fuente principal de transmisión son las personas enfermas de tuberculosis pulmonar con síntomas respiratorios, siendo necesario un contacto estrecho y prolongado con una persona contagiosa para contraer la infección. La incidencia más alta se da en las personas mayores de 74 años, mientras que entre la gente joven las mayores tasas las presentan personas procedentes de países subdesarrollados, donde la prevalencia de la enfermedad es mayor.

El control y tratamiento de esta enfermedad resulta complicado debido a distintos problemas como son: 

  • Tiene un diagnóstico difícil, ya que no tiene unos síntomas específicos. 
  • Su curación requiere de un tratamiento largo, que puede oscilar de 6 a 9 meses sin interrupción, lo que en ocasiones conlleva riesgo de abandono del mismo. 
  • Requiere una combinación de medicamentos que a veces también hace difícil su continuidad por parte del paciente y, por tanto, provoca el abandono de la medicación, lo que tiene como consecuencia la prolongación del periodo de infección y la aparición de formas de Tuberculosis resistentes a los antibióticos. 
  • Los grupos de riesgo son principalmente personas que provienen de países con alta endemia de la enfermedad, con posibilidades limitadas de diagnóstico y tratamiento y sectores de población con problemas de tipo social y/o económico.

Todas estas circunstancias exigen que la Administración Sanitaria adopte las medidas  necesarias que faciliten el cumplimiento del tratamiento hasta la curación total y por ese motivo como parte importante de este nuevo Plan, el Departamento de Sanidad y Consumo va a suministrar gratuitamente medicación frente a la Tuberculosis en los centros hospitalarios a las personas con recursos escasos y a facilitar un seguimiento de cada paciente a través del personal de Enfermería.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados