Noticias Vivienda, Obras Públicas y Transportes
Es

Arriola inaugura el nuevo Puente de Etxebarri, financiado a partes iguales por los Departamentos de Transportes y Medio Ambiente

6 de junio de 2012

La pasarela ferroviaria cuenta con un paso peatonal y un bidegorri entre Etxebarri y Basauri y reducirá el riesgo de inundabilidad en la zona

El Consejero de Vivienda, Obras Públicas y Transportes del Gobierno Vasco, Iñaki Arriola, ha inaugurado esta mañana el nuevo Puente de Etxebarri, situado en el punto kilométrico 4,901 de la Línea férrea Bilbao-San Sebastián, y cuya ejecución es fruto del convenio de financiación alcanzado por el ente público Euskal Trenbide Sarea y la Agencia Vasca del Agua (URA).

En el acto celebrado esta mañana en las inmediaciones de la estación de Etxebarri Arriola ha estado acompañado por el Director de URA, Iñaki Urrizalki, el alcalde de Etxebarri, Loren Oliva, así como por directivos de ETS, EuskoTren, Agencia Vasca del Agua (URA), ingenierías y empresas constructoras.

Las unidades de EuskoTren que cubren las líneas Bilbao-San Sebastián y Bilbao-Bermeo circulan por el nuevo puente desde mediados del mes de febrero. Sin embargo, los trabajos de urbanización de la zona se han prolongado hasta mediados del pasado mes de mayo.

Este proyecto impulsado por el Gobierno Vasco, además de mejorar la seguridad en el ámbito ferroviario, ha logrado eliminar el riesgo de inundaciones que se producía en este punto debido a las características del anterior puente.

La nueva estructura, cuyo coste final asciende a 6,4 millones de euros, cuenta con un único vano, por lo que evita apoyos intermedios sobre el cauce del río Nervión. De esta forma se suprime definitivamente el riesgo a que los elementos flotantes se acumulen contra la estructura y se den situaciones de desbordamiento e inundaciones. Asimismo, la pasarela es más fina y cuelga a mayor altura que la anterior, para que aunque crezca el cauce del río y acumule flotantes, tenga la altura suficiente y en ningún caso choquen contra el tablero del puente.

El nuevo viaducto dispone de un paso peatonal, de tres metros de anchura, que posibilitará el tránsito de los viandantes entre los municipios de Etxebarri y Basauri. Asimismo, la nueva infraestructura quedará habilitada para la implantación de un bidegorri, que facilitará la conexión de ambas localidades en bicicleta.

Esta actuación se enmarca en una planificación conjunta de las diferentes infraestructuras del transporte dependientes de las diferentes instituciones, cuyo objetivo es lograr una movilidad más inteligente, eficiente y, sobre todo, sostenible, y que incite a la ciudadanía a reducir progresivamente el uso del vehículo privado en favor de otros modos de transporte, en este caso, el tren y la bicicleta.

Ejecución y desarrollo de la obra

Las obras comenzaron en otoño de 2010, con la construcción de un puente en paralelo al existente entre los municipios de Etxebarri y Basauri en la vía operada por Euskotren. Esta solución garantizaba el mantenimiento del tráfico ferroviario mientras se construía el nuevo puente, a la vez que eliminaría el viejo puente que supone un obstáculo hidráulico en el cauce y que ha ocasionado en otros momentos inundaciones en la zona.

Una vez finalizada la construcción del nuevo puente, el 27 de noviembre de 2011 se efectuó un desvío provisional del trazado. El tráfico ferroviario estuvo interrumpido durante dos días. Mientras tanto se ofreció servicio de trasbordo en autobús.

Este desvío era necesario para demoler el puente viejo  y, a su vez, construir las cimentaciones del nuevo en su posición definitiva. Estos trabajos tuvieron una duración de 2 meses. Posteriormente y con el objeto de causar los menores perjuicios posibles a las personas usuarias, se fijó para el 11 de febrero de 2012 la nueva fecha de interrupción del tráfico ferroviario, con una duración de 4 días.

Durante este periodo se tuvo que  desmontar el trazado provisional, mover el puente lateralmente y bajarlo 50 cm. Posteriormente, se volvieron a montar las vías y las catenarias, así como restablecer todos los servicios que discurren por el tablero.

El puente antes del ripado estaba apoyado en 4 apoyos de neopreno zunchado de 1.633 y 1.193 toneladas que, a su vez, tenían un castillete metálico de 50 cm de altura, que era necesario para construir el puente a la misma cota inferior que el existente y no provocar un estrechamiento de la sección hidráulica.

El peso del puente es 3.700 toneladas y la longitud de desplazamiento lateral de 11.25 metros. Para su desplazamiento fueron necesarios 6 skidshoes de 750 toneladas de empuje vertical para levantar el peso, y 6 gatos horizontales de 60 toneladas para su empuje en horizontal.

Una vez concluido el ripado, y con el puente en su posición definitiva, la infraestructura mejora tanto el trazado ferroviario original, como la accesibilidad entre las dos márgenes al contar con un paso peatonal y un bidegorri y, a su vez, cumple el objetivo de salvar el Nervión sin pilas en el cauce, reduciendo así el riesgo de inundaciones.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación
Otros invitados
  • Iñaki Urrizalki, Director de URA y Loren Oliva, Alcalde de Etxebarri