Noticias Justicia y Administración Pública
Es

Aprobado el Proyecto de Ley de Empleo Público de Euskadi (Acuerdo del Consejo de Gobierno del 10-07-2012)

10 de julio de 2012

Proyecto de Ley de empleo público vasco.

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el Proyecto de Ley de Empleo Público, un proyecto en el que este Gobierno y en concreto el Departamento de Justicia y Administración Pública viene trabajando desde hace tres años y que supone el colofón a la política de empleo público que hemos desarrollado en este tiempo.

Se trata de un proyecto complejo, extenso (más de 200 artículos) y muy trabajado que tiene como principal finalidad reforzar la calidad del empleo público en nuestra comunidad autónoma con el objetivo de que preste mejores servicios a los diferentes niveles de gobierno y, en última instancia, a la ciudadanía.

El Gobierno es consciente de que la coyuntura de crisis financiera y económica que vivimos desde 2008 está afectando duramente al sector público y comienza a tener serias consecuencias sobre el empleo público.
La imagen del empleo público está siendo objeto de críticas más o menos veladas y manifiestas. Muchas no exentas de tono demagógico y que airean los estereotipos clásicos que han acompañado a la imagen del funcionario público tanto en Euskadi como en el conjunto de España.

Este Gobierno ha apostado desde el primer día por la salvaguarda de los servicios públicos esenciales y de las políticas públicas del Estado del Bienestar. Y no hay que olvidar que los empleados públicos son quienes proveen a los ciudadanos de esas políticas. Hay que defender, por tanto, su permanencia y existencia (defender la institución), sin perjuicio de que se propongan -como hacemos en esta Ley- profundas medidas de reforma para mejorar su calidad y eficiencia.

Preparar a Euskadi para la salida más temprano que tarde de la crisis implica apostar decididamente por un Empleo Público de calidad.
La Ley del Empleo Público establece un nuevo marco normativo, con elementos que innovan sustancialmente el modelo hasta ahora vigente (la Ley de 1989), pero mantiene y profundiza aquellas cuestiones que han ido configurando al Empleo Público Vasco como una suerte de "paradigma de modernización" frente a otras Administraciones Públicas.

La Administración Pública de la Comunidad Autónoma Vasca ha sido tradicionalmente pionera en el proceso de modernización del empleo público. El Informe CORAME de 1994, así como el impulso de un "Nuevo Modelo de organización del Empleo Público", que cristaliza finalmente en una serie de medidas reglamentarias aprobadas en 2005, han supuesto un "punto de referencia" obligado para el resto de Administraciones Públicas del Estado.
La presente Ley no sólo consolida tales progresos formalizándolos en su contenido, sino que profundiza en la línea marcada a través de una serie de "regulaciones avanzadas" de contenido ampliamente innovador que, sin duda, serán tomadas como referente en el ámbito del sector público por parte de otros territorios del Estado.

La Ley del Empleo Público de Euskadi representa una adaptación avanzada e innovadora de los postulados básicos recogidos en el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) de 2007, cuya finalidad es alcanzar un empleo público más profesional, eficiente, imparcial y que preste mejores servicios a la ciudadanía vasca.

Tan sólo dos comunidades autónomas (Valencia en 2010 y Castilla-La Mancha en 2011) han aprobado hasta la fecha leyes integrales de función pública o del empleo público que desarrollen el EBEP. Asturias aprobó en 2009 una ley de desarrollo parcial, en relación con los temas de carrera profesional y evaluación del desempeño.

Euskadi es, por tanto, una de las primeras Comunidades Autónomas en adaptar su normativa de función pública al EBEP, sobre todo por el potencial modernizador que ese proceso de adaptación implica.

Pero la Ley va más allá. Aprovechando el margen que permite la actual legislación básica y haciendo, por tanto, uso de nuestra propia autonomía, la ley introduce elementos de innovación y de cambio de paradigma en el modelo tradicional de función pública como son la dirección pública profesional, la organización del empleo público a través de puestos de trabajo, la evaluación del desempeño, la carrera profesional y el código ético, entre otros.

La presente Ley extiende su ámbito de aplicación a todas las Administraciones Públicas Vascas (así era también en la Ley de 1989), pero es sumamente respetuosa con la autonomía foral y local, ofreciendo en la mayor parte de los casos un arsenal de instrumentos de gestión de personas que cada nivel de gobierno aplicará en función de sus prioridades políticas, a través de sus potestades normativas y de organización.

Elementos innovadores:

1. La evaluación del desempeño
Constituye la pieza maestra para que el nuevo modelo diseñado funcione a la perfección, pues introduce en las organizaciones públicas la gestión por resultados y la eficiencia. Su introducción debe ser gradual, prudente, pero decidida, pues la legitimidad del empleo público crecerá ante la opinión pública si ésta percibe objetivamente que el empleado es evaluado por los resultados en la gestión.

2. Nuevo modelo de carrera profesional
Como derecho subjetivo de los empleados públicos y con una dimensión objetiva de instrumento de gestión de personas. Asentado sobre la noción de "Grados de Desarrollo Profesional", el modelo de carrera profesional que se regula pretende dar respuesta estratégica y sostenible a una reivindicación tradicional del empleo público nunca correctamente resuelta.

3. La dirección pública profesional
La Ley da cobertura a la aparición de una institución que actúa entre el ámbito de decisión política y el espacio de ejecución. Se fundamenta en la previa acreditación de competencias profesionales por quienes serán designados y se asienta en la introducción de una cultura de resultados por la gestión. Representa un modelo avanzado y pionero en el Estado, que supera con creces las limitaciones existentes en otras leyes aprobadas hasta la fecha y sitúa a Euskadi como un modelo parangonable al existente en las democracias más avanzadas.

4. El código ético de los empleados públicos
Los principios éticos y de actuación de los empleados públicos vascos se recogen en la Ley del Empleo Público junto con sus derechos. Se concretan así los principios recogidos en la legislación básica y se ahonda en un tema sobre el que el actual Gobierno Vasco ha mostrado ya una especial sensibilidad al aprobar, en su día, un Código Ético y de Buen Gobierno de los altos cargos.

5. Planificación para la gestión de los recursos humanos.
La planificación estratégica de recursos humanos, en sus diferentes modalidades, así como la inserción de determinados procedimientos de provisión de puestos de trabajo y de un catálogo de nuevas situaciones administrativas, conforman, junto con medidas retributivas y de formación, un arsenal de instrumentos que se diseñan con la finalidad de impulsar en casos de necesidad objetiva procesos de optimización de recursos humanos en el sector público en contextos de contención fiscal.

6. Otros elementos innovadores
Las medidas innovadoras de la Ley del Empleo Público de Euskadi extienden su radio de acción, entre otras, a campos tales como la Comisión de Coordinación del Empleo Público, el papel del IVAP, la organización del empleo público, los sistemas de selección y preselección, el papel de la formación, las retribuciones complementarias, los sistemas de provisión de puestos de trabajo, la negociación colectiva y el impulso a la normalización lingüística.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados