Noticias Cultura
Es

El Gobierno apoya con 150.000 euros la digitalización y difusión de archivos familiares y de entidades privadas (Acuerdo del Consejo de Gobierno del 19-06-2012)

19 de junio de 2012

Orden de la Consejera de Cultura, por la que establece el régimen de concesión de subvenciones para la organización, difusión y digitalización de Archivos no públicos.

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy la Orden de la consejera de Cultura por la que se convocan las ayudas para la difusión y digitalización de Archivos no públicos, propiedad de familias, organizaciones, asociaciones, fundaciones, etc. El programa está dotado con 150.000 euros.

El objetivo de estas ayudas es incentivar la organización de fondos de archivo de titularidad privada con el fin de que el patrimonio documental de Euskadi se conserve adecuadamente y se facilite su consulta y difusión en las redes y sistemas de información públicos sin violentar los derechos de sus titulares.

Las subvenciones cubrirán como máximo el 70% del importe de los gastos de ejecución, sin superar los 28.000 euros, y podrán destinarse a:
a) La organización de los fondos y la mejora de su tratamiento archivístico.
b) Su digitalización y creación de una copia digital para su difusión en la página web del Sistema Nacional de Archivos de Euskadi.
c) Su difusión e integración en el sistema de información Badator.

Con este programa, el Departamento de Cultura busca que estos fondos privados se traten según las técnicas más modernas y se garantice el acceso de la ciudadanía bien a través del servicio Badator del web de Irargi o de las facilidades que los propietarios ofrezcan.

Los resultados obtenidos hasta ahora con estas ayudas han sido muy positivos y han permitido organizar fondos privados, describirlos, digitalizarlos y poner en marcha trabajos de difusión cultural. En el ejercicio 2011 se financiaron 17 proyectos y la previsión para este año es apoyar hasta 20 diferentes.

Asimismo, el programa da respuesta a una demanda de ayuda que se genera desde diferentes organizaciones, familias y particulares para conservar, tratar con los adecuados medios técnicos y poder difundir a través de los sistemas que las actuales tecnologías ponen a nuestro alcance, fondos de archivo, colecciones y documentos de su propiedad. Gracias a ello se organiza de forma definitiva una parte del rico patrimonio documental que hay en manos privadas, afloran nuevos fondos no conocidos, se estimula a los propietarios a una paulatina implicación en la valoración y difusión de este patrimonio y se enriquece el servicio de investigación vía Internet, que constituye ya la referencia fundamental para cualquier investigación sobre Euskadi.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados