Noticias Cultura
Es

Miradas 2009

10 de julio de 2012

Los datos corresponden a 2009, último año completo analizado, en el que el volumen de ingresos y gastos del sector arrojó un balance positivo de 14,3 millones de euros

Las artes y las industrias culturales generaron en  Euskadi ingresos por valor de 463 millones de euros y más de 3.000 empleos

Las artes y las industrias culturales generaron en Euskadi ingresos por valor de 463 millones de euros y más de 3.000 empleos, según datos de la Estadística de las Artes y las Industrias Culturales 2009, estudio que ha analizado información de 595 agentes de los sectores de las artes escénicas (157), la música (135), las artes visuales (88), el libro (144) y el audiovisual (71). Precisamente, el audiovisual es el sector que acumuló más ingresos, con un 45,6% y empleos, con un 43% sobre el total.

Esta Estadística de las Artes y las Industrias Culturales se enmarca en un estudio más amplio realizado por el Observatorio Vasco de la Cultura que consta de tres fases: una primera edición realizada con datos de 2007, esta segunda, con datos de 2009, en la que se han introducido mejoras metodológicas en relación a la anterior y se han agregado la industria del libro y el mercado del disco, y una tercera edición en la que se evaluarán los datos de 2011 y se incorporarán los efectos de la crisis y su evolución en el tiempo.

La Estadística se caracteriza por un carácter marcadamente transversal, centrándose no sólo en cifras globales sino en cuestiones concretas como las asimetrías en los sectores, la distinción entre cultura reproducible y cultura en vivo, la evolución de la actividad económica de los agentes, el peso del euskera en la actividad cultural, el grado de dependencia pública entre los agentes privados, el nivel de innovación e internacionalización y el género.

En líneas generales, el volumen de ingresos y empleo de las artes e industrias culturales, con un balance positivo de 14,3 millones de euros, muestra que el sector de la cultura debe tenerse en cuenta como un sector importante en la economía de la Comunidad Autónoma.

Poca dependencia pública

La mayor parte de los agentes son de titularidad privada, el 59,2%. Éstos muestran una baja dependencia pública, con una media del 7,7% de ingresos que provienen de subvenciones. La mayor dependencia pública se produce entre los programadores de artes escénicas. También se sitúan por encima de ese porcentaje de dependencia los promotores privados de música y las productoras audiovisuales. En el otro polo se encuentran el libro, las salas de conciertos y las discográficas.

Por territorios, Bizkaia concentra a la mitad de los agentes pero la ratio por habitante es mayor en Gipuzkoa. Los agentes de mayor dimensión tienden a la concentración territorial y se encuentran muy mayoritariamente en las capitales, sobre todo, en Álava.

El estudio destaca que en los ámbitos productivos, la presencia del euskera está en torno al 50%, mientras que en el caso de la programación de artes escénicas, los espectáculos en euskera suponen el 36,6%.

En prácticamente todos los sectores existe un reducido grupo de agentes que concentran actividad e ingresos. Existen grandes asimetrías de dimensión y actividad y en la mayor parte de los casos, con excepción de las galerías de arte, el 20% de los agentes con mayor volumen de ingresos concentran más del 60% de los ingresos. Las mayores asimetrías se dan entre promotores musicales privados y las menores, como ya se ha señalado, entre galerías de arte.

Los agentes de los sectores menos industriales predominan en número. Así, la cultura en vivo concentra al 59,2% de los agentes, aunque su peso se reduce en cuanto a ingresos (30,2%) y empleo (38,0%).

Evolución

En términos de evolución respecto a 2007, se observa una consolidación de las organizaciones más potentes y problemas de supervivencia para los agentes con estructuras más pequeñas. Además, el volumen económico medio de los agentes en términos presupuestarios (ingresos y gastos) ha aumentado considerablemente. El mayor crecimiento absoluto de la media de ingresos se da entre los programadores de artes escénicas. Asimismo, la media de personas trabajadoras por agente ha aumentado en casi todas las tipologías de agentes (salvo en los exhibidores de artes visuales). La evolución positiva en cuanto a la dimensión económica de los agentes se traduce de forma tímida en el aumento del nivel de actividad media.

La música y la danza son los sectores con mayor grado de internacionalización. Casi un 35% de los conciertos programados por programadores musicales han sido de artistas o grupos extranjeros o plurinacionales. Asimismo, la producción musical es permeable a mercados externos, con una cuarta parte de las copias realizadas pertenecientes a grupos o artistas extranjeros. Sin embargo, en las exposiciones de artes visuales, los artistas extranjeros representan el 9,3%. Por otra parte, la presencia de las compañías de danza en los mercados internacionales ha aumentado considerablemente (de un 19% a un 31%).

Aunque las cifras globales muestran un ligero desequilibrio a favor de los hombres en el empleo cultural, con un 55,2% frente al 44,9% de mujeres, la realidad de cada sector es muy distinta. Entre las tipologías de agentes con mayor presencia masculina destacan las salas de conciertos en las que casi el 80% de las personas trabajadoras son hombres, un porcentaje similar al que se da en el comercio del disco donde sólo cuenta con un 30% de trabajadoras. Por otro lado, entre los productores de artes visuales, el 76,9% de las personas trabajadoras son mujeres, seguido de las librerías, con un porcentaje de mujeres del 67%.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación