Noticias Vivienda, Obras Públicas y Transportes
Es

Intxaurrondo contará desde la próxima semana con la primera marquesina de diseño noruego del Metro de Donostialdea

17 de agosto de 2012

El Viceconsejero Ernesto Gasco ha asegurado que la obra civil del tramo Loiola-Herrera está prácticamente finalizada, a la vez que se ultiman los trabajos de colocación de catenaria, instalaciones y comunicaciones

La propuesta de Snohetta, fabricada en Euskadi, será visible en el acceso de Montes Francos

Ernesto Gasco, Viceconsejero de Transportes del Gobierno Vasco, ha asegurado hoy que la próxima semana se instalará de forma definitiva en el acceso de Montes Francos a la estación de Intxaurrondo la primera marquesina del Metro de Donostialdea, diseñada por la firma noruega Snohetta.

Gasco, en compañía de técnicos del ente público Euskal Trenbide Sarea y medios de comunicación, ha efectuado esta mañana una visita de obra en la que ha podido constatar que la estación de Intxaurrondo, en cuanto a obra civil, está prácticamente finalizada, a la vez que se ultiman los trabajos de colocación de catenaria, instalaciones, comunicación y energización.

Todos los esfuerzos de los equipos técnicos están encamimados hacia el objetivo de que a partir de octubre próximo las personas usuarias del futuro Metro de Donostialdea, puedan transitar por la variante ferroviaria construida entre Loiola y Herrera, que incluye dos nuevas estaciones en Intxaurrondo y Herrera.

La marquesina ha sido producida íntegramente en Euskadi y para su traslado a Intxaurrondo, debido a su volumen ha sido preciso utilizar hasta seis trailers, uno de ellos ha sido catalogado como "transporte especial". La marquesina ha sido ensamblada en la misma obra y durante la próxima semana una grúa de gran tonelaje la colocará en su ubicación definitiva.

La marquesina, destinada a ser icono de la ciudad y elemento con el que la gente identificará al Metro, se desarrolla en base a una estructura tridimensional marina, tipo coral y de acero inoxidable, revestida en su cara superior con una lámina vítrea, siendo iluminada de tal forma que se asemeje de noche a cualquiera de los elementos que conforman la fauna de las profundidades marinas.

Se trata, según responsables de Snohetta, de una estructura abierta a la luz, que durante el día será un filtro de la luz natural y por la noche reflejo de la luz artificial. Asímismo, nos encontramos ante una solución estándar, flexible y extrapolable a cualquiera de las nuevas bocas de acceso.

Accesos mecanizados

Las personas asistentes a la visita han accedido posteriormente a la estación subterránea a través de la boca de acceso de la Plaza de Sagastieder, cuyas escaleras mecánicas salvan un desnivel cercano a los 40 metros.

En este sentido, Intxaurrondo contará en los accesos (Sagastieder y Montes Francos) con dos conjuntos de escaleras mecánicas de tal forma que, habitualmente, uno de ellos funcione en sentido de entrada y otro de salida, pudiendo cambiar este criterio en caso de necesidad, ya que serán de funcionamiento reversible.

La inclinación de las escaleras será de 30º, con una velocidad de 0,65 m/seg, lo que garantizará una capacidad de transporte de 11.700 personas/hora. Las escaleras mecánicas serán silenciosas, de estabilidad de marcha constante, de fácil mantenimiento y contarán con todos los dispositivos de seguridad que la técnica actual permita.

Todos los equipos han sido diseñados para un régimen de funcionamiento continuo de siete días a la semana, apropiados para transporte público metropolitano.

El contrato de "Obras y mantenimiento de las escaleras mecánicas", ejecutado por  la empresa Thyssenkrupp, ha supuesto una inversión de 5.243.978,42 euros. Se trata de la escalera más larga jamás construida en la factoría que esta multinacional tiene en Asturias.

Situación general de la obra: Loiola-Herrera

El desdoblamiento del tramo Loyola-Herrera (2,7 km.) permitirá duplicar frecuencias entre Amara y Errentería, es decir, ofrecer servicios de trenes con intervalos de 7,5 minutos; reducirá los riesgos de inundaciones al eliminar el tapón hidráulico que suponen los actuales puentes sobre el Urumea y sustituirlo por uno totalmente nuevo; atenderá a más de 15.000 personas en Intxaurrondo y otras 5.000 en Herrera, con sendas estaciones totalmente nuevas dotadas de varias bocas de acceso con escaleras mecánicas y ascensores cada una, a 10 minutos andando desde sus domicilios; y permitirá el tránsito independiente de mercancías con conexión directa al puerto de Pasaia.

En la actualidad, la obra civil, a falta de remates, está prácticamente finalizada. La vía ya está montada en todo el tramo y se está procediendo a colocar la catenaria. Asímismo se trabaja en el montaje e instalación de equipos, comunicaciones y señalización, acorde con los plazos previstos.

En el exterior, se están ejecutando las urbanizaciones de la Plaza de Sagastieder, Montes Francos y Herrera, donde ya se ha cubierto la estructura que cobijará los accesos a la estación del futuro Metro de Donostialdea. La finalización de estos trabajos está también prevista para octubre.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)