Noticias
Es

Una de cada dos personas mayores reconoce dificultades para entender la información que le ofrece su empresa suministradora de energía

3 de agosto de 2012

Sondeo de opinión de Kontsumobide (Instituto Vasco de Consumo)

 

El hecho de que convivan o no con otra/s persona/s no parece influir de forma significativa en los resultados.

El mayor porcentaje de reclamaciones se registra por facturación indebida.

 

Desde la liberalización del sector energético, a la persona consumidora no le resulta fácil comparar y decidir cuál es la mejor oferta a la hora de contratar el suministro de energía. Las múltiples opciones que las compañías realizan hacen que se complique el ya de por sí nada sencillo mundo de los servicios del sector energético.

Por esa razón, Kontsumobide ha llevado a cabo durante el primer semestre de 2012 un sondeo en 11 centros de mayores, repartidos en los tres Territorios Históricos de la CAPV. La encuesta se ha realizado a 250 personas mayores de 65 años que participaban en el programa de Formación en Consumo y su objetivo era identificar qué conocimientos tenían y cómo actuaban en relación a diversos aspectos de los servicios energéticos: contrato, facturas, revisiones, presentación de reclamaciones y nivel de satisfacción con los servicios recibidos.

El 78,4% de las personas participantes en el sondeo han sido mujeres y, por tanto, el restante 21,60%, hombres. Por territorios, el 49,20% de las encuestas se realizó en Bizkaia; el 34,40% en Gipuzkoa; y el 16,40% en Araba. El 49,20% de las personas encuestadas convivía con otra persona; el 25,60% vivían solas; y el 25,20 % convivían con dos o más personas.

 

PRINCIPALES CONCLUSIONES:

De los resultados obtenidos se han extraído diversas conclusiones, entre las que cabe resaltar las siguientes:

  • No parece incidir significativamente en los resultados el hecho de que la persona viva sola o acompañada.
  • Aproximadamente la mitad de las personas encuestadas reconoce que les resulta difícil entender la información que los comerciales les ofrecen sobre las cuestiones que aparecen en los contratos.
  • El 61,20% de los encuestados reconoce que nunca ha leído detenidamente el contrato de suministro suscrito.
  • Casi la mitad de las personas encuestadas no sabe si sus compañías hace descuentos a personas de su edad.
  • El 77,60% de los participantes tiene costumbre de leer la factura aunque el 52,20% de los mismos reconoce que no le resulta nada fácil entenderla. Sobre las dudas generadas, la mayor parte pide ayuda a familiares para aclararlas, siendo muy pocos los que piden explicaciones directamente a las compañías.
  • Sobre la obligatoriedad del plazo de revisión de la caldera de gas, el 39% conoce el plazo legal de 2 años establecido. El 40,80% cree que debe ser anual y el 24,40 % no sabe dar una respuesta.

Sobre quién puede realizar la revisión de la caldera, el 7,60% sabe que la revisión de la caldera puede hacerla tanto la compañía suministradora de gas como el fabricante de la caldera. El 42,40% piensa que sólo lo puede hacer la compañía distribuidora del gas. Además, el 82,80% de los encuestados reconoce que no compara precios antes de solicitar la revisión.

  • El 31,20% conoce que la revisión de la instalación del gas ha de realizarse cada 4 años. El 36 % piensa que ha de hacerse cada 2 y el otro 32,80 % no lo sabe.

En este caso, el 60,80% sabe que esta revisión ha de realizarla la compañía distribuidora. El 39,20% desconoce a quién le corresponde esta revisión.

  • En relación a las reclamaciones presentadas, el mayor porcentaje corresponde a facturación indebida. El resto de las reclamaciones, ordenadas por mayor frecuencia, se refieren a cortes en el suministro, mala información e incumplimiento de lo ofertado.
  • El 76% de las personas encuestadas se muestra satisfecho con los servicios de atención al cliente de las compañías con quienes tiene contratado el suministro de energía.
Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados