Noticias Cultura
Es

El 46% de la juventud vasca está emancipada y la mitad vive en alquiler

28 de junio de 2012

El 46% de la juventud vasca está emancipada y la mitad vive en alquiler

La mitad de los hogares que forman están sobre-endeudados y dos de cada diez jóvenes vuelven al hogar familiar

El 46% de la juventud vasca de 18 a 34 años está emancipada, 15 puntos más que en 2003, y la mitad lo hace para casarse o vivir en pareja. El 51% tiene vivienda en propiedad, la mitad de los nuevos hogares que forman están sobre-endeudados y dos de cada diez terminan volviendo al hogar familiar. Estas son algunas de las conclusiones del estudio realizado por el Observatorio Vasco de la Juventud y presentado esta mañana por el director de Juventud del Gobierno Vasco, Natxo Rodríguez.

El informe se basa en una encuesta domiciliaria realizada entre el 14 y el 25 noviembre de 2011 a una muestra de 1.762 jóvenes de la CAPV de entre 18 y 34 años. El estudio, que se hace por primera vez, aborda cuestiones como la tasa de emancipación de la juventud, las preferencias en relación al régimen de tenencia de la vivienda o las dificultades para el acceso a la misma.

El dato más relevante es que el  46% de la juventud de 18 a 34 años vive en una vivienda diferente de la de su familia de origen, porcentaje que asciende hasta el 50% entre las mujeres. La tasa de emancipación es muy similar a la media española (45%) y si nos comparamos con otros países de Europa, el porcentaje es inferior a la media y muy lejos aún de las cifras registradas en el norte de Europa. Comparados con otras comunidades, el País Vasco se sitúa en los valores medios, por debajo de Islas Baleares, Valencia o la Rioja. Pese a esto, la tasa va creciendo progresivamente desde 2003, con un aumento de 15 puntos en los últimos ocho años.

La emancipación femenina no sólo supera en 8 puntos la masculina sino que, además, se observan diferencias en los modelos: ellas se emancipan en mayor medida que los hombres en pareja y con la vivienda en propiedad, mientras que ellos lo hacen más que ellas en alquiler y en solitario o con amistades.

El mantenimiento de la tasa de emancipación en plena época de crisis económica se explica por la motivación y la capacidad de adaptación situacional de la juventud: el 85% de quienes residen con sus progenitores desea emanciparse y tan sólo el 10% de las y los jóvenes que no prevén emanciparse en el plazo de tres años explican su decisión por la comodidad de vivir con sus progenitores.

Las principales dificultades para hacerlo son fundamentalmente económicas: ocho de cada diez jóvenes consideran dificultades "muy importantes" el precio de la vivienda, la falta de empleo estable y los bajos salarios, y siete de cada diez "la dificultad para acceder a créditos bancarios". Menos del 50% menciona "la escasez de la oferta de viviendas en alquiler" o "la falta de viviendas adecuadas para las necesidades de la juventud".

El modelo de convivencia en pareja sigue siendo el mayoritario (67%), con o sin hijos; sin embargo, la emancipación en solitario o compartiendo piso con amistades va creciendo y aglutina ya a un 27%. En esta línea, la razón más argumentada para emanciparse es casarse o vivir en pareja. Tras este deseo aparece la necesidad de independencia (38%) -mucho más importante en la CAPV que en España- y por detrás quedan los traslados por motivo de estudios o trabajo.

En cuanto a la forma de tenencia de la vivienda, la juventud emancipada se decanta casi a partes iguales por la propiedad y el alquiler: el 51% tiene la vivienda en propiedad y un 46% vive en alquiler. Hay que destacar que por debajo de los 30 años es mayoritario el alquiler y por encima de esta edad la mayor parte se decanta por la compra. Los hombres alquilan más que las mujeres.

Esto se traduce en que el 43% de la juventud emancipada tiene una hipoteca y la media de años pendientes para amortizarla es de 25, cuatro años más que la media de la juventud española. El importe mensual medio de la hipoteca es de 666 euros, superior también a la media española. Para un porcentaje importante (45%), el pago supone más del 30% de los ingresos totales del hogar, considerado como el umbral máximo de endeudamiento que garantiza la viabilidad de un préstamo hipotecario.

La mitad de las personas emancipadas en alquiler lo está porque no puede hacer frente al pago de una vivienda en propiedad y sólo el 28% muestra preferencia por el alquiler frente a tener una hipoteca. El importe medio de la renta de alquiler es de 564 euros, algo superior a la media española, lo que para un 55% supone también más del 30% de los ingresos totales del hogar.

Otras características destacadas de las personas jóvenes que viven de forma independiente son:

- Tienen una media de edad de 30 años y hay más mujeres que hombres.

- Seis de cada diez viven con su pareja y el 42% tiene algún hijo o hija.

- Siete de cada diez trabajan y la mitad dispone de más de 900 euros mensuales.

- Un tercio come o se lleva comida de casa de sus progenitores y el 13% recibe ayuda para el cuidado de los hijos e hijas al menos una vez por semana sin pagar por ello.

- Y a pesar de estar emancipados residencialmente, un 14% recibe ayuda monetaria de la familia de forma regular u ocasional.

 

Juventud no emancipada

La juventud vasca no emancipada supone un 53%, aunque el 85% desearía hacerlo: un 48% con su pareja, un 27% solo o sola y un 10% con amistades.

El 54% confirma que planea emanciparse en el medio plazo (tres años) y las razones son mayoritariamente el deseo de independencia (73%) frente a los que proyectan casarse o vivir en pareja (20%).

Quienes no proyectan emanciparse dan como razón fundamental la escasez de recursos económicos, lo que unido a la falta de trabajo o la inestabilidad laboral, suma el 60%. Una cuarta parte responde que aún es muy joven y sólo el 10% (19 puntos por debajo de la juventud española) menciona como razón principal "la comodidad del hogar familiar". Ocho de cada diez prefieren la propiedad.

En la juventud no emancipada hay un 19% de personas que habiendo vivido emancipadas han regresado al hogar familiar. De ellas una cuarta parte, en torno a 10.000 jóvenes, ha regresado obligado por la situación económica al perder el trabajo o no poder hacer frente a los gastos de la vivienda.

Otras características destacadas de este grupo son:

- Tiene una media de edad de 24 años y hay más hombres que mujeres.

- Menos de la mitad tiene trabajo.

- Sólo un 20% dispone de más de 900euros al mes y más de la mitad depende exclusivamente de los ingresos familiares.

- El 27% colabora económicamente en los gastos familiares.

Un comentario
  • @NatxoRodriguez
    28 de junio de 2012

    Comentario de Twitter:
    El 46% de la juventud vasca de 18 a 34 años está emancipada, y la mitad vive en alquiler. http://t.co/3v55OjLx

Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)